Todo lo que toca lo convierte en éxito.

Amar vs Querer
Amar vs Querer

Me ha costado 3 años entender El Secreto de los RRHH y ahora que lo he descubierto, resulta que ya lo sabía.

“El secreto es AMAR”.

Dejad que me explique.

Muchos no sé si sabréis que trabajé 25 años en banca y como ocurre en casi todos los trabajos y como seguro que alguna vez os ha podido ocurrir a vosotros, pasé por todas las fases por las que se puede pasar: Ilusión y luna de miel, Aprendizaje. Entrega. Comodidad y costumbre. Dominas la situación y eres reconocido. Dudas: ¿disfrutas? ¿Eres feliz? ¿Qué estás haciendo con tu vida?, Decepción. Nueva búsqueda.

¿Te suena todo esto?.

Desde hace 3 años me dedico a los Recursos Humanos. En realidad siempre ha sido algo que me ha gustado, pero ahora me refiero a dedicación profesional. Poco a poco mi búsqueda me llevó a lo que realmente amaba y quería hacer: trabajar por y para las personas. Gracias a la pasión, el esfuerzo y a mucha gente que me ha ayudado, ahora me dedico exclusivamente a los RRHH y al Coaching y estoy feliz.

He podido visitar a grandes y reconocidos directores de Recursos Humanos de grandes empresas y pymes españolas. Directivos de referencia. He podido asistir a eventos relacionados con los RRHH y a entregas de premios. He participado en tertulias y programas de radio donde se hablaba de los temas relacionados con el capital humano de las empresas.

Temas como por ejemplo: “Atracción de talento, Employer branding, retención del talento, compromiso, liderazgo, management, millenials, …. Y todos aportando sus puntos de vista y opiniones, y después de escuchar y escuchar, para poder aprender de los mejores, como dice Francisco Alcaide, me he dado cuenta de cuál es el secreto:

“El secreto es AMAR

Amigos, no hemos descubierto ni inventado nada nuevo en los recursos humanos, el secreto es amar, porque el amor, todo lo que toca, lo convierte en éxito. Y como dice Pablo Arribas, ama como un valiente y rodéate de amantes apasionados por la vida y amantes de todo lo que hacen.

  • Si amas lo que haces, la empresa funcionará y contagiarás pasión y compromiso entre tu gente.
  • Si amas bien a todos tus equipos, serás mejor líder. Serás un líder que inspire y seduzca.
  • Si amas a tus empleados, atraerás, retendrás y desarrollarás más talento,
  • Si amas a todos tus stakeholders, tendrás una buena marca donde todos querrán trabajar y de donde nadie se querrá ir.
  • Si amas tendrás éxito, tú y todos los tuyos.

¿Os suena todo esto?.

Sí, es lo que nos enseñaron de pequeños, “Amar al prójimo como a uno mismo”.