Mi nuevo RoadMap (introducción)

Hace unos meses estuvimos en el Colegio de Economistas de Valencia realizando el Taller «Mi nuevo Rad Map». Dirigido a colegiados en un momento de transición, donde se hace evidente la importancia de gestionar el cambio: desempleados, emprendedores….. en búsqueda de…..Cerraba las jornadas 2016 de Gestión del Cambio.

Podría parecer que la jornada tenía como objetivo ser el fin de algo, de un ciclo de Conferencias/Talleres en este caso. Nada más lejos de la realidad. Nació con el espíritu de ser el primer paso hacia una nueva meta y de ahí viene el título escogido, Mi nuevo Roadmap.

Tener un nuevo Roadmap puede traducirse de dos modos diferentes:

  • Una nueva ruta para el mismo destino
  • Un nuevo destino para el que trazo mi nueva ruta.

Nos encontramos continuamente con personas y organizaciones que se empeñan en ejecutar una y otra vez las mismas acciones buscando mejorar sus resultados. Aquí nos viene a la memoria una célebre frase de Albert Einstein; “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”.

Para quienes están encerrados en el discurso negativo de las dificultades para encontrar un nuevo trabajo a partir de una determinada edad o para aquellos que no están seguros de cómo empezar la nueva ruta, es importante señalar algunos datos obtenidos en un estudio llevado a cabo por la Asociación de Directores de Recursos Humanos, el Human Age Institute, CEOE y EAE Business School, relativo a los puestos profesionales más solicitados en el año 2015 y las competencias más demandadas entre los profesionales.

Las Empresas han centrado sus búsquedas en:

  • Marketing
  • Ingeniería tecnológica
  • Comercial

Por lo que vemos, la función comercial, de Marketing y tecnología siguen siendo muy importantes, y es crucial conocerlo para centrar esfuerzos. Si nos fijamos en las competencias que abren puertas, son:

  • Compromiso
  • Resiliencia
  • Visión y orientación estratégica
  • Liderazgo

Con estos datos en la mano, ¿para qué no trabajar mi compromiso? ¿Entrenarme en la resiliencia? ¿Trabajar mi estilo de liderazgo?……. Todas estas acciones enriquecen tu perfil profesional y te convierten en un profesional valioso en cualquier organización. En cada conversación con Directores Generales y Directores de RRHH siempre aparece el “engagement” o compromiso como una de sus mayores preocupaciones, tanto a la hora de fidelizar clientes como para retener a sus mejores colaboradores. ¿Cómo puedes utilizarlo en un encuentro con un Director de RRHH a tu favor? No es lo mismo explicar que has estudiado Economía y has trabajado en un departamento financiero durante tres años que transmitir cómo conseguiste elevar el compromiso y fidelización en tu área más de 10 puntos, o que has sido elegido por tus compañeros en una encuesta interna entre los 3 mejores líderes.

El liderazgo parece algo más complicado de desarrollar y no faltan quienes aseguran que “se nace líder”, no se puede aprender liderazgo. Es cierto que hay muchos factores que determinan el grado de liderazgo de una persona. Nosotros creemos que cada persona tiene un líder dentro, sólo necesita un empujón para que aflore.

El prestigioso psicólogo estadounidense de la Universidad de Harvard, Howard Gardner, ha elaborado una teoría que tiene mucho que ver con este último aspecto.

Howard Gardner y sus colaboradores advirtieron que la inteligencia académica (la obtención de titulaciones y méritos educativos; el expediente académico) no es un factor decisivo para conocer la inteligencia de una persona.

Un buen ejemplo de esta idea se observa en personas que, a pesar de obtener excelentes calificaciones académicas, presentan problemas importantes para relacionarse con otras personas o para manejar otras facetas de su vida. Gardner y sus colaboradores podrían afirmar que Stephen Hawking no posee una mayor inteligencia que Leo Messi, sino que cada uno de ellos ha desarrollado un tipo de inteligencia diferente.

La investigación de Howard Gardner ha logrado identificar y definir hasta diez tipos de inteligencia distintas.

Gardner

  • Lingüística
  • Lógico-matemática
  • Espacial
  • Musical
  • Corporal y cinestésica
  • Intrapersonal
  • Interpersonal
  • Naturalista
  • Existencial
  • Espiritual

Pues bien, tres de ellas están íntimamente ligadas a lo que entendemos como Liderazgo, y son la Inteligencia Lingüística, la Inteligencia Intrapersonal y la Inteligencia Interpersonal. Obviamente se puede aprender y desarrollar una mejor comunicación, mejor capacidad de relacionarse, etc.

Tras entrenar nuestro compromiso, la resiliencia y el liderazgo, entra en juego un nuevo aspecto; se trata de la forma en la que gestionamos el tiempo. ¿Cuántas veces hemos oído las siguientes frases? Quiero ir al gimnasio pero es que no tengo tiempo, quiero aprender idiomas pero es que no tengo tiempo, tenía pensado llamarte pero es que no tuve tiempo…… Son lo que llamamos esquezofrénicos, siempre tienen la excusa del tiempo ante una evidente falta de compromiso con lo que pretenden conseguir.

¿Qué diferencia a los que utilizan el tiempo como excusa frente a los que no lo hacen? Ya los filósofos metafísicos, Platón, Aristóteles y Sócrates entre otros, en el siglo V a.c elaboraron teorías para vencer el uso del tiempo como excusa.

asistentes_postitBajo nuestro punto de vista, es el único recurso que compartimos todas las personas de una forma finita y en la misma cantidad. Son 24 horas diarias, 168 horas semanales, 720 horas mensuales…… ¡720 horas! Dan para mucho. La diferencia entre el éxito y el fracaso comienza en el uso que hagamos del tiempo. Para ello, una buena organización, planificación de acciones, medición de resultados y seguimiento nos ayudan en la consecución de objetivos planteados.

Podríamos traer múltiples teorías respecto al aprovechamiento del tiempo, sin embargo, vamos a fijarnos en una muy sencilla y altamente conocida, como es la Teoría de Pareto, elaborada por Joseph M Juran y nombrada así en reconocimiento al economista italiano Vilfredo Pareto. Si el 80% de los resultados provienen del 20% de las causas, podemos hacer un paralelismo y decir que centrándote en lo que da mayor rendimiento, incrementa tu efectividad y productividad.

Te has parado a realizar ese ejercicio? ¿Qué tareas de las que realizas que representan el 20% de tu tiempo generan el 80% de tus resultados? Eficiencia.

 

Aprovechamos para desearte un verano vivido según lo hayas deseado.

20150913_123834

Deja un comentario