La transformación digital es un asunto de “personas”

(Foto de ISOtools)

La clave del éxito en la transformación digital en una organización, no está en la tecnología, los canales o métodos que se implanten, sino en las personas.  

Tenemos que tener claro que la tecnología que implantemos ahora, no va a ser la que tengamos en unos años, pero sí es posible que estén las personas.

Son estas las que se tendrán que ir adaptando a los cambios, que cada vez serán más rápidos. Y las empresas que no sean ágiles en los cambios, tendrán graves problemas.

Esta transformación digital holística, pone al cliente en el centro y da un vuelco a los organigramas, que pasan de ser verticales a formarse por tribus, es decir, circulares, transversales y además móviles y líquidos.

Las nuevas metodologías de trabajo ágiles (Agile) requieren de personas con ciertas habilidades como:

  • Flexibilidad
  • Humildad y Egoless.
  • Empatía
  • Creatividad
  • Inteligencia emocional
  • Comunicación
  • Aprendizaje colaborativo

Por un lado, habrá que buscar este talento fuera de la organización, pero también habrá que buscarlo dentro y además formarlo y desarrollarlo.

Tendrás éxito en la transformación digital de tu empresa si preparas a las personas a que estén abiertas a los cambios, a que pierdan el miedo a compartir conocimiento y a que sean flexibles para aceptar los errores y recalcular ruta. Vitales serán también la creatividad y la comunicación para la innovación y reinvención.

Y lo mejor de todo, es que no hace falta tener ya la estratégica diseñada, de cómo se va a implantar la transformación digital, porque puedes empezar a formar ya, a tus equipos.

¿Te animas? ¿quieres estar preparado?

info@afincoach.com

Bienestar en el trabajo: Coach-in-company @Afincoach.

En la tabla hay escrito: «Aquellos lugares que dan respuestas sin oír preguntas».


Bienestar en el trabajo: Coach-in-company @Afincoach.

  • El pasado día 8 de mayo, tuve la suerte de asistir al decimosexto evento anual de Foro de Recursos Humanos en ESADE business school. Y tuve el placer de escuchar a sus protagonistas, Juan Manuel Rueda, director general de Personas, Organización y Comunicación de Santalucía, Federico de Vicente, vicepresidente Iberia&France en Gympass, Mercedes Almendro Hodgson, directora de Personas de España e Internacional en Mahou San Miguel, José Antonio González, director global de RRLL de HP Enterprise y presidente del Club de Dirección de Personas y Organización de ESADE, Luisa Martínez Abásolo, directora corporativa de personas en Vithas Hospitales y Marisol Sanz Saiz, directora Speciality Salud en Aon.
  • Todos coincidieron en que es necesario ofrecer entornos de trabajo saludables, no solo físicamente sino también emocionales. Son muchas las horas que pasamos en la oficina y está más que demostrado, con mediciones fiables, de que la productividad está, al cien por cien, relacionada con el estado físico y sobretodo emocional de las personas.
  • Pero, todos los que hayáis trabajo en una empresa por cuenta ajena, estaréis de acuerdo conmigo en que los conflictos, los desacuerdos, los jefes, algunos clientes, son los que aunque nos hayamos levantado con toda la voluntad del mundo y con toda motivación disponible, van mermando nuestro estado emocional y esto, a la larga, nos hunde y no nos deja ser eficaces ni productivos.
  • Cuando tenemos una mala racha, por diferentes motivos, podemos pedir a rrhh varias soluciones: formación técnica para sentirnos más seguros, desarrollo en competencias y habilidades para mejorar en nuestra comunicación, dotes de negociación, trabajo en equipo o liderazgo y cuando el estrés, bajos resultados o un conflicto se alarga en el tiempo, pedimos coaching.
  • Sin embargo, mientras solicitamos un coach, rrhh lo presupuesta, lo estudia y finalmente lo aprueba, si es que lo aprueba, ha podido pasar un año y el problema se ha agravado, el trabajador no da pie con bola, el conflicto se enquista, los resultados no llegan, el jefe tiene a su equipo desmotivado, se pierden clientes y se producen bajas por enfermedad. De hecho, actualmente las cifras indican que el 80% de las consultas médicas están relacionadas con el estrés. Por eso,

¿Qué os parecería tener un COACH-IN-COMPANY externo? uno o dos días en semana, dependiendo del tamaño de la empresa. Alguien a disposición de cualquier empleado para que en, cualquier momento, pueda hablar con él y trabajar sus emociones. En relación a temas tan variados como: tengo una conversación pendiente con mi jefe, he discutido con un compañero y no nos hablamos hace días, quiero pedir un cambio de puesto y no sé cómo, no estoy llegando a resultados y no sé qué más hacer, tengo que hacer una presentación y me da miedo hablar en público, etc etc.

¿Ha muerto el “Curriculum Vitae”?

Nuevas tendencias en reclutamiento de talento.

Hace unos días, en las noticias de una cadena de televisión, escuché que ya hay empresas que no miran el CV de los candidatos, sino que les hacen role plays o juegos. Bueno, lo que hace años eran dinámicas de grupo. La novedad es que ahora un experto en competencias observa, de cerca, utilizando también programas de software, los comportamientos de los candidatos.

Comportamientos observables que estarán, si o si, alineados con competencias y con valores, que la propia compañía tenga ya identificados. Competencias y valores importantes para la compañía, ya publicadas en sus webs y memorias, que entienden, son necesarias, para el desempeño de las funciones de sus empleados, en sus puestos de trabajo.

Por lo tanto, y ya que los hechos son más importantes que las palabras, esta nueva metodología, plasma y confirma que las competencias y los valores son cruciales a la hora de buscar talento.

Y yo me pregunto ¿qué ocurre con los empleados que lleven más tiempo en la organización?, ¿estarán a la altura en estas competencias, que ya los nuevos reclutados aportan?.

Sería conveniente alinear, a todos los empleados, nuevos y antiguos, en estas nuevas habilidades, competencias y valores, que la empresa haya identificado como cruciales para el mejor desempeño de las funciones y trabajos.

Por supuesto que hay que reclutar el mejor talento y por supuesto hay que identificar dichas competencias y valores, pero, tampoco podemos olvidarnos de nuestros ya empleados, a los que es necesario formarles en estas competencias.

Y ¿Qué ganamos con la formación y el desarrollo? por un lado, motivación y desarrollo personal de los empleados de la organización, por otro lado, y para la propia organización, su apuesta por la mejora de todos sus recursos empezando por sus personas, por su marca empleador y por el futuro de la organización.  

En Afincoach somos conscientes de que es muy complicado acudir a formaciones, y es que antes de ser coaches, hemos sido directoras en la empresa privada. Por eso proponemos, ante la necesidad de mejorar y la falta de tiempo de los profesionales en sus empresas, programas de largo recorrido con 1 sesión al mes de 4 horas para desarrollar 1 competencia en profundidad. La periodicidad mensual da continuidad, seguimiento y genera cambio de hábitos. Este cambio de hábitos se fortalece con mayor éxito si se acompaña de sesiones individuales de Coaching. Esta es tan solo una de nuestras propuestas en las que se cuida la mejora profesional con la gestión del tiempo. ¿Quién no tiene 4 horas al mes para su desarrollo y mejora en el trabajo? .

Recluta el mejor talento y no olvides desarrollar el que ya tienes.