Formación VS Desarrollo

Para nosotros que venimos del Coaching Ontológico y que creemos en el poder del lenguaje, solemos fijarnos en el significado propio de las palabras.

Para mí, la palabra “formación”, me hace pensar en el ejército, en “¡¡ A formar, Ar!!”, en algo ordenado, impuesto y pasivo. Donde una persona instruye y los demás cumplen, donde una persona enseña y las demás digieren. Algo ordenado, inerte, pasivo, recto y casi perfecto. Necesario, en parte, pero donde cada uno crece a una manera y ritmos, que no son suyos y donde no se permite, en demasía, aportar el talento y la experiencia. La vida es imprevisible y cambiante y lo que necesitamos son herramientas para adaptarnos a los cambios. Los contenidos cambian pero, por ejemplo, la competencia para entusiasmarse por aprender no, el arte de escuchar para comprender, tampoco, y así podría enumerar muchas más.

 

Sin embargo, “desarrollo”, me inspira evolución y mejora continua, es algo activo, que se mueve y donde la persona participa y quiere. Y, además, lo hace a su manera. Como mejor sabe hacerlo. Con mejora continua y superando sus propias adversidades. Donde cada muesca o giro, son aprendizaje y crecimiento.

La “formación estaría más encaminada a conocimientos técnicos y el “desarrollo” a habilidades y competencias.

Los conocimientos se pueden obtener de muchas formas: con clases presenciales, tutoriales, on-line, con lecturas, etc, sin embargo, el desarrollo personal tiene que tener un acompañante, un entrenador o un coach, que te rete, que te provoque, que te haga entrenar duro, que te haga de espejo y te muestre. Alguien que desde el, NO Juicio, te impulse, haga que te fijes más en tus fortalezas. Una mirada apreciativa y que celebre contigo los pequeños y grandes logros.

Nosotras, como no podía ser de otra forma, somos partidarias del desarrollo.

Y cada vez son más las empresas que están apostando por planes de desarrollo en habilidades y competencias. ¡¡Enhorabuena!!.

Y es que, no hay que subestimar a nadie, no hay que juzgar, hay que sobreentender un gran talento en las personas que, muchas veces, está por descubrir y desarrollar. Además, los adultos no aprendemos porque nos obliguen, aprendemos cuando vemos la necesidad, cuando vemos el beneficio y cuando tomamos conciencia de dónde estamos y dónde queremos estar.

Solo así, es cuando decidimos “querer ser” y, no tanto, “querer hacer”.

¿Selecciona tu empresa el mejor talento?

 

Me reunía hoy con un amigo, CEO de una Asesoría Fiscal y laboral y a la vez que degustábamos un rico café de media mañana, compartía conmigo lo difícil que es, hoy en día, encontrar talento y más aún, retenerlo.

Puede presumir y yo puedo confirmarlo, que ofrece unas condiciones laborales tan ventajosas, que ya quisieran muchas empresas saber ofrecer y más aún, ya quisieran muchos trabajadores poder disfrutar. Sin embargo, hay veces que eso, por alguna razón, no basta.

Identificar y atraer el Talento verdaderos será la condición sine que non para la supervivencia y éxito de muchas organizaciones en el siglo XXI.

La estrategia necesaria para afrontar y gestionar un cambio constante y cada vez más desafiante requieren, sin olvidar la inteligencia y experiencia, de otras competencias específicas. Competencias como:

  • Motivación, tanto la propia como la ajena y entendiendo por motivación la mezcla de ambición y humildad.
  • Introspección o capacidad de adquirir y dar sentido a la información. Sacarle provecho. Pensar estratégicamente.
  • Curiosidad: impulso hacia los nuevos conocimientos y experiencias. Promover la curiosidad como activadora de la innovación.
  • Determinación: palabra que adora Pilar Jericó y que yo aprendí de ella. Valor para enfrentarse a los desafíos y adversidades.

Competencias, que por otro lado, se trabajan con coaching ejecutivo, tanto individual como de equipos.

No solo vale tener «buenos profesionales» sino “buenas personas”.

“Para ganar hay que contar con los mejores”. En un entorno cada vez más competitivo, es necesario reclutar al mejor talento y luego formarlo y retenerlo. Y por supuesto, no dejar nunca de entrenarlo. Si contratas a una estrella y luego no la entrenas, no será estrella mucho más tiempo.

Pero ojo, el líder debe ser el primero y dar ejemplo. Cuidar a su equipo, pensar en ellos como parte de una familia que trabajan por los mismos ideales, propósitos y siempre desde una visión conjunta.

Una organización en la que haya diferentes visiones del objetivo por el cual trabajan, está, bajo mi punto de vista, abocada a la desaparición.

Mi opinión es que hay que trabajar con cierta frecuencia en la visión compartida con todo el equipo. Dejar claro hacia dónde se va y para qué. Permitir opiniones de cada persona, que tal vez puedan estar viendo algo en los mercados que escapa del líder y que suponga un posible y necesario cambio de rumbo. De esta forma, estaremos atentos a lo que ocurre a nuestro alrededor, nos sentiremos parte del equipo porque se nos tendrá en cuenta y con ello generaremos un compromiso superior a la media.

El compromiso del equipo y sentirse parte del proyecto, es la mejor medicina para evitar la fuga de talento.

 

 

El día que decides empezar.


Acabas de empezar un proyecto importantísimo para ti, tal vez uno de los proyectos más importantes de tu vida y es “tu salud”.

Tu desarrollo personal es tu destino: en quien te conviertes se acaba reflejando directamente en lo que obtienes. Por eso, no hay mejor inversión que la que haces en ti mismo.

Y ¿Cuál es la mejor forma de conseguirlo? Fijándose en otros que ya lo consiguieron. Como decía Bertrand Russell, (filósofo, matemático y escritor, ganador del Nobel de literatura en 1950) “la mejor prueba de que algo puede hacerse, es que antes alguien ya lo hizo”.

Cualquier proyecto tanto personal como profesional persigue el éxito y si nos fijamos en las personas de éxito, veremos que se dan una serie de cualidades e ingredientes que se repiten. El éxito deja huellas y pistas que son comunes. Como decía Brian Tracy: “Si haces las mismas cosas que otras personas de éxito han realizado, sin ninguna duda tendrás el mismo éxito que ellos”.

En este artículo te lo vamos a descubrir para ti. Tu solo tienes que ponerte en marcha siguiendo sus ejemplos.

No hay nada que no esté a tu alcance si tienes una idea clara, precisa y concreta de lo que deseas y una inquebrantable determinación para ir en su búsqueda.

Se trata de ir descubriendo los pasos que dar sin desistir, de ponerse en movimiento e ir rectificando sobre la marcha sin venirse abajo. La vida siempre pone obstáculos, pero los límites los ponemos las personas.

Si estás leyendo estas páginas es porque te estás planteando cambiar o mejorar ciertos hábitos. El hecho de haber llegado hasta aquí ya es un primer paso importante. La psicoterapeuta Virginia Satir, escribió: “Siempre hay esperanza y oportunidad para cambiar, porque siempre hay oportunidad para aprender”. No importa dónde estabas antes, ni donde estas ahora, sino donde quieres estar. No seas prisionero de tu pasado. Tu pasado no es tu futuro; tu presente es tu futuro y tú eres en exclusiva quien maneja tu presente. Tu futuro depende de ti y de cada uno de tus presentes.

En primer lugar, vamos a compartir 3 grandes ideas que pueden ayudarte:

  1. No existen los límites.

Debes saber, que no existen los límites, sino estados emocionales limitantes. La imaginación es el punto de partida para crear y para empezar. Lo que deseemos, debemos desearlo ardientemente y después trabajar insistentemente para conseguirlo. La clave es: “La determinación”.

Para empezar conviene repasar el lenguaje que empleamos con nosotros mismos. Es decir, ¿es de limitaciones, dudas y fracasos o es de confianza en nosotros mismos, en nuestros recursos y en nuestras capacidades?.

Un pensamiento es como una gota de agua, no es gran cosa, pero una gota más otra gota, más otra gota,… acaban llenando un vaso de agua. Un pensamiento no produce ningún cambio en tu vida, pero un pensamiento repetido una y otra vez acaba pasando a formar parte de ti.

Hay que descartar la palabra “imposible”. En la historia de la humanidad, donde había una necesidad y un deseo, el ser humano puso imaginación y se puso a crear. Nuestra realidad no es la realidad, sino que nuestra realidad son nuestras creencias. Lo que a veces nos hace no avanzar en la vida, no es lo que sabemos sino lo que creemos saber y es falso. Estas son nuestras creencias limitantes. Durante muchos años se pensaba que para que un barco flotara, éste se debía hacer de un material que también flotara (madera), sin embargo, al cuestionar esta creencia (limitante) se atrevieron a pensar que tal vez la flotabilidad no dependía del material sino del volumen de líquido que desplazara, y de esta manera, se empezaron a construir barcos de hierro y otros materiales.

  1. Cualquier persona puede lograr aquello que se propone.

Hay que creer que somos capaces. Y repito la frase de Bertrand Russell:”La mejor prueba de que algo puede hacerse es que antes alguien ya lo hizo. Solo existe la determinación, la voluntad, el método y la paciencia”.

Lo primero que debemos cambiar de nosotros es la imagen que cada uno tiene de sí mismo. Lo que nos impide avanzar en la vida, no es la falta de talento sino la falta de confianza en uno mismo.

  1. La mejor forma de aprender es hacerlo de los mejores.

Y las 10 cualidades que se repiten entre las personas más exitosas son:

  1. Tienen claro lo que quieren.
  2. Son personas de acción: si uno decide algo pero no se mueve, en realidad no ha decidido nada. Existe otro peligro y es el tiempo. Éste es limitado y se agota. Dentro de unos meses te arrepentirás de no haber empezado hoy
  3. Son personas disciplinadas y la disciplina es hacer lo que se tenga que hacer aunque no apetezca. El mayor enemigo de la disciplina es la pereza y para conseguir resultados extraordinarios, no hace falta hacer cosas extraordinarias sino, hacer ciertas cosas de manera repetida y constante en el tiempo.
  4. Son personas de foco: no se dispersan y deciden una máxima prioridad. Dicen NO a otras cosas que les desvían del objetivo.
  5. Tienen paciencia: lo bueno se cuece a fuego lento. Queremos el cortoplacismoy la vida no funciona así. Hay que ser paciente.
  6. Trabajan en la Autorresponsabilidad: Las personas no autorresponsables son adictas a las excusas. Los 4 enemigos de la responsabilidad:
  • Quejas
  • Excusas
  • Víctimas
  • Culpables
  1. Poseen gran determinación: entendida como la decisión por anticipado de que pase lo que pase, uno va a seguir adelante. El trabajo más duro es no rendirse. La determinación es el compromiso con las metas. Se trata de: “hacer lo que haga falta, el tiempo que haga falta”.
  2. Son personas mentalmente sanas: con gran optimismo y no se flagelan cuando hacen algo mal. No tienen pensamientos negativos. Nuestra calidad de vida depende de la calidad de nuestros pensamientos. Cada pensamiento da o quita poder. El éxito es un estado mental. Hay que controlar y dominar la mente.
  3. Son personas que se mueven en entornos adecuados. Hay que buscar entornos emocionales apropiados.
  4. Son personas con actitud de mejora continua.

Para que esto te sirva de ayuda, puedes ponerte post-its con palabras que te ayuden a recordar estas ideas, como por ejemplo: “Tú puedes”, “no hay límites”, “determinación”, “paciencia”, …

¡¡¡ÁNIMO!!

Escrito por María Gil Octavio de Toledo

(De la charla de Francisco Alcaide en el IV Maratón de coaching).

 

Todo lo que toca lo convierte en éxito.

Amar vs Querer
Amar vs Querer

Me ha costado 3 años entender El Secreto de los RRHH y ahora que lo he descubierto, resulta que ya lo sabía.

“El secreto es AMAR”.

Dejad que me explique.

Muchos no sé si sabréis que trabajé 25 años en banca y como ocurre en casi todos los trabajos y como seguro que alguna vez os ha podido ocurrir a vosotros, pasé por todas las fases por las que se puede pasar: Ilusión y luna de miel, Aprendizaje. Entrega. Comodidad y costumbre. Dominas la situación y eres reconocido. Dudas: ¿disfrutas? ¿Eres feliz? ¿Qué estás haciendo con tu vida?, Decepción. Nueva búsqueda.

¿Te suena todo esto?.

Desde hace 3 años me dedico a los Recursos Humanos. En realidad siempre ha sido algo que me ha gustado, pero ahora me refiero a dedicación profesional. Poco a poco mi búsqueda me llevó a lo que realmente amaba y quería hacer: trabajar por y para las personas. Gracias a la pasión, el esfuerzo y a mucha gente que me ha ayudado, ahora me dedico exclusivamente a los RRHH y al Coaching y estoy feliz.

He podido visitar a grandes y reconocidos directores de Recursos Humanos de grandes empresas y pymes españolas. Directivos de referencia. He podido asistir a eventos relacionados con los RRHH y a entregas de premios. He participado en tertulias y programas de radio donde se hablaba de los temas relacionados con el capital humano de las empresas.

Temas como por ejemplo: “Atracción de talento, Employer branding, retención del talento, compromiso, liderazgo, management, millenials, …. Y todos aportando sus puntos de vista y opiniones, y después de escuchar y escuchar, para poder aprender de los mejores, como dice Francisco Alcaide, me he dado cuenta de cuál es el secreto:

“El secreto es AMAR

Amigos, no hemos descubierto ni inventado nada nuevo en los recursos humanos, el secreto es amar, porque el amor, todo lo que toca, lo convierte en éxito. Y como dice Pablo Arribas, ama como un valiente y rodéate de amantes apasionados por la vida y amantes de todo lo que hacen.

  • Si amas lo que haces, la empresa funcionará y contagiarás pasión y compromiso entre tu gente.
  • Si amas bien a todos tus equipos, serás mejor líder. Serás un líder que inspire y seduzca.
  • Si amas a tus empleados, atraerás, retendrás y desarrollarás más talento,
  • Si amas a todos tus stakeholders, tendrás una buena marca donde todos querrán trabajar y de donde nadie se querrá ir.
  • Si amas tendrás éxito, tú y todos los tuyos.

¿Os suena todo esto?.

Sí, es lo que nos enseñaron de pequeños, “Amar al prójimo como a uno mismo”.

 

¡¡Muere una adolescente, de 12 años, por coma etílico!!!

Me ha afectado mucho esta noticia porque tengo hijos de esa edad, pero no quiero entrar en detalles morbosos, solo quiero preguntar:

¿Prohibir o educar? .

Le podía haber pasado a cualquiera de nuestros hijos. Todos estamos expuestos. Nuestros hijos nos lo están pidiendo a gritos y nosotros, los padres, somos los responsables.

¿De verdad tienen que ocurrir desgracias como esta y tantas otras para que reaccionemos?, al parecer los casos de intoxicación y comas etílicos están a la orden del día los fines de semana, pero hasta ahora no había muertos. Y claro, “eso no me pasará a mí, claro, eso solo le pasa a los demás. Además yo ya le digo a mi hij@ que no beba”.

¿Debemos prohibirles o debemos educarles? Con qué moral les podemos decir a nuestros hijos que no beban porque es malo, cuando nosotros, sus padres, bebemos casi a diario y a veces incluso más de una vez al día. Es un acto social. Quedamos a tomar el aperitivo con vino y cañas, quedamos a cenar con amigos por ahí o en casa  y  nunca falta el alcohol, pero ¿qué cinismo es este?. En nuestro lenguaje hablamos de quedar a tomar una caña, tomar unas copas, ir de vinos, etc…. ¿Qué aprenden ellos?. Nuestros hijos nos imitan y repetirán patrones la gran mayoría de las veces.

Yo os pregunto, ¿Cuántas horas habláis con vuestros hijos? más importante aún, ¿Cuántas horas les escucháis? muchos os sorprenderíais si pudierais observarles tras un agujerito cuando ellos no os ven.  ¿Os habéis fijado alguna vez que sólo les preguntamos lo que hacen? . ¿Qué sabéis de ellos, de su SER?.

Hace dos años yo aprendí a escuchar, y no imagináis lo maravilloso que es. Se descubren tantas cosas de las personas, tantos talentos, tantos miedos, inseguridades y también tanta bondad, tanta grandeza …

Ahora me doy cuenta de toda la razón que tenía mi madre, que ha sido la mejor coach que jamás he conocido, y es que ella, siempre ha defendido que a los hijos hay que escucharles, educarles, formarles en valores y luego darles libertad. Así ellos podrán experimentar, equivocarse, aprender, caerse, levantarse pero siempre con los pilares de los valores que son lo más importante. Para esto se necesitan muchas horas de escucha, pero no cuando empiezan a salir, sino desde que tienen uso de razón. Y sobre todo, resaltar siempre sus virtudes. Con ello, les reforzaremos, aumentaremos su autoestima y haremos de ellos personas más seguras que podrán tomar mejores decisiones.

Supongo que este tema me toca más que otros en este momento, primero porque tengo 3 hijos y también porque ahora a mi alrededor todas mis conocidas tienen hijos adolescentes que en cualquier encuentro, empiezan a compartir conmigo todas sus inquietudes, problemas y preocupaciones que tienen con ellos. Unos no quieren estudiar, otros no van a clase, otros no se comprometen con nada. Y yo escucho. Sí, escucho atentamente y pienso yo haría, yo diría pero, ¿no es cierto que resulta mucho más fácil cuando el hijo no es el tuyo?.

No sé si es que ahora nos hemos excedido en sobreprotección, en diagnósticos, en atención psicológica en los propios institutos, etc, que, ¿no será que tal vez buscamos donde no hay? Y cuando encontramos algo ¿queremos delegar el problema en lugar de enfrentarnos nosotros a él?

Pues mi opinión es que bastaría, en la mayoría de los casos, con “escúcharles”. Ayudarles a encontrar su esencia, su SER. Y dejar de preguntarles lo que hacen.

 “Educar a un hijo no es hacerle aprender algo que no sabía, sino hacer de él alguien que no existía” (John Ruskin).

El coaching no ha inventado nada, simplemente ha sido una forma de recordarnos aquello que ya hacían nuestras abuelas y nuestras madres y que teníamos olvidado, escuchar y mantener conversaciones.

 

MÁS GENTE AUTÉNTICA POR FAVOR!!

blog-gente-autenticaEl blog de hoy trata sobre algo que lleva rondándome la cabeza varios años y que no me había dado cuenta hasta que he conocido a alguien tan vivo, alegre, espontaneo y auténtico que me ha hecho darme cuenta de que  hacía mucho tiempo que no conocía a nadie así y tal vez sea porque estén en peligro de extinción. Esta persona me ha hecho conectar con este sentimiento. Y es la falta de espontaneidad en la gente y cómo cuando alguien lo es, al resto le sorprende e incluso se le mira de reojo como a un bicho raro. Y yo quiero aquí y ahora, reivindicar eso:

“¡¡Por favor, más gente auténtica!!.

¿Hemos perdido la capacidad de ser auténticos? ¿De qué tenemos miedo?.

Cada vez hay más gente que vive de forma autómata, sin sentir ni padecer, corriendo, aparentando, mostrando una fortaleza y seguridades inventadas. Nos preocupan cosas como el poder, el status social y el profesional, el dinero, y yo me pregunto, ¿qué ha pasado con el “sentir”?.

Son los walkingdeath o los llamados también en las organizaciones los workingdeath. Cuerpos sin almas al fin y al cabo. El 90% de los problemas en las organizaciones suelen estar asociados a la mala comunicación y eso pasa por no comunicar desde el sentir. “Como yo me siento con esto o cómo esta situación me hace sentir”. Desgraciadamente igual pasa en muchas parejas.

Mi nueva profesión, que me encanta y apasiona, no deja de sorprenderme cada día más. Estoy teniendo el privilegio y la gran oportunidad de conocer mucha gente nueva y en cada una de ellas descubro fantásticas cualidades en personas increíbles. Sin embargo, muchas de ellas tienen en común que no se atreven a ser y actuar tal como son, y yo creo que es por miedo a mostrarse vulnerables. Y yo digo: ¿y qué?, ¿y qué si no soy perfecto? ¿y qué si digo lo que siento y cuando lo siento? ¿y qué si arriesgo de nuevo a vivir las mejores emociones de la vida como la pasión, la entrega, la aventura? ¿ y qué si vuelvo a sentir?.

Hay algo que especialmente me pone de los nervios y es cuando alguien dice, “Es que como me hicieron daño una vez, entonces me he puesto una coraza y ya no dejo entrar a nadie en mi vida”, pero, ¡¡¡¿qué sandez, por no decir otra cosa, es esta?!!!, ¿de qué película de tercera categoría han sacado esta tontería?. Pues hala!!, ve de víctima y sufre!!. Cuando te quieras dar cuenta, estaréis solos tú y tu coraza. Perdón por el ímpetu.

He podido leer el artículo de un sanitario que trabajaba con ancianos, ya en cuidados paliativos y escribió cuáles eran las tres cosas que estos más repetían en sus últimos momentos:

  • Deseaban haberse atrevido más en la vida.
  • Deseaban haber dicho más veces te quiero.
  • Deseaban haber estado más tiempo con las personas queridas.

Cuando cumplas 90 años, ¿qué querrás decirte?.

Y creo que es porque en general estamos, con perdón, “capados emocionalmente”. Lo bueno de mi profesión es que en las sesiones de coaching, los coachees se abren al coach y cuentan todas sus inseguridades, sus pasiones ocultas, sus debilidades, sus sueños y deseos, en pocas palabras, se muestran tal como son, en esencia, y eso, a fin de cuentas, es lo más maravilloso del ser humano; por un lado su capacidad de amar y por otro lado su capacidad de equivocarse y aprender de ello. Vulnerables a fin de cuentas.

No puedo hablar de los procesos que coaching que hago pero si deciros que en todos estoy  encontrando gente extraordinaria. Solo quiero compartir con vosotros algún detalle como el de una neuropsicóloga que tras varias sesiones hablando de su clínica, lo que realmente estaba deseando era tener familia. Ahora tiene un bebe y está feliz. Un violinista cuya gran pasión es llegar a ser bombero. Está en ello y lo va a conseguir. Un ingeniero que reconduce su vida profesional, no sin miedos, por supuesto, pero con ganas, valor y entusiasmo. Una estudiante de ingeniería, llena de vida, apasionada por sentir y que nota como su entorno y la sociedad intenta taponar sus sentimientos, cuestionando su lágrima fácil.

Son todos increíbles y muchos no lo saben aún.

Los sentimientos que me han inspirado a escribir este post, me los ha despertado una persona muy especial. Un tipo de persona que creí en peligro de extinción. Alguien auténtico, vivo, atrevido, espontáneo, alegre, feliz, sin miedo a decir todo lo que pensaba, sin miedo a “sentir”.

Hacía mucho mucho tiempo que no conocía a nadie así.

GRACIAS.

 

 

JJOO Rio 2016: “ESFUERZO Y SUPERACIÓN: EL PODER DE LA MENTE”

Rio16

No sé si compartiréis conmigo el amor al deporte, pero no puedo dejar de mencionar en estos días los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro y no por el acto en sí, sino por la cantidad de historias personales que cada uno de los cientos de deportistas llevan a sus espaldas. Todas, seguro, cargadas de mucho sacrificio, enorme esfuerzo, trabajo, persistencia y afán de superación. Y sin embargo, la gran mayoría, sin tener asegurado el éxito.

Cuatro años de entrenamiento físico y mental, con una única visión, medalla olímpica. Que se la juegan en unos pocos días y vuelta a casa. El cuerpo está en sus mejores condiciones pero ¿y su  mente? ¿estará a la altura en el momento del pistoletazo?. En ese momento todo depende de ella. Los psicólogos y coaches deportivos trabajan con ellos esa parte del cuerpo que es en esos momentos la más importante. Hemos podido ver cómo se le da la vuelta a un partido de tenis, cómo desde una quinta posición, se puede «esprintar» y llegar en segundo o tercer puesto, etc etc. Ahí está la mente, en su mejor momento, retándonos, exigiéndonos. Para ello se ha entrenado.

Yo me imagino que en ese momento la mente les está diciendo: “¿tanto esfuerzo para un quinto puesto?, ¿te vas a quedar mirando cómo otro se lleva la medalla?¡¡¡corre, vuela y supérate!!! ¡¡¡Tú puedes más!!!.

A mí me inculcaron el deporte desde muy pequeña,  en mi colegio en un pueblo de la Mancha, en el que nuestro profesor de gimnasia, un gran apasionado, nos exigía y nos hacía esforzarnos mucho, y a costa de su tiempo (seguro que no cobraba más por ello). Hacíamos horas extra de entrenamiento para luego llevarnos los fines de semana a campeonatos provinciales e interprovinciales. Gran época aquella. Y cómo nada olvidamos, desde hace 4 años he vuelto a correr y a hacer salto de altura. Hace tan solo 6 meses, mi mente me decía que no podría pasar de los 6 kilómetros pero me di cuenta, que todas las limitaciones están en la mente, así que me dije: “¿cómo que no puedes? Aunque sea andando, tú hoy vas a hacer 10 km”. Y los hice. Tardé 1 hora y 3 minutos, pero lo hice. Desde entonces, ya no me permito hacer menos y los tiempos van variando, pero eso es lo de menos. Con lo que me quedo es que mi mente dominó a mi cuerpo, y me siento muy orgullosa. Ahora trato de comparar ese reto deportivo con retos profesionales y me digo “¿cómo que no puedes? Claro que sí. Si otros pueden, tú también”.

Muchos ya sabréis que el coaching surgió en el deporte. Se trataba de incomodar a la persona y retarle para que se superara e intentara cosas que no se creía capaz. Después se llevó a la empresa y la gran mayoría de personas que lo ha experimentado han quedado encantados. Han ampliado su ángulo de visión y de acción sobre sus posibilidades, han destruido creencias irracionales limitantes y ello les ha permitido probar cosas nuevas, algunas con éxito y otras no tanto pero todas con un gran aprendizaje detrás. Puedes ser el mejor de los técnicos en tu trabajo que si no sabes pensar y dirigir tu mente, no llegarás muy lejos en tu carrera profesional. Entonces, ¿por qué estudiamos tanto, nos preparamos tanto, hacemos mil masters, trabajamos y trabajamos para tener más experiencia y por el contrario, no preparamos nuestra mente?. Ella será en definitiva, la que a la hora del pistoletazo, decidirá si tenemos o no éxito.

Nuestras habilidades e inteligencias inter e intrapersonal y lingüística, serán las que decidan nuestro futuro, mucho más allá de nuestras titulaciones y masters.

¿Para qué no trabajar en ellas?logo

Employer branding

images (4)Tema muy de moda últimamente, sin embargo, las organizaciones se empeñan en hablar y hablar pero nada dicen del “cómo” hacen para atraer talento y es que en España tenemos un problema. Un 70% de las empresas en España son Pymes y sus dueños, que en muchas ocasiones son además los directores de rrhh, financieros o de marketing, no tienen ni recursos ni formación para llevar a cabo esta tarea tan importante que es la de atraer el mejor talento. Y ya no solo hablamos de atraer sino de mantener ese talento y de en definitiva, enamorar a tus empleados.
Solo unas pocas gozan del tamaño y los recursos para tener el prestigio de atraer el talento. He de reconocer que unas pocas y gracias a personas que trabajan en ello, promueven el orgullo de pertenencia y generan esa cultura de atraer el talento. En algunas incluso empoderan a las personas para que ellos mismos diseñen su propia formación y así puedan elegir su trayectoria y desarrollo profesional, pero ¿cómo pueden hacerlo las pequeñas?.
Muchas ahora, no sé si por la moda o por qué, publican unos valores maravillosos con los que dicen se identifican pero ¿realmente se viven día a día? o ¿el trabajo operativo les come y nadie dedica ni un momento a contemplar su estado actual y donde quieren ir?. Y ¿la comunicación?, ¿es realmente fluida?.
Hoy he tenido la suerte de compartir mesa y tertulia con Foro de Recursos Humanos en la Cámara de Comercio de Alemania junto a directivas de las empresas como Reparalia, Afianza, Speexx y Zeiss.
Entre los comentarios más importantes podría destacar que hay que buscar las competencias y la actitud en la atracción de talento y no tanto en las habilidades técnicas o que se venga o no del mismo sector. Hay que enamorar a las personas y como dice Richard Brandson:
“Entrena a la gente lo suficientemente bien como para que se puedan ir, trátalas lo suficientemente bien como para que se quieran quedar”.

También se ha resaltado la comunicación. Tanto externa como interna, es decir, el marketing y los rrhh deben ir de la mano y los rrhh deben estar involucrados en el negocio más que en los asuntos administrativos. E internamente promover los valores y vivirlos en el día a día.
Pero y las Pymes, ¿cómo pueden hacerlo?, tal vez la única forma sea a través de la formación de sus CEOs. Para ello surgen empresas como Afincoach que ofrecen a organizaciones de cualquier tamaño la posibilidad de formarse en habilidades y competencias diseñadas exclusivamente para ellas.
En primer lugar y tras un análisis de la situación, se estudia qué competencias están necesitando y después se diseña la intervención. Generalmente se eligen dos o tres competencias como comunicación, escucha activa, feedback, resiliencia, compromiso, gestión del cambio, etc, y tras una explicación conceptual se trabaja a través del “learning by doing” que es la mejor manera de interiorizar y hacer hábito el concepto. Con herramientas de coaching, acaban todos desarrollando los talentos que tenían ya latentes y que por cualquier motivo no habían puesto en valor todavía.
La clave del éxito es cambiar el lenguaje, en primer lugar el CEO y de ahí hacia abajo y horizontalmente.
Se nota el cambio y el éxito cuando cambia el lenguaje.

 

Afincoach en el Colegio de Economistas de Valencia «Taller gestión del cambio»

IMG_1798 Afincoach

COEV

 

TALLERES PARA LA GESTIÓN DEL CAMBIO 2016

El pasado 15 de abril el equipo Afincoach tuvimos el placer de participar e inaugurar el ciclo de talleres organizado por el Colegio de Economistas de Valencia COEV, que tiene como título “La gestión del cambio”.

Compartimos y agradecemos enormemente a todo el equipo de formación del COEV y especialmente a Pepa Terrada que nos haya dado esta oportunidad, sobre todo por haber confiado en nuestra experiencia para aportar todos nuestros conocimientos relacionados con el mundo de las personas, antes llamados los recursos humanos. Personas que cada una con unas circunstancias diferentes, buscan inspiración para diseñar sus vidas.

Los talleres están enfocados tanto a colegiados que se encuentren en situación de desempleo, como a los que por alguna razón quieren cambiar sus puestos laborales actuales o incluso a aguno  que ha decidido dar el salto hacia el emprendimiento.

¡¡¡Os deseamos mucho éxito a todos!!!

Y no olvidéis que el: Éxito = Pasión + Ilusión + Persistencia

Igualmente tendremos el placer de volver a participar cerrando el ciclo de  estas actividades el próximo día 27 de mayo con un último taller enfocado a diseñar un nuevo mapa de ruta.

Nuestra principal intención para estas jornadas, es transmitir a cada una de las persona que acudan, que siempre, si lo desean, estarán a tiempo de cambiar y de decidir qué quieren hacer con su vida y que Afincoach podrá acompañarles siempre que lo deseen.

Nuestro primer taller ha estado enfocado a presentar un símil entre cualquier organización y uno mismo, llamando al proyecto de búsqueda activa de puesto de trabajo, “Yo, S.L. business plan”.

Partiendo de la situación actual, se analizan con detalle el balance y la cuenta de resultados de Yo, S.L. y de ahí, podrá cada uno decidir qué estrategias va a emprender en su sociedad Yo, S.L..

Creo sinceramente que estuvo acertado y no lo digo yo, si no las valoraciones que nos dieron y el comentario que un asistente ha tenido el detalle de colgar en nuestra web y que quiero compartir con vosotros:

F.S.

(Lunes, 18. abril 2016 13:03)

Genial el taller «Yo, SL Business Plan». Una manera muy original y amena de hacernos replantear nuestro «YO».
Enhorabuena!

Muchas gracias F. esperamos que vuelvas el 27 de mayo y que puedas decirnos que estás teniendo mucho éxito.

A grandes rasgos y sin entrar en detalles porque lo que queremos es que pruebes nuestros talleres, quisimos hacer ver que la situación actual (balance de situación), sea la que sea, puede ser cambiada. La zona de confort (cuenta de resultados) puede ser, una zona placentera o no, pero ahí no pasan las cosas mágicas, ya que conocemos su extensión. Las cosas nuevas no pasarán ahí sino fuera de ella. Hay que atreverse a dar el paso. Y si la cuenta de resultados es negativa, tendremos que diseñar una nueva estrategia. Desde conocer bien nuestro propio yo (nuestro producto), dónde quiero trabajar (plaza), a quienes me voy a ofrecer (promoción) y mi valía (precio). Pero tal vez lo más importante en mi empresa Yo, S.L. al igual que en la mayoría de las empresas, es la comunicación. Tanto la comunicación interna (entre empleados) como la comunicación externa (hacia los clientes). En el caso de mi empresa Yo, S.L., estaríamos hablando de cómo me hablo a mí mismo y cómo estoy contando a mi entorno mi situación y lo que estoy viviendo.

Te deseamos lo mejor con tu proyecto de empresa Yo, S.L.

Haznos saber tus logros.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

8 de Marzo: Día de la mujer

logo

trabajadores24108 DE MARZO: DÍA DE LA MUJER.

Yo prefiero llamarlo, aunque supongo que como a la mayoría de las mujeres de hoy, día de las mujeres a secas, ya que trabajadoras, somos todas.

Hoy he tenido la suerte de compartir, gracias a Francisco García Cabello, Ceo de Foro de los recursos humanos, mesa redonda y tertulia con mujeres directivas del ámbito de los recursos humanos, tanto de empresas nacionales como de empresas multinacionales, en donde se han podido debatir temas tan interesantes como la conciliación y la productividad. Pero como no podía ser de otra forma y en una mesa de mujeres, han salido temas directamente relacionados que me gustaría compartir con todos vosotros.

En primer lugar, deberíamos empezar, como prácticamente en todo, con la educación de los niños no solo en las escuelas sino desde casa. Que en esa igualdad en la conciliación o flexibilización,  los niños ni siquiera se tuvieran que cuestionar si es mama o papa el que está o no está presente, si no por igual.

La conciliación debería ser tanto de hombres como de mujeres ya que de lo contrario caeremos en el peligro de que si en la mayoría de las ocasiones es la mujer la que va a disfrutar de esa conciliación, se podrá producir cierta discriminación en la contratación de mujeres.

También se ha afirmado que en las empresas el tema de la conciliación debe ser impulsado por el CEO, ya que de lo contrario, el desgaste por el esfuerzo hará que en muchas ocasiones se deje de lado y acabe en agua de borrajas.

Un dato curioso es el de que más del 50% del absentismo laboral se debe a asuntos familiares, con lo que si hubiera flexibilización en las jornadas, este absentismo se vería disminuido considerablemente.

En general, la mayoría de las directoras abogan por la consecución por objetivos ya que de esta forma, se acabará en cierta manera con el “presentismo” y se fomentará la responsabilidad y esto incidirá en la productividad y por tanto en las cuentas de resultados de las organizaciones. Esto lleva a su vez implícito que habrá que generar más confianza y responsabilidad.

Si es cierto que en España hay mucha cultura de la presencia, y os lo confirmo yo rotundamente después de haber trabajado más de 20 años en banca y haber luchado bastante contra esa lacra, con bastante poco éxito por cierto. Pero ha habido algo que me ha gustado especialmente en la tertulia de hoy y que viene a cuento de esta cultura y es: el peligro del “absentismo presencial” o también llamados cuerpos sin almas que vagan por las oficinas.

Y finalmente se ha comentado que seguramente estos problemas que ahora si vivimos, van a desaparecer en bastante poco tiempo con la incorporación de los millenials y generación Z al mercado laboral, ya que ellos ya traen de fábrica otra cultura. Quieren trabajar por proyectos que les apasionen y exigen desde el primer momento un horario que les permita conciliar ya no solo familiarmente, sino personalmente.

Por tanto, las empresas que avancen en estos temas de conciliación o flexibilización, confianza y compromiso, consecución por objetivos, tendrán además mayor capacidad de atracción de talento, de retención y conseguirán el tan deseado “employer branding”.

Más información sobre este encuentro en FORO DE LOS RECURSOS HUMANOS: http://bit.ly/1p5WZyL