Mis aprendizajes. Capitulo II: Aceptación.

Como continuación a mi anterior blog y como os prometí, hoy os voy a hablar de otro concepto que me ha ayudado muchísimo con mi salud emocional y en consecuencia a estar más feliz.

Este concepto es «LA ACEPTACIÓN.

Según la RAE, aceptar es: “Recibir voluntariamente o sin oposición lo que se da, ofrece o encarga. Aprobar, dar por bueno, acceder a algo. Asumir resignadamente un sacrificio, molestia o privación.”

En mi opinión, la aceptación afecta en dos direcciones, cuando acepto que algo no puedo cambiar y cuando acepto algo que puedo cambiar.

Cuando algo ocurrió en el pasado y no se puede cambiar, entonces, solo nos queda aceptarlo tal y como ocurrió. No darle vueltas y más vueltas quedándonos en la queja y en el lamento, porque ello además nos puede llevar al sufrimiento. Sin embargo, cuando hablamos de algo que SÍ está dentro de nuestra área de acción y reconocemos que SÍ se puede cambiar, entonces es cuando podemos poner acción y trabajar en ello. Aquí estaríamos aceptando que algo puede cambiar y depende de nosotros que cambie.

En ambos casos, es fundamental tomar consciencia de si NO puedo o de si SÍ puedo. Y también en ambos casos, si depende o no de mí. Solo cuando nos reconocemos en un área de mejora es cuando podemos mejorar. Solo y exclusivamente cuando quieres, entonces puedes.

En la vida personal, por ejemplo, sólo cuando alguien reconoce que tiene mal genio, o tiene envidia, o tiene una adicción, es cuando acepta su vulnerabilidad y asume la responsabilidad de cambiar. Sin echar balones fuera. Y desde el querer, se pone manos a la obra para mejorar.

En la vida profesional, ocurre lo mismo. A veces las encuestas de empresa, como el 360º, nos muestra cómo nos ven los demás. Por ejemplo, como que no escuchamos, no trabajamos en equipo, creemos siempre tener razón, etc etc. Sin embargo, solo si aceptamos el feedback y lo reconocemos, podremos ponernos en acción para mejorar.

Personalmente, he aprendido a aceptarme como soy, con mis virtudes y áreas de mejora. He escuchado a mis personas de confianza que desde el cariño me lo han mostrado y con humildad y desde el agradecimiento, he podido tomar consciencia y he podido trabajar para reforzar y mejorar.

Nos ha enseñado Howard Gardner que hay una inteligencia en particular como es la intrapersonal que nos ayuda enormemente en la vida profesional y esta muy relacionada con el autoliderazgo y el liderazgo. Y es ahí donde me quiero centrar, en el autoconocimiento. Cuanto más nos conocemos, mejores personas podemos llegar a ser, y es entonces cuando desde esa aceptación, podemos disfrutar de una gran felicidad.

GRACIAS!!.

Cuando yo elijo mi actitud ante mi destino

Este verano, aprovechando las vacaciones en Alemania, decidimos visitar un campo de concentración cercano a Berlín: Sachsenhausen. No tenía claro que estuviésemos preparados ni individualmente, ni como familia, para entender lo que íbamos a ver y oír, pero también debía ser una visita que nos enseñaría mucho.

Según vas avanzando hacia la entrada, te topas con el primer contrasentido de toda aquella locura, escrito con letras de hierro en la puerta de acceso: «Arbeit macht frei», el trabajo hace libre. ¿Qué sentiría un hombre al atravesar esa verja?¿Qué entendería que podía esperarle?

Y poco a poco, te van explicando cómo hacían su trabajo los nazis para ir quitando la dignidad y el interés por la vida a los prisioneros. Las condiciones de vida eran ínfimas, no pudiendo tener ni condiciones mínimas de higiene, con estas «palanganas grandes» con aguas sucias por toda bañera, por ejemplo. Incluso el suicidio podía tornarse atractivo.

2016-08-16 13.32.36

Viendo y escuchando los horrores que ocurrieron en aquella época, y en la posterior a la Segunda Guerra Mundial cuando el campo quedó como «campo especial» del servicio secreto soviético, te viene a la mente la capacidad de superación que debieron tener aquellas personas para sobreponerse a todo el sufrimiento físico y mental que les proporcionaron.

Seguramente muchos conocéis el libro de Viktor Frankl, «El hombre en busca de sentido», en el que narra desde su experiencia las fases por las que un preso pasaba al estar en un campo de este tipo, o en campos de exterminio como donde él estuvo.

Frankl incluye el sufrimiento como algo intrínseco a nuestra naturaleza humana y como una oportunidad de desarrollo, aprendizaje y sentido. Se te hace difícil de concebir como concepto inicialmente, aunque se puede entender cuando expone que en las más aberrantes y extremas condiciones de sufrimiento y deshumanización, el hombre debe encontrar una razón para vivir, basada en su dimensión espiritual:

«…al hombre se le puede arrebatar todo excepto una cosa: la última de la libertades humanas –la elección de la actitud personal que debe adoptar frente al destino- para decidir su propio camino.»

Como dijo Nietzsche «el que tiene un porqué para vivir, puede soportar casi cualquier cómo«. Cualquier hombre puede ser feliz, sólo debe tener un rumbo marcado y una meta clara, en las que ponga todo su esfuerzo y voluntad, y siempre y cuando elija «querer vivir», podrá hacerlo felizmente; a pesar de que su entorno sea perjudicial y contrario a sus principios y valores morales. Estas bases pudieron ayudar a muchos de los que estuvieron allí dentro, gestionando una incertidumbre brutal, sobre cuándo, cómo, qué, cuál sería su destino….

Leyendo este libro, y viendo parte del horror que sintieron las personas que encerraron allí, nos da idea realmente de esa actitud que el ser humano puede elegir tener.

Si en condiciones límites puede encontrarse un porqué, muchos de nosotros estamos retados a encontrar nuestro porqué, cuando nuestras circunstancias y entorno no son tan extremas.

¿Qué nos hace felices? ¿Por qué luchamos día a día? ¿Cuál es el sentido que elegimos darle a nuestra vida?¿Qué actitud quiero tomar?

Coaching en procesos de fertilidad

Hace no mucho, tuve la oportunidad de asistir a un congreso que reunía sanitarios especialistas en fertilidad humana. Se trataban todos los temas relativos a ello, desde la fertilidad natural facilitada por la edad, salud y condiciones adecuadas de ambos padres, hasta otras situaciones que se viven actualmente en muchas clínicas de fertilidad, que son variadas:

  • parejas que descubren el deseo de ser padres cuando su edad supera los 40 años
  • familias monoparentales
  • parejas que eligen la vitrificación de óvulos porque quieren retrasar el momento de ser padres por razones económicas, laborales, etc.

De entre ellos, y por el contenido que tuvo, y que tiene en común con este blog, quería destacar uno en el que se abordaba el coaching como herramienta de acompañamiento para parejas en procesos de fecundación in vitro y  similares.

Cada vez son más las clínicas, muchas de ellas privadas, que son conscientes de la situación emocional por la que pasan muchas parejas cuando se someten a procesos de fertilidad, y que están empezando a ofrecer procesos de coaching para ellos. Es un periodo en el que surge la incertidumbre, las expectativas, donde pueden aflorar sentimientos de culpa y duda, unido a todos los cambios a los que la mujer se somete fisiológicamente, y en los que la pareja va a acompañarle en todo lo que puede. Los servicios de un psicólogo son necesarios en caso de pérdida del feto esperado, para gestionar por ejemplo ese periodo de duelo que ha de pasarse. Y también la actividad de un coach, que podrá acompañar a la pareja (o a la mujer que decide ser madre soltera), de modo que todas las emociones que vayan surgiendo puedan ser gestionadas adecuadamente por los potenciales padres.

Por eso tiene mucho sentido ver en este tipo de congresos a un coach que pueda aportar su experiencia y conocimiento a los sanitarios (muchos de ellos enfermeros) para que sepan cómo manejarse en estas situaciones, aportando sus mejores herramientas al servicio de estas parejas.

Poco a poco se irá convirtiendo en una figura habitual y necesaria en estos entornos, y pasaremos a verlo como lo que es en ese ayudarme a gestionar las emociones que me surjan en estos momentos tan especiales.

IMPACTO DEL COACHING SISTEMICO EN LA EMPRESA

coaching de equipos

La mayoría de las Empresas están formadas por individuos que se relacionan entre sí. En unos casos forman equipos y , en otros, tan sólo tienen relaciones puntuales. En ambos casos hay un punto de unión, lo hacen en busca de un bien común. La función del Coaching Sistémico consiste en facilitar que cada elemento aporte valor añadido al sistema.

Es fácil comprender el beneficio que puede aportar un proceso de Coaching Sistémico (Coaching de Equipos) a la Organización:

– colaboración de sus miembros
– resultados superiores a los logrados por cada elemento de forma individual
– aprendizaje
– crecimiento personal
– mejora de la comunicación interna
– etc

Todos los Sistemas necesitan un cierto orden para funcionar de forma eficiente y no caer en el caos. En el Coaching Sistémico, se aplican las bases de la Teoría General de los Sistemas de Bert Hellinger. Son fácilmente reconocibles en el funcionamiento de los Equipos de Trabajo:

1.- Ley de Pertenencia. Cada colaborador tiene un vínculo con el Equipo. Si alguien es excluido, es todo el Equipo el que sufre.
2.- Ley de Prevalencia. Hay una jerarquía emocional en base a la antigüedad. Hoy en día, podemos decir que está en tela de juicio y es el Talento, o debería serlo, el que marca la prevalencia.
3.- Ley del Equilibrio. Debe haber reciprocidad entre lo que se da y lo que se recibe; ni todos «falsos humildes» ni «egoístas». Permitidme una broma; como dice José Mota «las ovejas que entran por las que salen».
4.- Ley de la Aceptación. En ocasiones, nos gustaría poder cambiar el status quo pero no es posible; normativa, complejidad, falta de flexibilidad en la Empresa….. Hay que aceptarlo. Lo contrario puede llevar a la parálisis. Habrá un momento para acometer el cambio y conseguir la mejora.
5.- Ley de Reconocimiento. Es tan sencillo como reconocer la aportación de cada individuo y no perder una sola ocasión de celebrar el éxito del Equipo.
6.- Ley de Jerarquía. La Dirección de la Empresa está al servicio de los Equipos y merecen el respeto del resto de la Organización. Al igual que ocurre con la Ley de Prevalencia, podemos abrir algún interrogante al respecto. Hoy en día se buscan estructuras más planas y radiales donde el respeto es clave en cualquier estrato de la misma.

Si, al leer este artículo, detectas roturas en alguna de estas leyes en la forma en que trabajan los Equipos en tu Empresa, es posible que la solución sea un proyecto de Coaching de Equipos. En Afincoach tenemos los recursos y conocimiento necesarios para ayudarte.

Gracias a Jorge Salinas (Grupo Atesora) que me ilustró e inspiró este artículo.

Encajar las piezas: Mujer, Madre y Trabajadora mediante la Aceptación.

20150910_190224_resized

Hace unos días me propusieron una de las entrevistas de radio que me ha hecho más ilusión por tratar de #Mujeres y #Coaching.

ICF en sus objetivos básicos de promover el arte, la ciencia y la práctica del Coaching, colabora semanalmente con Onda Mujer, que es la primera radio digital hecha por y para mujeres.

El tema a tratar: como encajar las piezas de Mujer- Madre- Trabajadora. La respuesta: la Aceptación.

Este espacio radiofónico llamado “Coaching” está conducido por Laia El Qadi Cueto y cuenta con la colaboración de María López Herranz, Past Presidente de ICF, y Cris Moltó, Vocal de Marketing y Comunicación de la Junta Directiva de ICF.

Os dejo el enlace: http://prnoticias.com/podcast/ondamujer/coaching/20146141-aceptamos-madre-mujer-trabajadora

Aceptación Vs Tolerancia.

En Coaching decimos que la Aceptación legitima la diferencia con el otro. Acepto que soy diferente al otro.

En este caso, me refiero a la Aceptación que legitima la diferencia con mi yo anterior. Cuando el “otro” somos nosotras mismas, porque ahora además de mujer trabajadora, somos madres.

En nuestra sociedad la tolerancia tiene un significado diferente a la tolerancia como distinción de coaching. Tolerancia es una conflicto en diferido: convivo con lo que no me gusta. Voy llenando «mi mochila» de cosas que estoy haciendo que no me gustan o que no me gusta como las estoy haciendo. (no llego a todo, me he olvidado de esto, estoy muy cansada y no me aguanto ni yo, soporto que me juzguen como menos profesional que antes de ser madre, no veo más allá de la próxima hora, no tengo capacidad de planificación e incluso de decisión, no tengo objetivos).

En resumen, no acepto que ahora soy diferente. Vivo en la Tolerancia.

Utilizo el vocabulario del “deber”..Tengo que ser una excelente profesional, tengo que pasar tiempo con mis hijos, tengo que ser una gran madre…tengo que, tengo que, tengo que…. todo con el lenguaje de la obligación. Agotador.

Vivo en la exigencia de hacerlo todo “perfecto” y tenerlo todo bajo control. Veo lo que me dejo por hacer, lo que me falta para …., arrastrada por el día a día, diciendo a todo que si, y si digo que no, sintiéndome fatal, alabando y reconociendo lo que hacen otr@s, comparándome sin darme cuenta en lo que destacan o en lo que les va bien, culpabilizándome por las expectativas no cumplidas…..

Todo esto mal enfocado nos hace llevar una pesada losa día a día.

Así es como llega una mujer a un Proceso de Coaching, con un lenguaje negativo sobre su vida y sobre ella, y con un lenguaje de víctima: “qué puedo hacer yo, el día a día puede conmigo”.

¿Qué se trabaja en el Proceso de Coaching?

La Aceptación de ella en este momento en el que está. El coaching no es café para todos, por lo que para cada mujer, esta Aceptación tiene sus componentes particulares, que los agrupo en:

Vivir esta nueva etapa como una oportunidad de aprendizaje. Desde la mirada de novata, porque somos novatas realmente, no nos hemos encontrado antes en esta situación. Los errores son errores de los que aprendo, y no fracasos como madre y como profesional, con alto contenido de culpabilidad.

Reforzar la autoestima, en cuanto al reconocimiento de todo lo bueno que hacemos, de cómo nos esforzamos y que lo hacemos de la mejor manera que sabemos.

Cambiar el Deber por el Querer: estar donde quiero, y no hacer lo que quiero, si no querer lo que hago.

Desde ese querer, establecer los objetivos de nuestra vida, del largo plazo, y del día a día es fácil. Esto nos permite priorizar, organizarnos, mejorar la gestión de nuestro tiempo, porque lo que hacemos, lo hacemos bajo el foco de nuestros objetivos.

Incorporar 2 distinciones que marcan el antes y el después de un Proceso de Coaching:

La excelencia frente a la exigencia, y la Liviandad.

Vivir en la Excelencia es vivir hoy de la mejor manera que sé, a través de la confianza en mí misma y en los demás, sabiendo que soy muy válida y que si algo no ha salido como esperaba, puede hacerlo de otra manera y obtendré resultados diferentes. Celebrando los éxitos por muy pequeños que sean.

Liviandad es la emoción que permite disfrutar del día a día, estar presente y atenta en lo que estoy haciendo en este momento, poniendo humor incluso cuando me equivoco, pensando que en cada error hay una oportunidad de aprendizaje. Restando transcendencia a lo que ocurre.

Ser la protagonista de su vida, que implica responsabilizarse con lo que hago y con lo que no hago.

Este post y la entrevista de Onda Mujer, habla de las mujeres con las que como Coach he trabajado en Procesos de Coaching ya sea a nivel Ejecutivo o a nivel Personal. Y también habla de mí, porque yo antes de ser Coach, fui Coachee (persona que realiza un proceso de Coaching).

Hacer el Proceso de Coaching me permitió desenroscar los nudos que se habían hecho en mí en esa vorágine en la que me tiré de cabeza cuando comencé el mejor camino de mi vida que es ser madre. (Y a desenroscar algunos anteriores también).

Me ha dado las herramientas para decidir cómo quiero vivir: disfrutando de lo que hago desde la Excelencia y la Liviandad.

Ser Coach Ejecutiva por ICF, me da la oportunidad de aprender todos los días de las personas con las que trabajo, y el gratificante regalo de ver como las mujeres, tienen un alto compromiso con lo que se proponen y cuando encuentran el acompañamiento necesario que ofrece el Coaching, llegan más allá de lo que se habían propuesta al iniciar el Proceso. Y como efecto secundario: se sienten bien.

Os dejo la entrevista que ha sido la causa de este Post.

Gracias a ICF por contar conmigo.

http://prnoticias.com/podcast/ondamujer/coaching/20146141-aceptamos-madre-mujer-trabajadora

Puedes solicitar una sesión de Coaching gratuita a través de nuestra web www.afincoach.com para saber qué puede hacer el Coaching por ti en concreto.

Mi incertidumbre y yo. Cómo manejarla en la era del cambio

«CUANDO NADA ES SEGURO, TODO ES POSIBLE»

Definen la incertidumbre como la falta de certeza; falta de seguridad o confianza en lo que va a pasar en el futuro. En muchos casos se relaciona esta incertidumbre con el miedo y la inquietud.

Cuando tengo establecido un orden y una serie de acciones sucesivas, cuando considero que TODO será estático y permanente hasta el fin de los tiempos, cualquier cambio en ésto me va a provocar incertidumbre, ya que las cosas no ocurrirán según tenía pensado, y controlado. Y esto me provocará miedo: «¿Qué va a pasar? ¿qué tengo que hacer ahora? ¿Cómo se hacen las cosas a partir de hoy?…». Esta actitud me sitúa en una posición de exposición, de debilidad ante lo que haya de ocurrir, ya que las emociones que sentiré en esos momentos serán negativas (miedo, presión, duda, desconocimiento, desconfianza de quien me rodea o de lo que haya de ocurrir), nada de lo que esté ocurriendo estará bajo mi control, ni podré hacer nada por evitarlo o cambiarlo.

 

Pero se da la circunstancia de que hoy en día más que nunca, nos movemos en un entorno cambiante constantemente, en el que nada es seguro y mucho menos fijo en base a lo calculado años antes.

Ante ésto, ¿cómo voy a posicionarme?¿Cómo decido enfrentarme a estas situaciones?

Seguro que quien lee ésto, se puede identificar si concretamos con algún pequeño ejemplo:

acaban de comprar mi empresa;

recientemente han reeestructurado la compañía;

el sector X, tan estable hasta la fecha, empieza a tener decrecimientos anuales a pesar de que hemos estado trabajando en aquello que antes siempre funcionó;

quiero dar un cambio en mi trayectoria profesional y emprender un proyecto de forma independiente, en una área nueva en la que no tengo tanto expertise, ¿estaré acertando con esta decisión?;

me enfrento a un cambio personal (de forma voluntaria o no) que supone un giro considerable en lo que era mi vida hasta hoy

 

Y con todo lo anterior me pregunto ¿qué va a pasar a partir de ahora?

 

Pues bien, es aquí donde mi incertidumbre puede apoderarse de mí, llevándome a la parálisis, o al agobio por esa espera «eterna» en la que no consigo encontrar las respuestas que esperaba, y el medio para volver cuando antes a lo que yo tenía, a lo que controlaba y conocía, y que me llevaba al objetivo que yo tenía por el camino recto más cómodo.

Pero como decía, hoy en día hemos de aprender a convivir con la incertidumbre, y porqué no, a sacar provecho de ella. Si acepto lo que está ocurriendo, y desde ahí aprendo a gestionar MI incertidumbre, quizá pueda entender, y ver el lado beneficioso de ello; es posible que llegue a ampliar las herramientas de las que dispongo, con el fin de avanzar hacia mi meta por caminos inesperados y que incluso me aporten algo aunque me pueda parecer inverosimil en un inicio.

Si las preguntas que me hago, en lugar de las anteriores, son ¿Qué voy a hacer yo en esta situación?¿Cómo quiero que vayan sucediendo los acontecimientos?¿Qué puedo aprender de esta situación que estoy viviendo?, con toda seguridad mi posición cambia: empiezo a liderar mi propia vida y el momento en el que estoy, y mi actitud será otra mucho más retadora. Por tanto, lo mejor para nosotros será sacar ventaja y aprender a gestionar estos momentos de incertidumbre. ¿Cómo crees que puedes hacerlo tú?

 

«No tengo estilo, por eso sigo explorando y trato de renovarme cada día. No tengo certezas y mi alimento es la incertidumbre (Antonio Ibáñez)»

Sara y su enfoque positivo a imitar.

ENFOQUE_POSITIVO_2 !Todo el mundo a sus puesto!

!Septiembre ya está a mitad de mes!

Septiembre es un mes AGRIDULCE:

AGRI para los que son normalmente negativos y cuando les preguntas, ¿qué tal el verano? contestan (el primer día) uffff ya ni me acuerdo, acorde a una cara de estrés.

DULCE para los que son normalmente positivos, que aunque lleguen y se encuentren imprevistos laborables «non gratos», se detienen 5 segundos y se recrean en sus maravillosas vacaciones, recargan aire,  siempre a juego con una sonrisa.

Ultimamente ando pensando mucho en el optimismo y el pesimismo, en la cantidad de estímulos negativos que recibimos: noticias, programas de televisión, conversaciones con compañeros, familiares, amigos etc. que nos llevan al lado malo de las cosas, a cerrar los ojos y mirar hacia otro lado, a la queja y a la vida desde el victimismo.

 

Hace unos días me encontré con Sara, ¿quién es Sara?

Una chica que ronda los 50, que ha pasado de tener un trabajo fijo en una peluquería a hacer la sustitución de agosto en la peluquería, cobrar prestación por desempleo y entrar en la bolsa de trabajo de su pueblo donde este año ha trabajado como jardinera.

Sara te regala siempre una sonrisa, tiene una conversación amable y alegre incluso cuando te cuenta que por hacer la sustitución de agosto en la peluqiería, ha tenido que dejar pasar un nuevo trabajo de 4 meses, en la bolsa de trabajo su pueblo. Ella lo tiene claro, ¿cómo no va a hacer la sustitución de la peluquería?¿ para que llamen a otra? Con lo que a ella le costó encontrar ese trabajo, y yo añadiría, y con lo que le gusta.

Sara es una mujer que cuando le surgen las dificultades o no le salen las cosas como le gustarían, tiene un plan B, y tiene un plan B porque en vez de quedarse en la preocupación, que mala suerte, fíjate, ¿qué voy a hacer? se pone en acción y ya sabes, si haces cosas diferentes, obtendrás como mínimo, resultados diferentes.

Por ejemplo, no sabe si la volverán a llamar de la bolsa de trabajo, así que está haciendo una pequeña obra en casa para poner una salamandra (un tipo de estufa con leña que le caliente la casa) ya que el gasóleo es mucho más caro, y no sabe de cuanto dinero dispondrá este invierno.

Otro ejemplo es que le hubiera gustado casarse en Los Jerónimos de blanco y como una princesa, cuando lo cuenta la veo bajando por las escalinata en todo su esplendor. Pero ahora cerca de los 50, si se tuviera que casar lo haría con una boda íntima y si, de  blanco, pero sencilla.

Sara siempre trabaja con una sonrisa, dando su máximo, te transmite energía. Esto le ha ocasionado la antipatía de ciertos compañeros de la bolsa de trabajo de su pueblo, pero como está tan convencida que lo correcto es darlo todo y hacerlo con ilusión, que no se siente mal por esa enemistad.

Sara vive en la aceptación de sus decisiones sobre lo que la vida le depara, poniendo foco en lo que quiere hacer laboral o personalmente (sus objetivos), vive en la «ocupación» (haciendo), en vez de en la preocupación (en el lamento).

Seguro que hay muchas personas como Sara, y qué bueno sería que se dejaran oir más.

El Coaching tiene un «aprendizaje secundario» (aprendizaje que adquirinos sin darnos cuenta en un proceso de Coaching),  y es esa mirada positiva.

 

¿Por qué la prensa o una canal de televisión desde un enfoque positivo no tiene tanta tirada o audiencia?

No me refiero a noticias positivas, me refiero a la realidad tal cual sea con un enfoque positivo, un enfoque tipo Sara. Un canal con una programación basada en las bondades de las personas, en sus puntos fuertes, su crecimiento, su consecución de objetivos, su generosidad, su amor por la vida, sus planes B…cuando planteo esto me dicen:  porque no venderían nada, porque no tendrían audiencia.

Y ahora con la gorra de Coach pregunto ¿Para que vemos solo noticias tristes, tragedias, debilidades etc? o mejor aún…..¿para qué veríamos un canal o compraríamos un periódico con noticias o programas de enfoque positivo? ¿Para motivarnos?.……Ahí os lo dejo.

Si os apetece seguir leyendo en positivo, os dejo este antiguo post que escribió mi compañero Emilio Lahuerta de “quiero ser feliz” por decreto ley. Me encanta.

 

Mis deseos para Sara:

Este post va por ti, gracias por provocar la sonrisa cuando hablo contigo o ahora cuando escribo sobre ti. Qué este año la vida te sorprenda con una buena oportunidad para poner en marcha  tus planes A, B o todos los que quieras. Nos vemos el verano que viene.

 

Afincoach_logofinal_completo

Hablemos de Innovación y Creatividad en el Aula. Hablemos de #CoachingEducativo

nuevas posibilidades en entornos educativos
nuevas posibilidades en entornos educativos

En mayo se celebró en Valencia el primer Congreso Braining: I Congreso Internacional de Innovación y Creatividad Educativa. Me gustó mucho el enfoque ya que se habló de diferentes temas de actualidad en Educación, desde un marco de mejora, y desde la experiencia de los ponentes.

Allí se habló de mirar a Finlandia, de cambiar antes de innovar tecnológicamente, del aprendizaje cooperativo, del aula sensible, de aulas felices, de la empleabilidad del alumno desde esa Formación Profesional tan mal “publicitada” en nuestro país, de Inteligencia Emocional que brilla por su ausencia en cuanto a formación del docente, de nuestro #coachingEducativo, de migración a tablets vs libros…. Interesante, ¿no?

Por problemas de agenda no puede asistir a la totalidad de las ponencias, cosa que me fastidió bastante dada la calidad, y por eso habrá temas que allí se expusieron que no puedo mostrar en este post.

Alguno de los tema que allí se trataron fue la necesidad de cambio, de mejora, de actualización….llámese como quiera: hacer cosas diferentes en Educación. Primero porque hay que innovar por propósito y 2º porque hay que actualizarse por obligación. Los tiempos y las tecnologías han cambiado, eso es un hecho.

¿Y cómo podemos hacer cosas diferentes?

Finlandia

Por ejemplo, sobre mirar o no a Finlandia hubo discrepancias, uno a favor de mirar y coger lo que nos vale a nosotros, y otro ¿para qué mirar hacia un país tan diferente? Bueno yo pienso que para coger ideas ¿Qué tiene de malo mirar a quien parece que lo está haciendo bien? Otra cosas es querer copiar un modelo tal cual con unas variables tan diferentes a las nuestras. Hablaron de detectar la necesidad para darle la solución. Si detectas la necesidad del alumno, o del docente, podrás proporcionarle lo que cubra esa necesidad, su solución. Hablamos de Educación Personalizada, lo contrario del café para todos.

El aprendizaje cooperativo e interactuar

como nuevas formas de aprendizaje para interiorizar y no para memorizar. El Programa Aulas felices, la Psicología Positiva en las Aulas,si te interesa, puedes descargarte el Programa SATI de manera gratuita, es maravilloso. El aula sensible,

La tecnología como herramienta

Como herramienta de cambio y no como fin. ¡Qué cierto! ¿De qué me vale cambiar libros por tablets si la metodología es la misma?¿Si mi objetivo o mi perspectiva es la misma? Si el fin es que lean o que escriban en la tablet en vez de en papel, ¿cuál es el cambio? Nos dicen que en tal colegio ya trabajan con tablets y nos parece que ya están innovando. Ese es el exterior, lo que vemos, hay que hacer una innovación más profunda antes de esta migración. ¿Se ha hecho? Allí definieron los colegios innovadores como aquellos que saben dónde están y a donde quieren ir, definir el proyecto y comunicar el objetivo…. parece fácil, pero ¿cuántas veces se hace?. Los colegios tienen que trabajar orientados a objetivos, objetivos educativos pero objetivos al fin y al cabo como los que tiene el director financiero, el de compras, el Gerente de una empresa etc.

Para muestra un botón

Tuvimos en vivo y en directo la experiencia de aprender 1500 phrasal verbs en 20 minutos, alucinante ¿no?, pues real. Aprender la lengua inglesa no como lengua extranjera si no como una lengua materna más. ¿Qué diferencia hay? Pues además de la forma de llamarlo, como sabéis el lenguaje no es inocente y nos predispone de una forma diferente según lo nombremos, a no traducir lo que queremos decir,  si no a construirilo con mente inglesa, si, si se puede…. . Si ves en acción a Simon Robert Ferdinand te convencerás. Yo creo que esa forma de interiorizar el aprendizaje es la misma que se puede aplicar en otras materias, cuando lo hago mío.

La ausencia de Formación en Inteligencia Emocional para docentes

Y para ir terminando , un asunto que me llamó mucho la atención fue que los docentes que estaban en este Congreso (no olvidemos que el congreso es de Innovación y Creatividad) no habían recibido formación en Inteligencia Emocional. Esto es una muestra y un resumen de lo que pasa actualmente.

Queremos que los alumnos desarrollen las inteligencias múltiples, competencias, habilidades…. Pero ¿quién es el primero que ha tenido que desarrollarlas? ¿Quién es el primero que tiene que trabajar cooperativamente (en Equipo) para poder guiar al alumno? Y ¿cómo se les puede pedir que muestren Inteligencia Emocional, que sean ejemplo para sus alumnos y mucho más complicado, que las desarrollen en ellos?

 

¿Por dónde empezamos la reforma de la casa? ¿Cómo puedo pedir a la casa que soporte más pisos si sus cimientos necesitan refuerzo, nuevos materiales, alianzas….? ….no basta con imponer metodologías y tecnologías…. Estamos hablando de personas que necesitan herramientas, y saber cómo utilizarlas, cada una podrá hacerlo de manera diferente. No solo el colegio debe saber dónde está y a dónde quiere ir, también lo necesita el docente.

 

Dicho todo esto, para mí el reto mayor en los colegios es la gestión de personas y de los cambios que necesitan para llegar a donde se propongan, a donde quieran ir o a donde les pidan que vayan. La imposición se queda en la superficie.

Haciendo lo mismo obtendremos lo mismo, haciendo cosas diferentes obtendré resultados diferentes. ¿Dónde quiero ir? ¿A dónde quiero que llegue mi equipo? ¿Cómo puedo dejar que mis alumnos aprendan y crearles el contexto?

Nuevas metodologías y tecnologías te dan el qué, el Director o equipo directivo te da el cuándo, y el cómo te lo damos nosotros a través del Coaching Educativo. ¿Qué te falta para llegar a lo que quieres conseguir o a lo que quieren que consigas? Tranquilo, déjanos mostrártelo.

No puedo acabar sin mencionar la ponencia sobre #CoachingEducativo que hizo maravillosamente Juan Fernando Bou, mostrando lo que el Coaching puede hacer en los coles, desde la aceptación Vs tolerancia y desde la desaparición del resentimiento. Eliminarlo es un punto de partida para cualquier proyecto de cambio. Hay que partir de un nuevo cero, y si hay resentimiento partimos de menos algo.

Recuerda que en Afincoach te ofrecemos un taller gratuito de sensibilización para que sepas que es Coaching, como trabajamos desde Afincoach  y qué aportaría en tu colegio, en tu Equipo Directivo, en tu Equipo Docente, en tus alumnos y familias, en particular. Aquí tampoco vale el café para todos. Permítenos conocer tus necesidades y tus objetivos para proponerte soluciones que sumen a vuestra experiencia y llegar más allá de lo que os habías propuesto.

ACEPTACIÓN

 

Me acaba de pasar algo que o bien os ha ocurrido, o bien sabemos de alguien a quien le ha pasado. Sí, me acaban de robar la cartera. Mientras bajaba del tren de cercanías, llegando a Atocha, nos amontonábamos en la salida y yo estaba pendiente de mis hijos (3 entre 8 y 12 años) para no perderles de vista, al mismo tiempo que cargaba de dos mochilas y una maleta. He de reconocer que en estas situaciones suelo extremar la atención pero sin duda eran unos profesionales. Una chica me impedía bajar las escaleras, mientras por detrás la gente que quería bajar, no dejaba de empujar, y en todo el follón, alguien sigilosamente debió meter su mano en mi bolso y sin ninguna resistencia sustrajeron (como escribe el comisario de policía en su informe) la susodicha cartera.

Bueno, toda esta historia viene a cuento por el tema que había elegido para hablaros en este blog y me ha hecho gracia lo ocurrido, bueno relativamente. Y es que le viene al pelo.

Os voy a confesar que antes de certificarme como Coach, después de un percance como el que os acabo de relatar, habría montado en cólera y habría dado un espectáculo bastante poco educativo para mis hijos, del que seguro me habría avergonzado. Ahora me tomo las cosas de otra manera y he aprendido a aceptar las cosas que no se pueden controlar.

Sin duda he aprendido que no puedes montar ningún numerito que al 99% no podía evitar, así que la mejor decisión es cambiar el argumento, o en otras palabras lo que nos decimos internamente. “He de dar ejemplo, aceptar lo inevitable y actuar responsablemente”. Lo primero no perder los papeles, mostrar serenidad y actuar en consecuencia.

La aceptación promueve la apertura de sentimientos, pensamientos, guiones y tendencias de conducta poco útiles, para dejar de luchar con ellos o evitarlos, permitiendo aceptar aquello que no podemos modificar, sin resignarse a actuar en pos de objetivos y metas.

No solo en estos casos sino en todos los que podemos vivir a lo largo de una vida, la aceptación facilita que las personas tomen conciencia de los efectos negativos que tiene para ellos la evitación de barreras mentales para alcanzar sus metas.

Aceptación significa que puedes encontrar en tu corazón la serenidad para cambiar con tu pasado, con tus errores y pesares, transportándote hacia el futuro con una acción decidida, pues, por fin, te atreves a hacer lo que más deseas.

Cuando haya momentos difíciles en tu vida, sabrás hallar el amparo para aliviar tus pesares. No dejes que te roben tus aspiraciones y esperanzas; evita las críticas de los mediocres que se unen para sugerir la perfección para siempre. Te sobrepondrás a la imperfección. Igual que a los malos sueños del pasado. Aceptando lo peor, podrás conservar lo mejor y encontrarás en la acción tu alma, el desarrollo y la esperanza que te acompañe toda la vida.

Pero ¡ojo! No debemos pretender estar siempre aceptando; sería ridículo y autodestructivo. Sólo aquello que ya no podemos cambiar.