IMPACTO DEL COACHING SISTEMICO EN LA EMPRESA

coaching de equipos

La mayoría de las Empresas están formadas por individuos que se relacionan entre sí. En unos casos forman equipos y , en otros, tan sólo tienen relaciones puntuales. En ambos casos hay un punto de unión, lo hacen en busca de un bien común. La función del Coaching Sistémico consiste en facilitar que cada elemento aporte valor añadido al sistema.

Es fácil comprender el beneficio que puede aportar un proceso de Coaching Sistémico (Coaching de Equipos) a la Organización:

– colaboración de sus miembros
– resultados superiores a los logrados por cada elemento de forma individual
– aprendizaje
– crecimiento personal
– mejora de la comunicación interna
– etc

Todos los Sistemas necesitan un cierto orden para funcionar de forma eficiente y no caer en el caos. En el Coaching Sistémico, se aplican las bases de la Teoría General de los Sistemas de Bert Hellinger. Son fácilmente reconocibles en el funcionamiento de los Equipos de Trabajo:

1.- Ley de Pertenencia. Cada colaborador tiene un vínculo con el Equipo. Si alguien es excluido, es todo el Equipo el que sufre.
2.- Ley de Prevalencia. Hay una jerarquía emocional en base a la antigüedad. Hoy en día, podemos decir que está en tela de juicio y es el Talento, o debería serlo, el que marca la prevalencia.
3.- Ley del Equilibrio. Debe haber reciprocidad entre lo que se da y lo que se recibe; ni todos «falsos humildes» ni «egoístas». Permitidme una broma; como dice José Mota «las ovejas que entran por las que salen».
4.- Ley de la Aceptación. En ocasiones, nos gustaría poder cambiar el status quo pero no es posible; normativa, complejidad, falta de flexibilidad en la Empresa….. Hay que aceptarlo. Lo contrario puede llevar a la parálisis. Habrá un momento para acometer el cambio y conseguir la mejora.
5.- Ley de Reconocimiento. Es tan sencillo como reconocer la aportación de cada individuo y no perder una sola ocasión de celebrar el éxito del Equipo.
6.- Ley de Jerarquía. La Dirección de la Empresa está al servicio de los Equipos y merecen el respeto del resto de la Organización. Al igual que ocurre con la Ley de Prevalencia, podemos abrir algún interrogante al respecto. Hoy en día se buscan estructuras más planas y radiales donde el respeto es clave en cualquier estrato de la misma.

Si, al leer este artículo, detectas roturas en alguna de estas leyes en la forma en que trabajan los Equipos en tu Empresa, es posible que la solución sea un proyecto de Coaching de Equipos. En Afincoach tenemos los recursos y conocimiento necesarios para ayudarte.

Gracias a Jorge Salinas (Grupo Atesora) que me ilustró e inspiró este artículo.

Coaching: la herramienta “ Divergente ”.

divergente_2

Foto tomada de http:bibliofiloenmascarado.es

Hoy quiero romper una lanza por la maravilla de tener una herramienta que aplique en cualquier ámbito como es el Coaching. En una época en la que todos tenemos que estar especializados no quiero sumarme y decir que el Coaching también tiene esa característica para practicarse.

A veces me resulta complicado explicar a la gente en que especialidad me muevo en el mundo Coaching. Quieren saber que área/ámbito profesional es en la que estoy especializada. Yo contesto que el Coaching aplica en cualquier ámbito.

Hace unos meses tuve una visita a un cliente para ofrecerle Coaching para sus clientes. Me preguntó en qué estaba especializada, en qué ámbito y le dije que a mí lo que me apasiona es el Desarrollo de Personas, esa es mi especialidad y lo hago a través del Coaching. Me hizo una apreciación que valoré muy positivamente sobre todo por el punto de interesarse por mi futuro profesional. Sin embargo, no me convenció. ¿Por qué tengo que especializarme en un área profesional? El Coaching no es Mentoring ni Consultoría para lo que si tiene que haber una competencia técnica detrás. Fue una visita agradable.

Hace unas semanas vi en la tele la película “Divergente”. Según la iba viendo me vino a la mente la conversación que os he contado antes. Esta peli yo la resumiría como una ciudad dividida en barrios de competencias, donde el que vive en uno determinado solo puede tener y desarrollar esa competencia. Estaba el barrio de la valentía, los eruditos, los abnegados, los cordiales y los verdaderos. Si yo fuera valiente u osada viviría en el barrio de la Osadía. No podría ser erudita ni abnegada al mismo tiempo por ejemplo. Me vino a la mente esa conversación que tuve unas semanas antes, me creó un paralelismo entre lo que pensé al salir de aquella entrevista y la peli, entre lo que dicen que tiene que ser y lo que tú piensas que tiene ser. Me convertí en Heroína por unos segundos!

Es bueno tener conocimientos sobre un ámbito profesional. Sin embargo para mí esto no aplica en Coaching,

Pues bien, yo digo que Coaching es una herramienta tan potente y tan profunda que no va a las capas del hacer, aunque las trabaje, sino que va al Ser de cada uno. Y aquí si pienso que somos más parecidos, menos Divergentes. Cada uno con su estilo y sus mochilas, bastante convergentes.

Cuando un Directivo de Empresa no puede gestionar a su equipo porque le faltan capacidades de comunicación positivas, ¿en qué se diferencia del Director de Colegio que tiene la misma carencia con su equipo de Directores de Etapa? Cierto es que los colegios tiene unas características diferentes a la empresa, pero la carencia para mi no viene por ese motivo si no por la persona que ocupa ese puesto en concreto. Cuando no conseguimos tener una buena relación con un compañero de Dpto., ¿en que se diferencia de la dificultad que tiene un profesor para relacionarse con otro profesor con el que este año comparte curso? Las dificultades de trabajar en equipo, optimizar mi tiempo, optimizar mis tareas, sentir que me ha cundido el día, elegir a buenos profesionales para mi empresa, colegio u Hospital, mejorar la autoestima, hablar para ser escuchado, crear un equipo de alto rendimiento que tome decisiones conjuntamente, ¿cuánto depende del entorno empresarial general en el que estemos? Si, el entorno le puede estar condicionando, ese entorno en particular no en General. Quizá un Jefe de planta de Hospital tiene los mismos problemas que un Ejecutivo con su equipo y no obligatoriamente los mismos que otro jefe de planta de otro Hospital. El entorno me sirve para entender a mi Coachee (cliente). No condiciona mi capacidad como Coach ni la herramienta en sí misma.

En Coaching decimos que nuestro trabajo es un 20% pasado o situación actual y 80% futuro a dónde quiere llegar el Coachee. Eso es lo que trabajamos. Dónde quiere llegar mediante sus recursos: fortalezas y debilidades.

Al final dicho de diferentes formas, todos buscamos el mismo fin: disfrutar con lo que hago, sentirme satisfech@, tener relaciones positivas, enriquecedoras que me generen alegría, buenas sensaciones, sentir que optimizo mi tiempo, acostarme cada noche sintiendo que mi día lo he vivido tan intensamente como he podido, de la mejor manera que se, mi vida tiene sentido.Y con esa tranquilidad, dormir y despertarme al día siguiente con ganas de empezar el día, de despejarme sin café, de conseguir mis retos.

Si mi profesión me permite no ser especialista en ese sentido, ¿por qué me tengo que especializar? Yo no quiero especializarme, solo quiero ser una COACH EXCELENTE para cada Coachee que decida arriesgarse y conseguir los fines que a todos nos mueven.

Como decía Ortega y Gasset “El especialista “sabe” muy bien su mínimo rincón de universo; pero ignora de raíz todo el resto”. No es esto una crítica a la especialización porque hay veces que es necesaria. Y me parece estupendo que otros quieran especializarse en algún sector o área. Lo que opino es, que no todo tiene que ser especialización. No tener una especialización y poder trabajar en diversidad de ámbitos, es altamente enriquecedor y potente. En Afincoach disfrutamos haciendo Coaching con profesionales y con equipos de diversos ámbitos. El Coaching es Divergente en sus aplicaciones y poderoso cuando empiezas a experimentarlo.

Seguiremos trabajando Coaching como herramienta Divergente.

Divergente_Afincoach
Divergente_Afincoach