¿AUN UTILIZAIS «PERFORMANCE REVIEWS» EN TU EMPRESA?

Recuerdo haber asistido a numerosas sesiones de la mal llamada evaluación del rendimiento; en unas ocasiones conduciendo la sesión y, en otras, siendo objeto de evaluación. Hoy puedo decir, sin temor a equivocarme, que sólo en limitadas ocasiones tuvieron algún efecto positivo en el desarrollo de nuevos comportamientos y, como consecuencia, en la productividad.

A ésto debemos añadir la tensión vivida los días previos, las horas dedicadas a la preparación de la reunión (por ambos lados) y el efecto en la motivación cuando los resultados no fueron los esperados.

Esta misma semana he leído un artículo de Dick Grote, Consultor de Recursos Humanos, publicado en Harvard Business Review. Dick no se centra en la utilidad o ausencia de la misma en dichas revisiones pero deja clara su preferencia por sesiones periódicas de Coaching entre los trabajadores y su line-manager, con la frecuencia que sea necesarias, pero nunca menor a una vez por trimestre. Si se utilizan de una forma seria, organizada y con interés genuino por la mejora de los colaboradores, los efectos serán impactantes.

¿Te imaginas tener la oportunidad de charlar con el líder de tu equipo de los objetivos y recibir feedback para su mejora? Una conversación sincera, abierta, con el único interés de mejorar tu desarrollo.

Afortunadamente, según la investigación realizada por HBR, el 77% de los Directores de RRHH manifiestan que una de sus principales prioridades es promover conversaciones más frecuentes. El problema radica en que hay un gran número de Managers que no han sido entrenados para liderar esas conversaciones y hacerlas productivas. Está en la mano de las organizaciones ofrecerles sesiones formativas de feedback, por ejemplo.

Huye de la tiranía del excel que tienes que completar con el resultado de la entrevista de performance review y solicita tu entrenamiento para convertirte en un verdadero Líder-Coach. Al fin y al cabo, como opinan en el Project Oxygen de Google, la mayor diferencia entre los buenos y los grandes Managers está en ser un buen Coach.

A continuación tenéis el link al artículo completo.

http://ow.ly/XXaB304M4Ql

UN PEREGRINO EN EL CAMINO DE SANTIAGO

Si al comenzar a leer este artículo vienen a tu mente recuerdos imborrables, posiblemente hayas pasado un tiempo caminando por senderos y cunetas en dirección a Santiago de Compostela.

Hace pocos días tuve la suerte de cumplir con el rito de asistir a la Misa del Peregrino y obtener la Compostela, tras haber caminado unos cientos de kilómetros, mantener interesantes conversaciones con desconocidos (hasta ese momento) y degustar la especialidad de cada zona (no todo va a ser andar).

Los orígenes del Camino se remontan al año 812 con el descubrimiento del sepulcro de Santiago el Mayor, pero fue en 1993 cuando recibió un impulso definitivo al ser declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Ahora son innumerables los caminantes que acuden cada año, desde diferentes partes del mundo. En 2015, más de 260.000 personas fueron registradas, de los cuales un 54% provenía de otros países, siendo los más representados, por este orden; Italia, Alemania, USA, Portugal y Francia.
Hay diferentes motivaciones cuando te lanzas a la aventura de recorrer el Camino y, cada uno llevamos las nuestras. En ocasiones las hacemos públicas pero me atrevo a decir que siempre guardas un motivo privado que cargas, al igual que la mochila, durante las duras jornadas. En base a las charlas que he mantenido con compañeros de fatigas, los motivos más habituales son:

– Religiosos
– Culturales
– Contacto con la naturaleza
– Deportivos
– Autoconocimiento
– Búsqueda de respuestas
– Retos
– Etc

Como veis, una gran variedad de motivaciones que hacen que todo tipo de personas tengan cabida, desde el grupo de adolescentes que quieren divertirse a los solitarios que cumplen parte del antiguo rito, realizando en silencio largas jornadas.

Conocí a un mexicano, un gran tipo, al que una enfermedad grave le cambió la forma de ver la vida. Tras su curación, gracias al trasplante de médula de un hermano, rompió con una vida muy parecida a la que tenemos muchos de nosotros. Cuando me crucé con él, no pude evitar decirle algo porque detecté que transmitía buenas sensaciones. Resultó ser una persona muy interesante, viajando por todo el mundo y que vuelve continuamente a Santiago buscando diversión, paz y reflexión.

En una de las jornadas estuve pensando un buen rato cuál sería el motivo de las personas con las que me cruzaba, su “para qué” y llegué a la conclusión de que el Camino es un enorme campo de entrenamiento donde adquirir nuevas habilidades y desarrollar competencias. Igual que algunos dedican sus vacaciones a tratamientos de choque para adelgazar, otros lo hacen con tratamientos menos agresivos en el Camino.

¿Cuáles serían algunas de las modalidades que se pueden entrenar?
Idiomas. Es una actividad ideal para quien quiera practicar inglés o alemán (también coreano, pero te cuesta un poco más encontrarles). Todos los días tendrás la oportunidad de hablar con peregrinos venidos de fuera y compartir unos kilómetros, o jornadas enteras. Podrás tener más horas de conversación que en un intensivo en tu academia.
– Escucha. Vivimos rodeados de ruido y estamos más dispuestos a dar nuestra opinión que a escuchar la de los demás. Debemos entrenar la escucha. ¿Te imaginas pasar unas horas al día sólo escuchando los pájaros, el rumor del agua en el río, el viento moviendo las hojas, los pasos sobre la arena y la piedra? Inténtalo; vas a descubrir sonidos olvidados y una sensación de paz muy gratificante.
Atención plena. Es un ejercicio sumamente interesante, especialmente indicado para quienes atienden constantemente diferentes acciones a la vez y no consiguen concentrarse en un solo tema. Consiste en centrar la atención en el canto de los pájaros, por ejemplo, y mantener la concentración en el mismo durante un buen periodo de tiempo. A continuación, se puede probar con el sonido del río, y así sucesivamente.
Timidez. Si eres de los que le cuesta hablar con personas que no conoces pero lo necesitas en tu actividad profesional, aquí tienes la oportunidad de entrenarlo, y sin riesgo alguno. Todas esas creencias que te limitan a hacerlo en tu entorno no tienen valor en este momento. Ponte el objetivo de entablar conversaciones con desconocidos cada día, dos, tres, cuatro personas. Si lo haces cada día, cuando vuelvas a tu actividad habitual, te será mucho más fácil.
Podría seguir hablando de forma interminable de los beneficios que vas a obtener, en base a los objetivos que te marques, hacer deporte, adelgazar, botánica, ornitología, etc, pero creo que es mejor que lo compruebes tú mismo. Sé tu propio “personal trainer”.

¡Buen Camino!

De la reflexión a la acción

Recientemente hemos desarrollado una jornada de trabajo con un Equipo de Ejecutivos del sector Retail enfocado en la identificación de palancas que impulsen habilidades de liderazgo. Al hablar de liderazgo, no es sencillo consensuar los puntos clave sobre los que actuar y tenemos cientos de versiones sobre lo que supone actuar como un LIDER.

Bajo mi punto de vista, las dos cualidades más importantes de un LIDER son:

– Marcar el Norte
– Desarrollar a las personas de tu Equipo

Con este pensamiento en mente, decidimos trabajar las habilidades que impulsan la consecución de objetivos y el desarrollo de personas.

Previamente hemos desarrollado un ejercicio de autoconocimiento e introspección por parte de cada Ejecutivo. Habitualmente este análisis de las propias competencias es muy revelador para cada persona, al ver su imagen reflejada en un espejo y tomar consciencia de sus fortalezas y áreas de oportunidad. Podría parecer que somos capaces de identificar tanto unas como otras; nada más lejos de la realidad. Si tomamos el análisis de conocimiento de «La ventana de Johari» nos muestra áreas de de la persona como son el área libre y el área oculta, pero también aparecen dos áreas de desconocimiento como son el área ciega y el área desconocida. Como Coach, cuanto más pequeñas sean estas dos últimas áreas tras el paso de algunas sesiones, más crecerá la autenticidad y transparencia del Coachee.

Me llama la atención que las Compañías no ofrezcan más ayuda para profundizar en estos aspectos, que considero son muy relevantes y pueden impulsar la consecución de resultados al siguiente nivel. Incluso sesiones de feedback entre colaboradores pueden aportar mucha claridad a esta parte del proceso.

Una vez realizado este trabajo previo, requiere menor esfuerzo centrarse en fortalezas para conseguir los objetivos propuestos. En este punto, no puedo dejar de mencionar la importancia de establecer un plan de acción detallado, donde el «cómo» es una parte fundamental. ¿A quién no le ha ocurrido plantearse un objetivo y olvidarlo pasados unos días o unas horas? Tener claro a quién voy a involucrar, cuándo empezar a poner en práctica las acciones y, sobre, todo cómo hacerlo, suponen un ticket para el éxito.

En resumen, analizarse y conocerse suponen unos cimientos muy sólidos para el crecimiento futuro. Identificar dónde queremos llegar y ponerle acción es acercarnos a ese futuro que hemos visualizado.

EL TALENTO EN ESPAÑA

Esta semana he tenido la oportunidad de asistir al #SAGEFORUM2016, junto a más de 2000 profesionales de sectores muy variados, con una amplia representación de pymes y micropymes. En primer lugar, no puedo dejar de agradecer a SAGE por su invitación y la organización del evento.

Pudimos ver a empresarios ya consolidados, como Kike Sarasola y su caso de éxito con Room Mate Hotels y también jóvenes emprendedores. Asistí a varias ponencias con tres temáticas:

– Transformación Digital
– Gestión del Talento
– Emprendimiento

En todos los casos había elementos comunes; la ilusión por lo que hacen, el talento y la generosidad. Generosidad para enfrentarse a una sala con 200 personas y contar tu proyecto, sin preocuparte de que te copien o descubran tus secretos. Y, sobre todo, mucho talento. Me maravilla la capacidad para hacer sencillo lo que, a priori, puede parecer muy complejo. Hay que romper una lanza por todas aquellas personas que se lanzan a poner en marcha un nuevo proyecto y no cejan hasta conseguirlo. Mientras algunos se detienen ante la primera dificultad para encontrar la financiación necesaria o para definir su producto/servicio hay otros que no se paran y continúan adelante. Uno de los ponentes utilizó una comparación que me gustó; es la diferencia entre estar sentado en una silla o en una bicicleta. En la bicicleta, si paras de pedalear, te caes al suelo,

Salí con una sensación muy positiva por el buen ambiente, las ganas de aprender y compartir  con personas interesantes con las que tuve la posibilidad de charlar. Muy alejado de la emoción que me produce la televisión, prensa y tertulias radiofónicas, donde todo parece ser un desastre, no hay hechos positivos y se resaltan los puntos negros frente a los logros. ¿Qué nos falta para cambiar la forma en la que nos comunicamos, vemos nuestra vida, nuestros proyectos…..? A menudo, sólo necesitamos que otra persona nos muestre que hay una forma diferente, no mejor, de observar lo que nos ocurre para que generemos otro tipo de acciones. Para un emprendedor, una dificultad no es un fracaso, sino una posibilidad hacia una nueva acción para resolver un problema.

¿Qué eliges; sentarte en la silla o pedalear?

LA CONFIANZA: EL GRAN PROBLEMA

Acabo de terminar de releer un libro que siempre me inspira. «Las 5 disfunciones de un Equipo» de Patrick Lencioni. Es muy sencillo de leer y guarda un mensaje muy potente para todas las personas que gestionan o son parte de un Equipo, independientemente del tamaño o nivel en la organización del mismo. De hecho, yo lo he puesto en práctica en un Equipo de 3 personas y en otros mucho mayores.

A modo enumerativo, detallo las 5 disfunciones a las que se refiere el autor:

1.- Ausencia de confianza.
2.- Temor al conflicto.
3.- Falta de compromiso.
4.- Evitación de responsabilidades.
5.- Falta de atención a los resultados.

Si repasáis estos 5 puntos, quien más quien menos reconocerá comportamientos y actitudes que ha experimentado en las dinámicas de su Equipo. Si no es así, sólo hay dos posibilidades, formas parte de un Equipo de Alto Rendimiento (enhorabuena) o no te interesa mejorar.

Por suerte (sí, es una suerte) lo habitual es encontrarse con estas actitudes, lo que nos permite mejorar y crecer. Para trabajar sobre ellas, debemos primero identificar qué está causándolas.

1.- Ausencia de confianza. Invulnerabilidad de todos o parte de los miembros del Equipo.
2.- Temor al conflicto. Armonía artificial.
3.- Falta de compromiso. Ambigüedad.
4.- Evitación de responsabilidades. Bajos estándares.
5.- Falta de atención a los resultados. Ego y mantenimiento del status quo.

Puede parecer que esta pirámide es tan grande como las de Giza pero realmente no es tan complicado trabajar con el Equipo para generar nuevos comportamientos que se traduzcan en mejores resultados. Todo empieza por la generación de CONFIANZA, cuya ausencia es la base en la que se asientan todos los problemas posteriores. ¿Recuerdas lo que ocurría en aquel EQUIPO donde no reinaba una pizca de confianza? ¿Cómo era la comunicación? ¿Quién asumía responsabilidades? Y, sobre todo, ¿cómo eran los resultados a largo plazo?

En jornadas de trabajo de 2-3 horas es posible ir generando actitudes diferentes que rompan las disfunciones. ¿Cuándo vas a probarlo?

WORKSHOP EN REAL CLUB DE GOLF LA HERRERIA

La semana pasada nos hemos enfrentado a un reto importante. Facilitar el proceso de aprendizaje de un grupo muy heterogéneo; jardineros, entrenadores deportivos, administrativos, directivos, camareros…… con un fin común. Crecer como Equipo y ofrecer una Experiencia de cliente 10 a quienes les visitan.

A juzgar por la valoración que hicieron del programa, podemos darnos por satisfechos. La implicación de los asistentes fue máxima y tenemos la certeza de haber contribuido a incrementar el valor para los clientes y el Equipo de La Herrería. Antes de comenzar, no dejaba de preguntarme, ¿qué lleva al Gerente de un Club de Golf a organizar un evento formativo de estas características? Los propios miembros del Equipo lo dijeron claramente en repetidas ocasiones. Y no es nada diferente a lo que sucede en todas y cada una de las Organizaciones que quieren crecer:

  • Formar un Equipo más potente. Actuar con compañerismo, ser una posibilidad (y no un obstáculo) para los demás y mejorar la comunicación.
  • Experiencia cliente 10. Fidelizar a los clientes existentes y atraer a nuevos.

Siempre hay una misma barrera para lograr el primer objetivo: FALLOS EN LA COMUNICACION. Podría decir falta de comunicación, lo que supone un problema pero mi observación me ha llevado a la conclusión de que la mayoría no hemos sido entrenados para comunicarnos correctamente. El entrenamiento y la proactividad en forma de feedback obran milagros.

Para conseguir una Experiencia 10, el discurso es similar; entrenamiento en la comunicación/trato con el cliente y proactividad para superar sus expectativas. En un mercado de productos y servicios similares donde el precio ya no hace la diferencia, la gestión del customer experience es la única herramienta con potencia suficiente que tenemos en nuestras manos.

Esperamos que disfrutéis en vuestra próxima visita a La Herrería.

 

IMPACTO DEL COACHING SISTEMICO EN LA EMPRESA

coaching de equipos

La mayoría de las Empresas están formadas por individuos que se relacionan entre sí. En unos casos forman equipos y , en otros, tan sólo tienen relaciones puntuales. En ambos casos hay un punto de unión, lo hacen en busca de un bien común. La función del Coaching Sistémico consiste en facilitar que cada elemento aporte valor añadido al sistema.

Es fácil comprender el beneficio que puede aportar un proceso de Coaching Sistémico (Coaching de Equipos) a la Organización:

– colaboración de sus miembros
– resultados superiores a los logrados por cada elemento de forma individual
– aprendizaje
– crecimiento personal
– mejora de la comunicación interna
– etc

Todos los Sistemas necesitan un cierto orden para funcionar de forma eficiente y no caer en el caos. En el Coaching Sistémico, se aplican las bases de la Teoría General de los Sistemas de Bert Hellinger. Son fácilmente reconocibles en el funcionamiento de los Equipos de Trabajo:

1.- Ley de Pertenencia. Cada colaborador tiene un vínculo con el Equipo. Si alguien es excluido, es todo el Equipo el que sufre.
2.- Ley de Prevalencia. Hay una jerarquía emocional en base a la antigüedad. Hoy en día, podemos decir que está en tela de juicio y es el Talento, o debería serlo, el que marca la prevalencia.
3.- Ley del Equilibrio. Debe haber reciprocidad entre lo que se da y lo que se recibe; ni todos «falsos humildes» ni «egoístas». Permitidme una broma; como dice José Mota «las ovejas que entran por las que salen».
4.- Ley de la Aceptación. En ocasiones, nos gustaría poder cambiar el status quo pero no es posible; normativa, complejidad, falta de flexibilidad en la Empresa….. Hay que aceptarlo. Lo contrario puede llevar a la parálisis. Habrá un momento para acometer el cambio y conseguir la mejora.
5.- Ley de Reconocimiento. Es tan sencillo como reconocer la aportación de cada individuo y no perder una sola ocasión de celebrar el éxito del Equipo.
6.- Ley de Jerarquía. La Dirección de la Empresa está al servicio de los Equipos y merecen el respeto del resto de la Organización. Al igual que ocurre con la Ley de Prevalencia, podemos abrir algún interrogante al respecto. Hoy en día se buscan estructuras más planas y radiales donde el respeto es clave en cualquier estrato de la misma.

Si, al leer este artículo, detectas roturas en alguna de estas leyes en la forma en que trabajan los Equipos en tu Empresa, es posible que la solución sea un proyecto de Coaching de Equipos. En Afincoach tenemos los recursos y conocimiento necesarios para ayudarte.

Gracias a Jorge Salinas (Grupo Atesora) que me ilustró e inspiró este artículo.

El Día de la Marmota

Quedan apenas tres semanas para Navidad y pronto empezaremos a leer los consabidos artículos donde nos instan a plantearnos nuevos retos para 2016. Lo de adelgazar y hacer deporte está muy bien pero… ¿no fueron estos mismos los propósitos hace apenas un año? ¿Qué ha ocurrido desde entonces?

Ya sé que os han dicho en innumerables ocasiones que no hay que mirar al pasado sino enfocarse al futuro. El pasado no puede volver a vivirse. Yo mismo se lo digo a mis clientes. No puede volver a vivirse pero… puede repetirse. ¿Y si me planteo los mismos objetivos y, en un año, estoy otra vez aquí, en la casilla de salida? El día de la marmota.

Vamos a ser originales. No te plantees retos nuevos. Revisa lo que ha ocurrido con los del año pasado. Si has logrado todo lo que te propusiste, hora de descorchar una botella de champán.
En caso contrario, pregúntate:

1.- ¿Cómo de relevantes eran estos retos para mí?
2.- De 0 a 100. ¿Cuánto has conseguido?
3.- ¿Qué podría haber hecho diferente para llegar a 100?

Con estas tres sencillas cuestiones, ya tienes un buen punto de partida para comenzar el año avanzando en tus retos.

No son pocas las ocasiones en las que la respuesta a la tercera cuestión es: -«haber buscado un apoyo».
Si es así, en Afincoach te lo facilitamos. Contacta con nosotros, prueba una sesión gratuita y empieza 2016 más cerca de tus sueños.

TALLER LIDER COACH DE VENTAS

En nuestro reciente taller de LIDER-COACH DE VENTAS donde contamos con la participación de más de 60 Directores/as de Tienda y Jefas/es de Restaurante, representando a 40 Empresas, hubo dos momentos memorables que resumen a la perfección la Visión que aquellos que trabajan (trabajamos) liderando a Equipos de Venta tienen sobre su función.

Les pedimos que identificasen los comportamientos que restan para liderar a un Equipo. Como no podía ser de otra forma, la mayoría señaló los que detallo a continuación, por este orden:

1.- soberbia
2.- comunicación pobre; escasa escucha, estilo dictatorial….
3.- generar conflictos; ausencia de objetivos, desconfianza…..

Puede parecer increíble pero todavía mimamos nuestro ego y actuamos con soberbia frente a nuestros Equipos. A menudo escuchamos que los colaboradores no abandonan empresas sino a su Jefe. Pues bien, podéis multiplicar esa situación, tantas veces como queráis, cuando aparecen actitudes soberbias.

No merece la pena detenernos por más tiempo en actitudes negativas y sí hacerlo con las positivas. Cuando les pedimos que las enumerasen, aparecieron las siguientes:

empatía
centrarse en las fortalezas
liderar mediante el ejemplo
comunicar
confiar
delegar
respetar
ser autocríticos
formar continuamente
actuar con flexibilidad

A primera vista, me llama la atención que nadie mencionase aspectos “hard”, como el conocimiento de cifras, dominio técnico del producto, experiencia con los procedimientos…….. Ahora podemos hacer un sencillo ejercicio, poniendo los aspectos hard en una columna y los soft en otra y hacer un rápido cálculo sobre qué porcentaje de tiempo dedican los líderes de nuestros Equipos en cada una de ellas. Imagino que nos podemos llevar una sorpresa. Si es así, ¿qué podemos hacer para garantizar que la comunicación, motivación, formación, etc, pasan a ser la línea principal de actuación.

Sólo encuentro una respuesta: entrenamiento. Ya sé que son aspectos emocionales y es más fácil desarrollar formaciones en técnicas de ventas y gestión de KPIs, pero el valor añadido que se obtiene al desarrollar técnicas de feedback, retribución emocional y gestión de las fortalezas es infinitamente superior. La figura de un Coach-Mentor puede conseguir resultados increíbles.

Estamos en la era de Internet, omnicanalidad y seguimiento del “customer journey” con e-beacons y, si quieres diferenciarte y añadir valor a tu cliente para fidelizarlo, tienes que trabajar con sus emociones. El Equipo de Ventas es el principal punto de contacto con el cliente que tiene tu Empresa. ¿Quieres desarrollar sus competencias y convertirles en Campeones de Ventas? En Afincoach podemos ayudarte.

¿ERES EMPRENDEDOR?

Emprendedor y emprendimiento son esa clase de palabras que se ponen de moda y comenzamos a utilizar en todo tipo de conservaciones y para múltiples situaciones. Sin embargo, no son conceptos ligados a la modernidad. Richard Cantillon lo cita por primera vez en 1730 en su libro Ensayo sobre la naturaleza del comercio en general. Personalmente, me gusta la definición que hace Peter Drucker, Un emprendedor busca el cambio, responde a él y explota sus oportunidades.

Pudiera parecer que hoy en día todos somos emprendedores; todo aquel que se embarca en un nuevo proyecto por cuenta propia recibe la etiqueta y pasa a formar parte de esta nueva clase social. Y me atrevo a asegurar que cada día se va a hacer más grande. El mercado laboral, por un lado, ya no fomenta relaciones a largo plazo sino ligadas a proyectos y resultados, lo que convierte en habitual cambios cada 4-5 años. Por otro lado, la generación que se incorpora al mercado, los millennials, no valoran un trabajo en la misma Empresa para toda la vida, como hacían sus padres, y se sienten más cómodos creando sus propios proyectos.

Esto me lleva a preguntarme si todos podemos ser Emprendedores y desaparecerá el trabajo por cuenta ajena. Creo que no. Tiene que haber una serie de capacidades y habilidades innatas que sirvan de palanca para lanzarte a desarrollar un proyecto propio. Y si no las tienes, tarde o temprano, te echarás atrás.

Hace unos días leí un artículo en www.marketingdirecto.com donde incluían una lista de actitudes para ser un emprendedor valiente.  Sin ese punto de valentía (algunos lo llaman locura) será complicado dar el último paso.
1.- No tener vértigo
2.- Asumir responsabilidades
3.- El proyecto es una prolongación de la persona
4.- Influyen positivamente en otros
5.- Comprometidos con crear algo diferente
6.- Se emocionan con su proyecto

Si te ves reflejado en los 6 puntos, posiblemente estás preparado para comenzar una nueva aventura profesional. En el otro extremo, si al leer la lista no sientes nada, mejor deja el emprendimiento para más tarde. Lo más habitual será que te veas en varios puntos y dudes en otros. Si quieres empezar tu propio proyecto pero sientes que te falta algo, no lo dudes, busca un Coach. Actuará como el acelerador que necesitas para multiplicar tu autoconfianza y sentirte seguro en los momentos más complicados. Sólo el hecho de compartir tus ideas con alguien aumentará tu compromiso y tendrás la oportunidad de recibir feedback sobre los pasos que vas dando.

Recuerda este proverbio africano; Si quieres ir rápido, ve solo. Si quieres llegar lejos, ve acompañado.