¿Selecciona tu empresa el mejor talento?

 

Me reunía hoy con un amigo, CEO de una Asesoría Fiscal y laboral y a la vez que degustábamos un rico café de media mañana, compartía conmigo lo difícil que es, hoy en día, encontrar talento y más aún, retenerlo.

Puede presumir y yo puedo confirmarlo, que ofrece unas condiciones laborales tan ventajosas, que ya quisieran muchas empresas saber ofrecer y más aún, ya quisieran muchos trabajadores poder disfrutar. Sin embargo, hay veces que eso, por alguna razón, no basta.

Identificar y atraer el Talento verdaderos será la condición sine que non para la supervivencia y éxito de muchas organizaciones en el siglo XXI.

La estrategia necesaria para afrontar y gestionar un cambio constante y cada vez más desafiante requieren, sin olvidar la inteligencia y experiencia, de otras competencias específicas. Competencias como:

  • Motivación, tanto la propia como la ajena y entendiendo por motivación la mezcla de ambición y humildad.
  • Introspección o capacidad de adquirir y dar sentido a la información. Sacarle provecho. Pensar estratégicamente.
  • Curiosidad: impulso hacia los nuevos conocimientos y experiencias. Promover la curiosidad como activadora de la innovación.
  • Determinación: palabra que adora Pilar Jericó y que yo aprendí de ella. Valor para enfrentarse a los desafíos y adversidades.

Competencias, que por otro lado, se trabajan con coaching ejecutivo, tanto individual como de equipos.

No solo vale tener «buenos profesionales» sino “buenas personas”.

“Para ganar hay que contar con los mejores”. En un entorno cada vez más competitivo, es necesario reclutar al mejor talento y luego formarlo y retenerlo. Y por supuesto, no dejar nunca de entrenarlo. Si contratas a una estrella y luego no la entrenas, no será estrella mucho más tiempo.

Pero ojo, el líder debe ser el primero y dar ejemplo. Cuidar a su equipo, pensar en ellos como parte de una familia que trabajan por los mismos ideales, propósitos y siempre desde una visión conjunta.

Una organización en la que haya diferentes visiones del objetivo por el cual trabajan, está, bajo mi punto de vista, abocada a la desaparición.

Mi opinión es que hay que trabajar con cierta frecuencia en la visión compartida con todo el equipo. Dejar claro hacia dónde se va y para qué. Permitir opiniones de cada persona, que tal vez puedan estar viendo algo en los mercados que escapa del líder y que suponga un posible y necesario cambio de rumbo. De esta forma, estaremos atentos a lo que ocurre a nuestro alrededor, nos sentiremos parte del equipo porque se nos tendrá en cuenta y con ello generaremos un compromiso superior a la media.

El compromiso del equipo y sentirse parte del proyecto, es la mejor medicina para evitar la fuga de talento.

 

 

Mi nuevo RoadMap (introducción)

Hace unos meses estuvimos en el Colegio de Economistas de Valencia realizando el Taller «Mi nuevo Rad Map». Dirigido a colegiados en un momento de transición, donde se hace evidente la importancia de gestionar el cambio: desempleados, emprendedores….. en búsqueda de…..Cerraba las jornadas 2016 de Gestión del Cambio.

Podría parecer que la jornada tenía como objetivo ser el fin de algo, de un ciclo de Conferencias/Talleres en este caso. Nada más lejos de la realidad. Nació con el espíritu de ser el primer paso hacia una nueva meta y de ahí viene el título escogido, Mi nuevo Roadmap.

Tener un nuevo Roadmap puede traducirse de dos modos diferentes:

  • Una nueva ruta para el mismo destino
  • Un nuevo destino para el que trazo mi nueva ruta.

Nos encontramos continuamente con personas y organizaciones que se empeñan en ejecutar una y otra vez las mismas acciones buscando mejorar sus resultados. Aquí nos viene a la memoria una célebre frase de Albert Einstein; “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”.

Para quienes están encerrados en el discurso negativo de las dificultades para encontrar un nuevo trabajo a partir de una determinada edad o para aquellos que no están seguros de cómo empezar la nueva ruta, es importante señalar algunos datos obtenidos en un estudio llevado a cabo por la Asociación de Directores de Recursos Humanos, el Human Age Institute, CEOE y EAE Business School, relativo a los puestos profesionales más solicitados en el año 2015 y las competencias más demandadas entre los profesionales.

Las Empresas han centrado sus búsquedas en:

  • Marketing
  • Ingeniería tecnológica
  • Comercial

Por lo que vemos, la función comercial, de Marketing y tecnología siguen siendo muy importantes, y es crucial conocerlo para centrar esfuerzos. Si nos fijamos en las competencias que abren puertas, son:

  • Compromiso
  • Resiliencia
  • Visión y orientación estratégica
  • Liderazgo

Con estos datos en la mano, ¿para qué no trabajar mi compromiso? ¿Entrenarme en la resiliencia? ¿Trabajar mi estilo de liderazgo?……. Todas estas acciones enriquecen tu perfil profesional y te convierten en un profesional valioso en cualquier organización. En cada conversación con Directores Generales y Directores de RRHH siempre aparece el “engagement” o compromiso como una de sus mayores preocupaciones, tanto a la hora de fidelizar clientes como para retener a sus mejores colaboradores. ¿Cómo puedes utilizarlo en un encuentro con un Director de RRHH a tu favor? No es lo mismo explicar que has estudiado Economía y has trabajado en un departamento financiero durante tres años que transmitir cómo conseguiste elevar el compromiso y fidelización en tu área más de 10 puntos, o que has sido elegido por tus compañeros en una encuesta interna entre los 3 mejores líderes.

El liderazgo parece algo más complicado de desarrollar y no faltan quienes aseguran que “se nace líder”, no se puede aprender liderazgo. Es cierto que hay muchos factores que determinan el grado de liderazgo de una persona. Nosotros creemos que cada persona tiene un líder dentro, sólo necesita un empujón para que aflore.

El prestigioso psicólogo estadounidense de la Universidad de Harvard, Howard Gardner, ha elaborado una teoría que tiene mucho que ver con este último aspecto.

Howard Gardner y sus colaboradores advirtieron que la inteligencia académica (la obtención de titulaciones y méritos educativos; el expediente académico) no es un factor decisivo para conocer la inteligencia de una persona.

Un buen ejemplo de esta idea se observa en personas que, a pesar de obtener excelentes calificaciones académicas, presentan problemas importantes para relacionarse con otras personas o para manejar otras facetas de su vida. Gardner y sus colaboradores podrían afirmar que Stephen Hawking no posee una mayor inteligencia que Leo Messi, sino que cada uno de ellos ha desarrollado un tipo de inteligencia diferente.

La investigación de Howard Gardner ha logrado identificar y definir hasta diez tipos de inteligencia distintas.

Gardner

  • Lingüística
  • Lógico-matemática
  • Espacial
  • Musical
  • Corporal y cinestésica
  • Intrapersonal
  • Interpersonal
  • Naturalista
  • Existencial
  • Espiritual

Pues bien, tres de ellas están íntimamente ligadas a lo que entendemos como Liderazgo, y son la Inteligencia Lingüística, la Inteligencia Intrapersonal y la Inteligencia Interpersonal. Obviamente se puede aprender y desarrollar una mejor comunicación, mejor capacidad de relacionarse, etc.

Tras entrenar nuestro compromiso, la resiliencia y el liderazgo, entra en juego un nuevo aspecto; se trata de la forma en la que gestionamos el tiempo. ¿Cuántas veces hemos oído las siguientes frases? Quiero ir al gimnasio pero es que no tengo tiempo, quiero aprender idiomas pero es que no tengo tiempo, tenía pensado llamarte pero es que no tuve tiempo…… Son lo que llamamos esquezofrénicos, siempre tienen la excusa del tiempo ante una evidente falta de compromiso con lo que pretenden conseguir.

¿Qué diferencia a los que utilizan el tiempo como excusa frente a los que no lo hacen? Ya los filósofos metafísicos, Platón, Aristóteles y Sócrates entre otros, en el siglo V a.c elaboraron teorías para vencer el uso del tiempo como excusa.

asistentes_postitBajo nuestro punto de vista, es el único recurso que compartimos todas las personas de una forma finita y en la misma cantidad. Son 24 horas diarias, 168 horas semanales, 720 horas mensuales…… ¡720 horas! Dan para mucho. La diferencia entre el éxito y el fracaso comienza en el uso que hagamos del tiempo. Para ello, una buena organización, planificación de acciones, medición de resultados y seguimiento nos ayudan en la consecución de objetivos planteados.

Podríamos traer múltiples teorías respecto al aprovechamiento del tiempo, sin embargo, vamos a fijarnos en una muy sencilla y altamente conocida, como es la Teoría de Pareto, elaborada por Joseph M Juran y nombrada así en reconocimiento al economista italiano Vilfredo Pareto. Si el 80% de los resultados provienen del 20% de las causas, podemos hacer un paralelismo y decir que centrándote en lo que da mayor rendimiento, incrementa tu efectividad y productividad.

Te has parado a realizar ese ejercicio? ¿Qué tareas de las que realizas que representan el 20% de tu tiempo generan el 80% de tus resultados? Eficiencia.

 

Aprovechamos para desearte un verano vivido según lo hayas deseado.

20150913_123834

La inteligencia emocional desde el colegio

El viernes pasado pude participar en un taller muy interesante, que @Aida_prof dirigió de una forma muy amena y útil mediante la herramienta utilizada que os contaré de forma resumida.

¿Qué lo hacía tan interesante?:

  • Era un taller de inteligencia emocional en el entorno escolar, dirigidos a los padres de los alumnos de un colegio
  • Utilizó una herramienta muy práctica, el Visual Thinking

Mediante Visual Thinking, nos llevaba a realizar un ejercicio de visualización sobre cómo vemos a nuestro hijo en el presente, cómo lo vemos en un futuro próximo, y en un futuro más alejado, y estas 3 etapas, reflejarlas mediante dibujos en diferentes dimensiones y colores, que expresasen cómo es o será en su forma de vestir, sus amistades y relaciones personales, sus experiencias, estudios, etc. Y utilizando ese dibujo resultante, iniciar una conversación con nuestr@ hij@ sobre cómo lo vemos. El/ella a su vez, puede haber realizado igual ejercicio previamente, para no estar condicionado por nuestra visión y contrastamos resultados, o bien conversamos sobre la base de las imágenes que yo he realizado como madre suya.

Enfocado inicialmente hacia padres de adolescentes, creo que esta técnica sirve desde edad más temprana, e incluso puede ser útil iniciar estos ejercicios siendo pequeños.

Y esto es sólo un ejemplo de lo que ya algunos colegios han puesto en marcha, y que muchos otros están iniciando tímidamente. El entorno escolar es cada vez más consciente de lo necesaria que es la gestión de las emociones en los alumnos, y cada vez se avanza más en esta línea. Y no solo en ese alumno en el momento presente, sino en el que será un adulto en un entorno laboral el día de mañana, y que ha de haber sido preparado desde que era niño en determinadas competencias.

Así ocurre, por ejemplo con un informe presentado estos días, el Informe Epyce, realizado por la Asociación Española de Directores de Recursos Humanos junto con EAE Business School, la CEOE y la Fundación Human Age Institute, que actualiza las competencias necesarias hoy y en el futuro. Este resultado de este informe dice que algunas de las competencias más demandadas a futuro, serán el compromiso, y la gestión del cambio. ¿Estamos preparando a los niños de hoy, para ser válidos en estas dos competencias?¿Qué herramientas les estamos dando?¿Qué papel juega el colegio en conseguir éstas? Compromiso y resiliencia son más 2 habilidades más demandadas en la actualidad; esto me da que pensar también en todo lo podemos aprender aún los profesionales actuales.

Un gran camino que recorrer y un gran reto para la comunidad educativa, que va introduciendo estas herramientas ya.

 

LA CONFIANZA: EL GRAN PROBLEMA

Acabo de terminar de releer un libro que siempre me inspira. «Las 5 disfunciones de un Equipo» de Patrick Lencioni. Es muy sencillo de leer y guarda un mensaje muy potente para todas las personas que gestionan o son parte de un Equipo, independientemente del tamaño o nivel en la organización del mismo. De hecho, yo lo he puesto en práctica en un Equipo de 3 personas y en otros mucho mayores.

A modo enumerativo, detallo las 5 disfunciones a las que se refiere el autor:

1.- Ausencia de confianza.
2.- Temor al conflicto.
3.- Falta de compromiso.
4.- Evitación de responsabilidades.
5.- Falta de atención a los resultados.

Si repasáis estos 5 puntos, quien más quien menos reconocerá comportamientos y actitudes que ha experimentado en las dinámicas de su Equipo. Si no es así, sólo hay dos posibilidades, formas parte de un Equipo de Alto Rendimiento (enhorabuena) o no te interesa mejorar.

Por suerte (sí, es una suerte) lo habitual es encontrarse con estas actitudes, lo que nos permite mejorar y crecer. Para trabajar sobre ellas, debemos primero identificar qué está causándolas.

1.- Ausencia de confianza. Invulnerabilidad de todos o parte de los miembros del Equipo.
2.- Temor al conflicto. Armonía artificial.
3.- Falta de compromiso. Ambigüedad.
4.- Evitación de responsabilidades. Bajos estándares.
5.- Falta de atención a los resultados. Ego y mantenimiento del status quo.

Puede parecer que esta pirámide es tan grande como las de Giza pero realmente no es tan complicado trabajar con el Equipo para generar nuevos comportamientos que se traduzcan en mejores resultados. Todo empieza por la generación de CONFIANZA, cuya ausencia es la base en la que se asientan todos los problemas posteriores. ¿Recuerdas lo que ocurría en aquel EQUIPO donde no reinaba una pizca de confianza? ¿Cómo era la comunicación? ¿Quién asumía responsabilidades? Y, sobre todo, ¿cómo eran los resultados a largo plazo?

En jornadas de trabajo de 2-3 horas es posible ir generando actitudes diferentes que rompan las disfunciones. ¿Cuándo vas a probarlo?

Gente impresionante. Tú, ¿para cuándo?

 

Antes de comenzar a escribir más en este post, me gustaría que vieras este enlace para que estuviéramos en igualdad de condiciones.

People are Awesome 2015

gente impresionante awesome

Gente Impresionante

¿Los has visto? son personas que hacen cosas sorprendentes, gente impresionante. Después de disfrutar viéndolo estas Navidades me surgió una reflexión. Como Coach, en mi tarea de difundir el arte del Coaching, no es fácil que la persona decida mejorar o superarse de manera inmediata, que lo sienta como una prioridad. Hay razones varias. Y también hay excusas y justificaciones variadas, algunas realmente ingeniosas.

Las personas del vídeo hacen cosas realmente extraordinarias, espectaculares, que conllevan una superación diaria, una altísima resiliencia y una buena dosis de esfuerzo. ¿Qué cara pongo ahora cuando ante plantear una mejora en la vida personal o profesional me digan: no tengo tiempo, no puedo ponerme ahora con esto, uffff, imposible en este momento de mi vida, que otra cosa puedo hacer yo, que otra cosa voy a encontrar, virgencita que me quede como estoy…? no estoy ofreciendo que te conviertas en uno de tantos que salen en el vídeo, si no que te comprometas contigo y en vez de poner excusas o justificarte en tu lenguaje de víctima, perfeccionado cada año, decidas vivir este año algo diferente y bien enfocado.

 

Tú ¿para cuándo?

afincoach_para_cuando_1“El compromiso es la respuesta valiente de quienes no quieren malgastar su vida, si no que desean ser protagonistas de la historia personal y social” Juan Pablo II

Y así es, es normal que te ocurran cosas cuando el barco de tu vida va sin timón, porque no va por donde quieres, si no por donde te lleva el viento, el mar, y cualquier cosa que ocurra en tu entorno. Y  lo que te queda es quejarte, lamentarte, resignarte…. Es la pregunta de ¿Qué puedo hacer yo con todo esto que me pasa? Tomar las riendas y si lo que te está ocurriendo, no son las cosas que quieres, prueba a hacer algo diferente a ver qué ocurre. Como se dice, el No ya lo tienes.

gente_impresionante_afincoachYa se que estos días hay muchas propuestas para plantearnos que hacer este año, pero es que es un buen momento para ello. Puede ser que si no te interesan este tipo de  post, sea por miedo a la tentación de hacer algo diferente. Y si has llegado hasta aquí leyendo… sigue adelante y busca la manera para que este año no sea otro año de la marmota. Pon timón en tu barco y dirige tu vida.

El Equipo de Coaches certificados Afincoach te deseamos un buen 2016 y Coaching para conseguir lo que te propongas, con un timón de características acorde al destino al que quieras llegar y por el rumbo que tengas que navegar.

Y …..¡Disfruta del viaje!

compentencias_afincoach_2016

 

Encajar las piezas: Mujer, Madre y Trabajadora mediante la Aceptación.

20150910_190224_resized

Hace unos días me propusieron una de las entrevistas de radio que me ha hecho más ilusión por tratar de #Mujeres y #Coaching.

ICF en sus objetivos básicos de promover el arte, la ciencia y la práctica del Coaching, colabora semanalmente con Onda Mujer, que es la primera radio digital hecha por y para mujeres.

El tema a tratar: como encajar las piezas de Mujer- Madre- Trabajadora. La respuesta: la Aceptación.

Este espacio radiofónico llamado “Coaching” está conducido por Laia El Qadi Cueto y cuenta con la colaboración de María López Herranz, Past Presidente de ICF, y Cris Moltó, Vocal de Marketing y Comunicación de la Junta Directiva de ICF.

Os dejo el enlace: http://prnoticias.com/podcast/ondamujer/coaching/20146141-aceptamos-madre-mujer-trabajadora

Aceptación Vs Tolerancia.

En Coaching decimos que la Aceptación legitima la diferencia con el otro. Acepto que soy diferente al otro.

En este caso, me refiero a la Aceptación que legitima la diferencia con mi yo anterior. Cuando el “otro” somos nosotras mismas, porque ahora además de mujer trabajadora, somos madres.

En nuestra sociedad la tolerancia tiene un significado diferente a la tolerancia como distinción de coaching. Tolerancia es una conflicto en diferido: convivo con lo que no me gusta. Voy llenando «mi mochila» de cosas que estoy haciendo que no me gustan o que no me gusta como las estoy haciendo. (no llego a todo, me he olvidado de esto, estoy muy cansada y no me aguanto ni yo, soporto que me juzguen como menos profesional que antes de ser madre, no veo más allá de la próxima hora, no tengo capacidad de planificación e incluso de decisión, no tengo objetivos).

En resumen, no acepto que ahora soy diferente. Vivo en la Tolerancia.

Utilizo el vocabulario del “deber”..Tengo que ser una excelente profesional, tengo que pasar tiempo con mis hijos, tengo que ser una gran madre…tengo que, tengo que, tengo que…. todo con el lenguaje de la obligación. Agotador.

Vivo en la exigencia de hacerlo todo “perfecto” y tenerlo todo bajo control. Veo lo que me dejo por hacer, lo que me falta para …., arrastrada por el día a día, diciendo a todo que si, y si digo que no, sintiéndome fatal, alabando y reconociendo lo que hacen otr@s, comparándome sin darme cuenta en lo que destacan o en lo que les va bien, culpabilizándome por las expectativas no cumplidas…..

Todo esto mal enfocado nos hace llevar una pesada losa día a día.

Así es como llega una mujer a un Proceso de Coaching, con un lenguaje negativo sobre su vida y sobre ella, y con un lenguaje de víctima: “qué puedo hacer yo, el día a día puede conmigo”.

¿Qué se trabaja en el Proceso de Coaching?

La Aceptación de ella en este momento en el que está. El coaching no es café para todos, por lo que para cada mujer, esta Aceptación tiene sus componentes particulares, que los agrupo en:

Vivir esta nueva etapa como una oportunidad de aprendizaje. Desde la mirada de novata, porque somos novatas realmente, no nos hemos encontrado antes en esta situación. Los errores son errores de los que aprendo, y no fracasos como madre y como profesional, con alto contenido de culpabilidad.

Reforzar la autoestima, en cuanto al reconocimiento de todo lo bueno que hacemos, de cómo nos esforzamos y que lo hacemos de la mejor manera que sabemos.

Cambiar el Deber por el Querer: estar donde quiero, y no hacer lo que quiero, si no querer lo que hago.

Desde ese querer, establecer los objetivos de nuestra vida, del largo plazo, y del día a día es fácil. Esto nos permite priorizar, organizarnos, mejorar la gestión de nuestro tiempo, porque lo que hacemos, lo hacemos bajo el foco de nuestros objetivos.

Incorporar 2 distinciones que marcan el antes y el después de un Proceso de Coaching:

La excelencia frente a la exigencia, y la Liviandad.

Vivir en la Excelencia es vivir hoy de la mejor manera que sé, a través de la confianza en mí misma y en los demás, sabiendo que soy muy válida y que si algo no ha salido como esperaba, puede hacerlo de otra manera y obtendré resultados diferentes. Celebrando los éxitos por muy pequeños que sean.

Liviandad es la emoción que permite disfrutar del día a día, estar presente y atenta en lo que estoy haciendo en este momento, poniendo humor incluso cuando me equivoco, pensando que en cada error hay una oportunidad de aprendizaje. Restando transcendencia a lo que ocurre.

Ser la protagonista de su vida, que implica responsabilizarse con lo que hago y con lo que no hago.

Este post y la entrevista de Onda Mujer, habla de las mujeres con las que como Coach he trabajado en Procesos de Coaching ya sea a nivel Ejecutivo o a nivel Personal. Y también habla de mí, porque yo antes de ser Coach, fui Coachee (persona que realiza un proceso de Coaching).

Hacer el Proceso de Coaching me permitió desenroscar los nudos que se habían hecho en mí en esa vorágine en la que me tiré de cabeza cuando comencé el mejor camino de mi vida que es ser madre. (Y a desenroscar algunos anteriores también).

Me ha dado las herramientas para decidir cómo quiero vivir: disfrutando de lo que hago desde la Excelencia y la Liviandad.

Ser Coach Ejecutiva por ICF, me da la oportunidad de aprender todos los días de las personas con las que trabajo, y el gratificante regalo de ver como las mujeres, tienen un alto compromiso con lo que se proponen y cuando encuentran el acompañamiento necesario que ofrece el Coaching, llegan más allá de lo que se habían propuesta al iniciar el Proceso. Y como efecto secundario: se sienten bien.

Os dejo la entrevista que ha sido la causa de este Post.

Gracias a ICF por contar conmigo.

http://prnoticias.com/podcast/ondamujer/coaching/20146141-aceptamos-madre-mujer-trabajadora

Puedes solicitar una sesión de Coaching gratuita a través de nuestra web www.afincoach.com para saber qué puede hacer el Coaching por ti en concreto.

¿ERES EMPRENDEDOR?

Emprendedor y emprendimiento son esa clase de palabras que se ponen de moda y comenzamos a utilizar en todo tipo de conservaciones y para múltiples situaciones. Sin embargo, no son conceptos ligados a la modernidad. Richard Cantillon lo cita por primera vez en 1730 en su libro Ensayo sobre la naturaleza del comercio en general. Personalmente, me gusta la definición que hace Peter Drucker, Un emprendedor busca el cambio, responde a él y explota sus oportunidades.

Pudiera parecer que hoy en día todos somos emprendedores; todo aquel que se embarca en un nuevo proyecto por cuenta propia recibe la etiqueta y pasa a formar parte de esta nueva clase social. Y me atrevo a asegurar que cada día se va a hacer más grande. El mercado laboral, por un lado, ya no fomenta relaciones a largo plazo sino ligadas a proyectos y resultados, lo que convierte en habitual cambios cada 4-5 años. Por otro lado, la generación que se incorpora al mercado, los millennials, no valoran un trabajo en la misma Empresa para toda la vida, como hacían sus padres, y se sienten más cómodos creando sus propios proyectos.

Esto me lleva a preguntarme si todos podemos ser Emprendedores y desaparecerá el trabajo por cuenta ajena. Creo que no. Tiene que haber una serie de capacidades y habilidades innatas que sirvan de palanca para lanzarte a desarrollar un proyecto propio. Y si no las tienes, tarde o temprano, te echarás atrás.

Hace unos días leí un artículo en www.marketingdirecto.com donde incluían una lista de actitudes para ser un emprendedor valiente.  Sin ese punto de valentía (algunos lo llaman locura) será complicado dar el último paso.
1.- No tener vértigo
2.- Asumir responsabilidades
3.- El proyecto es una prolongación de la persona
4.- Influyen positivamente en otros
5.- Comprometidos con crear algo diferente
6.- Se emocionan con su proyecto

Si te ves reflejado en los 6 puntos, posiblemente estás preparado para comenzar una nueva aventura profesional. En el otro extremo, si al leer la lista no sientes nada, mejor deja el emprendimiento para más tarde. Lo más habitual será que te veas en varios puntos y dudes en otros. Si quieres empezar tu propio proyecto pero sientes que te falta algo, no lo dudes, busca un Coach. Actuará como el acelerador que necesitas para multiplicar tu autoconfianza y sentirte seguro en los momentos más complicados. Sólo el hecho de compartir tus ideas con alguien aumentará tu compromiso y tendrás la oportunidad de recibir feedback sobre los pasos que vas dando.

Recuerda este proverbio africano; Si quieres ir rápido, ve solo. Si quieres llegar lejos, ve acompañado.

PLANTA LA SEMILLA DE TU “SER”

la semilla de tu SER

Acabo de leer un artículo publicado por la Fundación Adecco donde desgranan 10 consejos útiles para poner en práctica en Agosto, enfocados a las personas que se encuentran en situación de búsqueda de empleo.

El artículo me ha parecido sumamente interesante, especialmente porque trata de modificar la visión del Verano y pasar de que suponga un “vacío” a que se convierta en un “puente”. Mientras lo leía, he podido reflexionar sobre lo que suponen las vacaciones para la mayoría. Si realizamos una rápida encuesta con una sola pregunta: -”¿Qué vas a hacer este verano?”, la respuesta más habitual será: -”descansar”. Encontraremos esta contestación incluso en aquellos que no parecen estar cansados en absoluto. Mi interpretación es ligeramente diferente; buscamos descansar de la rutina, de hacer lo mismo.

Desde este punto de vista, las vacaciones no tienen que ser un periodo de inactividad (¡qué aburrimiento!) sino la semilla de algo nuevo. Son el primer peldaño que nos convierte en lo que queremos SER. Llevamos todo el año dedicados a HACER y no tenemos tiempo para pensar lo que nos gustaría SER.

Os invito a un sencillo ejercicio para trabajar vuestro SER. Se trata de plantear 3 objetivos en un plazo que tú mismo elijas; ¿tres meses?, ¿un año?, y a continuación adquiere el compromiso de una acción para llevar a cabo durante el mes de Agosto, que suponga una ruptura con tu dinámica cotidiana, y……que te haga feliz.

Por ejemplo:

¿Cómo quieres ser en “X” meses?

1.- Quiero encontrarme bien físicamente. Comienza a practicar deporte todos los días, y además la inversión es mínima. Si no estás en forma, empieza a caminar los primeros días.

2.- Quiero entender a mis hijos adolescentes. Dedica todos los días un rato a charlar con ellos, comparte una actividad. Mejor aún; escúchalos cuando te hablan.

3.- Quiero ser un líder inspirador. Lee cómo lo hacen quienes ya lo son. Empieza leyendo un libro de Inteligencia Emocional.

Seguro que encuentras mil cosas como estos tres ejemplos y estarás dando un paso de gigante hacia tu Visión

¡Qué buena pinta tienen estas vacaciones!

A continuación, tenéis el vínculo del artículo completo.

http://www.equiposytalento.com/noticias/2015/07/28/recomendaciones-para-desempleados-durante-el-verano

Divergente_Afincoach
Divergente_Afincoach

¿ Sentirte bien es importante para ti?

foto_propiedad_afincoach
Sentirte_bien_afincoach
Cuesta medir que nos ocurre cuando nos sentimos bien. Para cada persona hay una definición diferente sobre que es para ella Sentirse bien. ¿Qué es para ti? Y no queda todo ahí, ¿cómo mides lo bien que te sientes día a día?
Hoy quiero compartir con vosotros la importancia de Sentirse bien día a día y la dificultad o no para medirlo. Porque Sentirse bien no tiene que ser esporádico, a mí me gusta que sea diario.

Cuando Sentirse Bien no es beneficio suficiente.

Es cierto, no es fácil transmitir como medir económicamente un Proceso de Coaching, porque no estamos acostumbrados a ello. Si cuando ofrecemos Coaching decimos, te vas a encontrar mejor (con lo que para ti signifique estar mejor), al cliente no le parece suficiente beneficio. No estamos acostumbrados a medirnos en satisfacción. Si todos los días nos midiéramos nuestro nivel de satisfacción personal, nuestro bienestar, sería más fácil saber qué hemos ganado con nuestro Proceso de Coaching.

Cuando traducimos  «Sentirte bien» en la empresa

Si por el contrario decimos que además de encontrarte mejor tu equipo va a tener una productividad superior porque van a estar más motivados, van a saber relacionarse mejor, pedirse ayuda y ofrecerla, van a comunicarse mejor decreciendo el tiempo que van a gastar en conflictos entre ellos y esperando a “ya lo hará, yo ya se lo he dicho” o peor “yo ya le he mandado un correo”, van a animar al resto, van a ser ejemplo para el resto, van a buscar siempre la opción óptima porque están comprometidos a ser “su mejor versión” o dar lo mejor de ellos….en resumen: van a ganar en productividad.

Una persona que mejore cualquiera de las áreas mencionadas, va a mejorar su rendimiento, y si está enfocado correctamente a lo que quiere conseguir la empresa o él mismo, va a mejorar su productividad.

Cuando traducimos «Sentirte bien» en las aulas

Un docente que tiene que cambiar su metodología de trabajo, porque actualmente se pide (o exige) un cambio en las aulas tanto en contenidos y forma de enseñar como en recursos utilizados (medios tecnológicos), conseguirá hacer ese cambio a mejor ritmo y con mejor disposición, porque a través del Coaching encontrará el compromiso que necesita para realizarlo. El colegio quiere que el docente en un plazo determinado aplique nuevas tecnologías, y que ya no enseñe, que cree el contexto necesario en el aula para que sus alumnos aprendan desarrollando e interrelacionando sus Inteligencias Múltiples.

Los alumnos cada vez tienen más oportunidades para aprender por sí mismos, la información está a su alcance, ¿qué pasa con el docente? ¿Tendrá que adquirir nuevas tareas en su día a día? ¿Nuevas competencias? Y si hacerlo a mejor ritmo y con mejor disposición, no es importante, ¿qué es lo importante?, ¿que lo consiga si o si?

Por mi experiencia empresarial puedo afirmar que eso no funciona y no consigue el resultado esperado, solo lo disimula. Se actualizará sí, pero ¿en el fondo o en la superficie? ¿Se sentirá identificado con esa actualización? ¿Qué podrá aportar a sus alumnos? ¿Lo qué se esperaba cuando se propuso el cambio? o ¿ni chicha ni limonada? ¿Qué necesita realmente el docente además de conocer la nueva metodología de aprendizaje en las aulas?

Queremos que nuestros hijos/alumnos aprendan diferente y ¿cómo puede aprender el docente? o ¿cómo puede darse cuenta el docente que tiene que desaprender para aprender?

Dime, ¿para qué te sirve a Ti estar bien?

Volviendo al comienzo, quizá no es tan complicado medir qué resultados produce el Coaching aunque si laborioso. Mide los segundos, minutos y horas que has ganado en tu puesto de trabajo porque te sientes bien, porque has encontrado tu camino en la misma dirección que tu empresa o tu colegio, súmalos. Dime al mes ¿cuánto tiempo has ahorrado?, ¿en qué lo has invertido? ¿En tiempo para ti, para tu familia, para tus amigos?, ¿para abordar asuntos latentes en tu bandeja de salida personal o profesional que tenías hace días, semanas, meses o incluso años?….

Dime ¿para qué te sirve estar bien? ¿Para qué te ha servido este proceso de Coaching? ¿Cómo va tu productividad? Son preguntas enlazadas a un Aprendizaje de Coaching.

Solo medimos los resultados que son fácilmente medibles. No buscamos el  tiempo necesario para medir de otra manera.¿Para qué sentirse bien no es suficiente?, es decir, qué conseguimos cuando no valoramos el sentirnos bien como un resultado suficiente. 

Y dime, si te sintieras bien o mejor, ¿qué serías capaz de hacer, que ahora no estás haciendo?

logo