Acabas de empezar un proyecto importantísimo para ti, tal vez uno de los proyectos más importantes de tu vida y es “tu salud”.

Tu desarrollo personal es tu destino: en quien te conviertes se acaba reflejando directamente en lo que obtienes. Por eso, no hay mejor inversión que la que haces en ti mismo.

Y ¿Cuál es la mejor forma de conseguirlo? Fijándose en otros que ya lo consiguieron. Como decía Bertrand Russell, (filósofo, matemático y escritor, ganador del Nobel de literatura en 1950) “la mejor prueba de que algo puede hacerse, es que antes alguien ya lo hizo”.

Cualquier proyecto tanto personal como profesional persigue el éxito y si nos fijamos en las personas de éxito, veremos que se dan una serie de cualidades e ingredientes que se repiten. El éxito deja huellas y pistas que son comunes. Como decía Brian Tracy: “Si haces las mismas cosas que otras personas de éxito han realizado, sin ninguna duda tendrás el mismo éxito que ellos”.

En este artículo te lo vamos a descubrir para ti. Tu solo tienes que ponerte en marcha siguiendo sus ejemplos.

No hay nada que no esté a tu alcance si tienes una idea clara, precisa y concreta de lo que deseas y una inquebrantable determinación para ir en su búsqueda.

Se trata de ir descubriendo los pasos que dar sin desistir, de ponerse en movimiento e ir rectificando sobre la marcha sin venirse abajo. La vida siempre pone obstáculos, pero los límites los ponemos las personas.

Si estás leyendo estas páginas es porque te estás planteando cambiar o mejorar ciertos hábitos. El hecho de haber llegado hasta aquí ya es un primer paso importante. La psicoterapeuta Virginia Satir, escribió: “Siempre hay esperanza y oportunidad para cambiar, porque siempre hay oportunidad para aprender”. No importa dónde estabas antes, ni donde estas ahora, sino donde quieres estar. No seas prisionero de tu pasado. Tu pasado no es tu futuro; tu presente es tu futuro y tú eres en exclusiva quien maneja tu presente. Tu futuro depende de ti y de cada uno de tus presentes.

En primer lugar, vamos a compartir 3 grandes ideas que pueden ayudarte:

  1. No existen los límites.

Debes saber, que no existen los límites, sino estados emocionales limitantes. La imaginación es el punto de partida para crear y para empezar. Lo que deseemos, debemos desearlo ardientemente y después trabajar insistentemente para conseguirlo. La clave es: “La determinación”.

Para empezar conviene repasar el lenguaje que empleamos con nosotros mismos. Es decir, ¿es de limitaciones, dudas y fracasos o es de confianza en nosotros mismos, en nuestros recursos y en nuestras capacidades?.

Un pensamiento es como una gota de agua, no es gran cosa, pero una gota más otra gota, más otra gota,… acaban llenando un vaso de agua. Un pensamiento no produce ningún cambio en tu vida, pero un pensamiento repetido una y otra vez acaba pasando a formar parte de ti.

Hay que descartar la palabra “imposible”. En la historia de la humanidad, donde había una necesidad y un deseo, el ser humano puso imaginación y se puso a crear. Nuestra realidad no es la realidad, sino que nuestra realidad son nuestras creencias. Lo que a veces nos hace no avanzar en la vida, no es lo que sabemos sino lo que creemos saber y es falso. Estas son nuestras creencias limitantes. Durante muchos años se pensaba que para que un barco flotara, éste se debía hacer de un material que también flotara (madera), sin embargo, al cuestionar esta creencia (limitante) se atrevieron a pensar que tal vez la flotabilidad no dependía del material sino del volumen de líquido que desplazara, y de esta manera, se empezaron a construir barcos de hierro y otros materiales.

  1. Cualquier persona puede lograr aquello que se propone.

Hay que creer que somos capaces. Y repito la frase de Bertrand Russell:”La mejor prueba de que algo puede hacerse es que antes alguien ya lo hizo. Solo existe la determinación, la voluntad, el método y la paciencia”.

Lo primero que debemos cambiar de nosotros es la imagen que cada uno tiene de sí mismo. Lo que nos impide avanzar en la vida, no es la falta de talento sino la falta de confianza en uno mismo.

  1. La mejor forma de aprender es hacerlo de los mejores.

Y las 10 cualidades que se repiten entre las personas más exitosas son:

  1. Tienen claro lo que quieren.
  2. Son personas de acción: si uno decide algo pero no se mueve, en realidad no ha decidido nada. Existe otro peligro y es el tiempo. Éste es limitado y se agota. Dentro de unos meses te arrepentirás de no haber empezado hoy
  3. Son personas disciplinadas y la disciplina es hacer lo que se tenga que hacer aunque no apetezca. El mayor enemigo de la disciplina es la pereza y para conseguir resultados extraordinarios, no hace falta hacer cosas extraordinarias sino, hacer ciertas cosas de manera repetida y constante en el tiempo.
  4. Son personas de foco: no se dispersan y deciden una máxima prioridad. Dicen NO a otras cosas que les desvían del objetivo.
  5. Tienen paciencia: lo bueno se cuece a fuego lento. Queremos el cortoplacismoy la vida no funciona así. Hay que ser paciente.
  6. Trabajan en la Autorresponsabilidad: Las personas no autorresponsables son adictas a las excusas. Los 4 enemigos de la responsabilidad:
  • Quejas
  • Excusas
  • Víctimas
  • Culpables
  1. Poseen gran determinación: entendida como la decisión por anticipado de que pase lo que pase, uno va a seguir adelante. El trabajo más duro es no rendirse. La determinación es el compromiso con las metas. Se trata de: “hacer lo que haga falta, el tiempo que haga falta”.
  2. Son personas mentalmente sanas: con gran optimismo y no se flagelan cuando hacen algo mal. No tienen pensamientos negativos. Nuestra calidad de vida depende de la calidad de nuestros pensamientos. Cada pensamiento da o quita poder. El éxito es un estado mental. Hay que controlar y dominar la mente.
  3. Son personas que se mueven en entornos adecuados. Hay que buscar entornos emocionales apropiados.
  4. Son personas con actitud de mejora continua.

Para que esto te sirva de ayuda, puedes ponerte post-its con palabras que te ayuden a recordar estas ideas, como por ejemplo: “Tú puedes”, “no hay límites”, “determinación”, “paciencia”, …

¡¡¡ÁNIMO!!

Escrito por María Gil Octavio de Toledo

(De la charla de Francisco Alcaide en el IV Maratón de coaching).

 

Deja un comentario