EL TALENTO EN ESPAÑA

EL TALENTO EN ESPAÑA

Esta semana he tenido la oportunidad de asistir al #SAGEFORUM2016, junto a más de 2000 profesionales de sectores muy variados, con una amplia representación de pymes y micropymes. En primer lugar, no puedo dejar de agradecer a SAGE por su invitación y la organización del evento.

Pudimos ver a empresarios ya consolidados, como Kike Sarasola y su caso de éxito con Room Mate Hotels y también jóvenes emprendedores. Asistí a varias ponencias con tres temáticas:

– Transformación Digital
– Gestión del Talento
– Emprendimiento

En todos los casos había elementos comunes; la ilusión por lo que hacen, el talento y la generosidad. Generosidad para enfrentarse a una sala con 200 personas y contar tu proyecto, sin preocuparte de que te copien o descubran tus secretos. Y, sobre todo, mucho talento. Me maravilla la capacidad para hacer sencillo lo que, a priori, puede parecer muy complejo. Hay que romper una lanza por todas aquellas personas que se lanzan a poner en marcha un nuevo proyecto y no cejan hasta conseguirlo. Mientras algunos se detienen ante la primera dificultad para encontrar la financiación necesaria o para definir su producto/servicio hay otros que no se paran y continúan adelante. Uno de los ponentes utilizó una comparación que me gustó; es la diferencia entre estar sentado en una silla o en una bicicleta. En la bicicleta, si paras de pedalear, te caes al suelo,

Salí con una sensación muy positiva por el buen ambiente, las ganas de aprender y compartir  con personas interesantes con las que tuve la posibilidad de charlar. Muy alejado de la emoción que me produce la televisión, prensa y tertulias radiofónicas, donde todo parece ser un desastre, no hay hechos positivos y se resaltan los puntos negros frente a los logros. ¿Qué nos falta para cambiar la forma en la que nos comunicamos, vemos nuestra vida, nuestros proyectos…..? A menudo, sólo necesitamos que otra persona nos muestre que hay una forma diferente, no mejor, de observar lo que nos ocurre para que generemos otro tipo de acciones. Para un emprendedor, una dificultad no es un fracaso, sino una posibilidad hacia una nueva acción para resolver un problema.

¿Qué eliges; sentarte en la silla o pedalear?

Deja un comentario