¿BILINGÜISMO O CONFUSION?

Mi amigo Bill me envía desde Chicago un artículo de Javier Marías en el que se abre un debate sobre la efectividad de la creación de Colegios Públicos bilingües, vistos los resultados cosechados, a su juicio. No voy a entrar en este asunto pero me ha hecho reflexionar sobre el uso que hacemos del lenguaje y, sobre todo, para qué lo utilizamos de la manera que lo hacemos.

Me reconozco fácilmente incluyendo palabras anglosajonas en mi comunicación, y no me refiero a las que más pronto que tarde acabarán formando parte (o ya lo hacen) del DRAE sino a otras de índole más técnico comúnmente usadas en un sector de mercado o, incluso en una Empresa. Recuerdo con una sonrisa cómo, en la anterior Empresa en la que trabajé, adoptábamos rápidamente palabras y expresiones sin un significado claro, si no formabas parte de la misma. Tenían un éxito especial aquellas que utilizaba el CEO. Pasaban a formar parte de nuestro «personal Brand» (¡vaya, se me ha escapado!).

La cuestión crucial, bajo mi punto de vista, es la siguiente; ¿para qué utilizamos esas expresiones? Veo dos razones poderosas:

– crear sentido de pertenencia a un grupo o mercado, tratando de mostrar el dominio de un área específica.
– demostrar nuestra superior conocimiento del asunto que se está debatiendo, al incluir palabras en otra lengua que, supuestamente, utilizan los expertos.

En ambos casos, no me cabe la menor duda de que nuestra motivación, racional o irracionalmente, es la de alimentar nuestro . Tan sólo pretendemos mostrar una ilusoria superioridad intelectual ante nuestro interlocutor.

¿Y si tratamos de ponernos en los zapatos de quien nos escucha? ¿Qué estará pensando? ¡Vaya tío más raro! No entiendo nada de lo que dice. Estamos sustituyendo comprensión y entendimiento por egolatría. El lenguaje nos moldea y define y nunca es inocente. Es una parte muy importante de nuestra imagen pública.

¿Cómo queremos ser reconocidos? Altivos, distantes, incomprensibles…., o cercanos, volcados en los demás, mostrando interés genuino por el entendimiento. Tu lenguaje decidirá por ti.

Os adjunto el link al artículo de prensa.
http://elpais.com/elpais/2015/05/13/eps/1431541076_553813.HTML

pensamientos

Deja un comentario