Mis aprendizajes. Capitulo I: Los pensamientos.

Quiero compartir con todos vosotros, qué es lo que más me ha ayudado, en los últimos 5 años a crecer como persona y como profesional. Si, cinco años en los que he aprendido mucho más, que en los 15 años anteriores. No hay nada como el desarrollo personal para crecer. En todos los sectores, se inventa, se innova y todo para mejorar los servicios y los productos que se ofrecen, como móviles más ligeros y con mayores prestaciones, coches menos contaminantes, mejor y mayor experiencia clientes etc etc, ¿y las personas? ¿cómo evolucionamos? ¿cómo podemos llegar a ser la mejor versión de nosotros mismos?

Pues con el desarrollo personal.

Por ello quiero compartir, por capítulos, estas pequeñas reflexiones. Con el fin de aportar luz a las infinitas posibilidades de mejorar personal y profesionalmente. Todos podemos mejorar y con ello, os aseguro, ser más felices.

En este primer capítulo os hablaré de los pensamientos. Son todo lo que nosotros mismos generamos, es decir, lo que nos decimos sobre lo que acontece. Además, los pensamientos, a su vez, generan sentimientos. Y los sentimientos, hacen que sigamos adelante o bien que nos paralicemos. Son los que nos hacen tomar una u otra decisión en la vida. En definitiva, lo son TODO en nosotros. Nos impulsan a hacer cosas, nos frenan, nos dicen si podemos o no, nos generan conflictos con los demás, porque nos hacen interpretar ciertas cosas de una manera y no de otra, actuamos según ellos.

Sacado del segundo libro de Francisco Alcaide “Aprendiendo de los mejores” y mencionando él a Eckhart Tolle, os comparto: “El pasado no tiene poder sobre el momento presente. Creemos que el dolor y el sufrimiento son el resultado de acontecimientos pasados, pero no es así. Lo único que tenemos es este instante. Por tanto, toda mi vida transcurre ahora. Si empiezo a darme cuenta de que aquello no ocurrió en el pasado sino ahora porque lo esto recordando ahora, puedo transformarlo desde una perspectiva positiva. Cuando conecto mis recuerdos con el momento presente dejan de tener poder porque dejan de tener el estatus de hechos, son un recuerdo. Y si es un recuerdo, es un pensamiento, y si es un pensamiento soy YO el que lo piensa, y puedo transformarlo. Como me siento ahora es producto de mis pensamientos, y mis pensamientos siempre me pertenecen, yo puedo elegir conscientemente qué pensar.”

Son infinidad de asuntos los que, cada día, nos ocurren. Y lo que nosotros nos contamos sobre lo que nos ocurre, son los pensamientos que generamos. Entre 50.000 y 60.000 pensamientos diarios. Como dice Eckhart Tolle. Si de ellos depende mi presente y por tanto mi futuro, ¿por qué no los domino yo? ¿por qué no los pongo a mi servicio? ¿Qué me digo sobre lo que ocurre?

Somos por tanto dueños y responsables de lo que pensamos y sentimos. Por tanto, el sufrimiento o la felicidad son una elección.

Os dejo aquí también un video en el que se explica cómo el lenguaje es determinante de cómo pensamos y esto genera unos u otros sentimientos.

https://youtu.be/7IDiTMzR100

¡¡¡Os animo a pensar siempre en positivo!!! y como dice Francisco Alcaide. » Mi pasado no es  mi futuro, mi presente SI es mi futuro». ¿Y tú, cómo eliges hoy que sea tu futuro?

Deja un comentario