Coaching y Salud

Desde hace ya unos años, se está poniendo en práctica con mayor interés e intensidad, procesos de coaching en pacientes de diversas patologías, con el fin de testar en algunos casos su posible  aportación a la mejoría del paciente.

¿Y qué es el coaching de salud? Pues no deja de tener la base del coaching de cualquier otro entorno, puesto que lo que se busca es el empoderamiento de la persona coacheada, en este caso el paciente.

Lo fundamental a entender de estos procesos, es que el coach no va a coachear nunca la enfermedad, sino a la persona. Esa será siempre nuestra clave. Cómo ese paciente entiende y vive su enfermedad, le facilitará aceptar y trabajar su enfermedad.

En numerosos ensayos clínicos, donde se compara el coaching de salud con la educación de experto dada al paciente, se ha demostrado la efectividad del coaching en varios cambios y resultados de salud para: reducir la hemoglobina glucosilada en pacientes diabéticos, controlar el dolor en quienes presentan cáncer, disminuir los problemas emocionales, aumentar la actividad física, disminuir el índice de masa corporal en diabéticos después de 6 meses de sesiones de coaching y reducir el colesterol y la ingestión de grasa; también fue efectivo para alcanzar más pérdida de peso, hacer más caminatas en pacientes con afecciones cardiovasculares y aumentar la ingestión de frutas y calcio en adolescentes. En este sentido, Gensichen et al encontraron menos depresión en los pacientes que habían recibido coaching, que en aquellos que solo recibieron el tratamiento habitual. Según se refiere, el coaching de salud ha sido efectivo en lograr mayor participación en las consultas de seguimiento, mayor adherencia medicamentosa y a la monitorización de la glucosa, reducción del estrés, disminución de la ingestión de sodio y menos hospitalizaciones, entre otras.

En España se está ya realizando algún estudio con pacientes con cáncer, en el que se pueden observar mejorías en aquellos que tienen un proceso de coaching en paralelo.

Todo lo anterior, nos hace meditar sobre las posibilidades que nos ofrece el coaching para una persona que se encuentra con una patología, ya que se le hace responsable y consciente de sí mismo y su enfermedad.

Nada perdemos si nos encontramos en una situación de enfermedad, y probamos a trabajar un proceso de coaching en paralelo al tratamiento que estemos recibiendo para combatir la dolencia que tenemos.

LA CONFIANZA: EL GRAN PROBLEMA

Acabo de terminar de releer un libro que siempre me inspira. «Las 5 disfunciones de un Equipo» de Patrick Lencioni. Es muy sencillo de leer y guarda un mensaje muy potente para todas las personas que gestionan o son parte de un Equipo, independientemente del tamaño o nivel en la organización del mismo. De hecho, yo lo he puesto en práctica en un Equipo de 3 personas y en otros mucho mayores.

A modo enumerativo, detallo las 5 disfunciones a las que se refiere el autor:

1.- Ausencia de confianza.
2.- Temor al conflicto.
3.- Falta de compromiso.
4.- Evitación de responsabilidades.
5.- Falta de atención a los resultados.

Si repasáis estos 5 puntos, quien más quien menos reconocerá comportamientos y actitudes que ha experimentado en las dinámicas de su Equipo. Si no es así, sólo hay dos posibilidades, formas parte de un Equipo de Alto Rendimiento (enhorabuena) o no te interesa mejorar.

Por suerte (sí, es una suerte) lo habitual es encontrarse con estas actitudes, lo que nos permite mejorar y crecer. Para trabajar sobre ellas, debemos primero identificar qué está causándolas.

1.- Ausencia de confianza. Invulnerabilidad de todos o parte de los miembros del Equipo.
2.- Temor al conflicto. Armonía artificial.
3.- Falta de compromiso. Ambigüedad.
4.- Evitación de responsabilidades. Bajos estándares.
5.- Falta de atención a los resultados. Ego y mantenimiento del status quo.

Puede parecer que esta pirámide es tan grande como las de Giza pero realmente no es tan complicado trabajar con el Equipo para generar nuevos comportamientos que se traduzcan en mejores resultados. Todo empieza por la generación de CONFIANZA, cuya ausencia es la base en la que se asientan todos los problemas posteriores. ¿Recuerdas lo que ocurría en aquel EQUIPO donde no reinaba una pizca de confianza? ¿Cómo era la comunicación? ¿Quién asumía responsabilidades? Y, sobre todo, ¿cómo eran los resultados a largo plazo?

En jornadas de trabajo de 2-3 horas es posible ir generando actitudes diferentes que rompan las disfunciones. ¿Cuándo vas a probarlo?

TALLER LIDER COACH DE VENTAS

En nuestro reciente taller de LIDER-COACH DE VENTAS donde contamos con la participación de más de 60 Directores/as de Tienda y Jefas/es de Restaurante, representando a 40 Empresas, hubo dos momentos memorables que resumen a la perfección la Visión que aquellos que trabajan (trabajamos) liderando a Equipos de Venta tienen sobre su función.

Les pedimos que identificasen los comportamientos que restan para liderar a un Equipo. Como no podía ser de otra forma, la mayoría señaló los que detallo a continuación, por este orden:

1.- soberbia
2.- comunicación pobre; escasa escucha, estilo dictatorial….
3.- generar conflictos; ausencia de objetivos, desconfianza…..

Puede parecer increíble pero todavía mimamos nuestro ego y actuamos con soberbia frente a nuestros Equipos. A menudo escuchamos que los colaboradores no abandonan empresas sino a su Jefe. Pues bien, podéis multiplicar esa situación, tantas veces como queráis, cuando aparecen actitudes soberbias.

No merece la pena detenernos por más tiempo en actitudes negativas y sí hacerlo con las positivas. Cuando les pedimos que las enumerasen, aparecieron las siguientes:

empatía
centrarse en las fortalezas
liderar mediante el ejemplo
comunicar
confiar
delegar
respetar
ser autocríticos
formar continuamente
actuar con flexibilidad

A primera vista, me llama la atención que nadie mencionase aspectos “hard”, como el conocimiento de cifras, dominio técnico del producto, experiencia con los procedimientos…….. Ahora podemos hacer un sencillo ejercicio, poniendo los aspectos hard en una columna y los soft en otra y hacer un rápido cálculo sobre qué porcentaje de tiempo dedican los líderes de nuestros Equipos en cada una de ellas. Imagino que nos podemos llevar una sorpresa. Si es así, ¿qué podemos hacer para garantizar que la comunicación, motivación, formación, etc, pasan a ser la línea principal de actuación.

Sólo encuentro una respuesta: entrenamiento. Ya sé que son aspectos emocionales y es más fácil desarrollar formaciones en técnicas de ventas y gestión de KPIs, pero el valor añadido que se obtiene al desarrollar técnicas de feedback, retribución emocional y gestión de las fortalezas es infinitamente superior. La figura de un Coach-Mentor puede conseguir resultados increíbles.

Estamos en la era de Internet, omnicanalidad y seguimiento del “customer journey” con e-beacons y, si quieres diferenciarte y añadir valor a tu cliente para fidelizarlo, tienes que trabajar con sus emociones. El Equipo de Ventas es el principal punto de contacto con el cliente que tiene tu Empresa. ¿Quieres desarrollar sus competencias y convertirles en Campeones de Ventas? En Afincoach podemos ayudarte.

Hablemos de Innovación y Creatividad en el Aula. Hablemos de #CoachingEducativo

nuevas posibilidades en entornos educativos
nuevas posibilidades en entornos educativos

En mayo se celebró en Valencia el primer Congreso Braining: I Congreso Internacional de Innovación y Creatividad Educativa. Me gustó mucho el enfoque ya que se habló de diferentes temas de actualidad en Educación, desde un marco de mejora, y desde la experiencia de los ponentes.

Allí se habló de mirar a Finlandia, de cambiar antes de innovar tecnológicamente, del aprendizaje cooperativo, del aula sensible, de aulas felices, de la empleabilidad del alumno desde esa Formación Profesional tan mal “publicitada” en nuestro país, de Inteligencia Emocional que brilla por su ausencia en cuanto a formación del docente, de nuestro #coachingEducativo, de migración a tablets vs libros…. Interesante, ¿no?

Por problemas de agenda no puede asistir a la totalidad de las ponencias, cosa que me fastidió bastante dada la calidad, y por eso habrá temas que allí se expusieron que no puedo mostrar en este post.

Alguno de los tema que allí se trataron fue la necesidad de cambio, de mejora, de actualización….llámese como quiera: hacer cosas diferentes en Educación. Primero porque hay que innovar por propósito y 2º porque hay que actualizarse por obligación. Los tiempos y las tecnologías han cambiado, eso es un hecho.

¿Y cómo podemos hacer cosas diferentes?

Finlandia

Por ejemplo, sobre mirar o no a Finlandia hubo discrepancias, uno a favor de mirar y coger lo que nos vale a nosotros, y otro ¿para qué mirar hacia un país tan diferente? Bueno yo pienso que para coger ideas ¿Qué tiene de malo mirar a quien parece que lo está haciendo bien? Otra cosas es querer copiar un modelo tal cual con unas variables tan diferentes a las nuestras. Hablaron de detectar la necesidad para darle la solución. Si detectas la necesidad del alumno, o del docente, podrás proporcionarle lo que cubra esa necesidad, su solución. Hablamos de Educación Personalizada, lo contrario del café para todos.

El aprendizaje cooperativo e interactuar

como nuevas formas de aprendizaje para interiorizar y no para memorizar. El Programa Aulas felices, la Psicología Positiva en las Aulas,si te interesa, puedes descargarte el Programa SATI de manera gratuita, es maravilloso. El aula sensible,

La tecnología como herramienta

Como herramienta de cambio y no como fin. ¡Qué cierto! ¿De qué me vale cambiar libros por tablets si la metodología es la misma?¿Si mi objetivo o mi perspectiva es la misma? Si el fin es que lean o que escriban en la tablet en vez de en papel, ¿cuál es el cambio? Nos dicen que en tal colegio ya trabajan con tablets y nos parece que ya están innovando. Ese es el exterior, lo que vemos, hay que hacer una innovación más profunda antes de esta migración. ¿Se ha hecho? Allí definieron los colegios innovadores como aquellos que saben dónde están y a donde quieren ir, definir el proyecto y comunicar el objetivo…. parece fácil, pero ¿cuántas veces se hace?. Los colegios tienen que trabajar orientados a objetivos, objetivos educativos pero objetivos al fin y al cabo como los que tiene el director financiero, el de compras, el Gerente de una empresa etc.

Para muestra un botón

Tuvimos en vivo y en directo la experiencia de aprender 1500 phrasal verbs en 20 minutos, alucinante ¿no?, pues real. Aprender la lengua inglesa no como lengua extranjera si no como una lengua materna más. ¿Qué diferencia hay? Pues además de la forma de llamarlo, como sabéis el lenguaje no es inocente y nos predispone de una forma diferente según lo nombremos, a no traducir lo que queremos decir,  si no a construirilo con mente inglesa, si, si se puede…. . Si ves en acción a Simon Robert Ferdinand te convencerás. Yo creo que esa forma de interiorizar el aprendizaje es la misma que se puede aplicar en otras materias, cuando lo hago mío.

La ausencia de Formación en Inteligencia Emocional para docentes

Y para ir terminando , un asunto que me llamó mucho la atención fue que los docentes que estaban en este Congreso (no olvidemos que el congreso es de Innovación y Creatividad) no habían recibido formación en Inteligencia Emocional. Esto es una muestra y un resumen de lo que pasa actualmente.

Queremos que los alumnos desarrollen las inteligencias múltiples, competencias, habilidades…. Pero ¿quién es el primero que ha tenido que desarrollarlas? ¿Quién es el primero que tiene que trabajar cooperativamente (en Equipo) para poder guiar al alumno? Y ¿cómo se les puede pedir que muestren Inteligencia Emocional, que sean ejemplo para sus alumnos y mucho más complicado, que las desarrollen en ellos?

 

¿Por dónde empezamos la reforma de la casa? ¿Cómo puedo pedir a la casa que soporte más pisos si sus cimientos necesitan refuerzo, nuevos materiales, alianzas….? ….no basta con imponer metodologías y tecnologías…. Estamos hablando de personas que necesitan herramientas, y saber cómo utilizarlas, cada una podrá hacerlo de manera diferente. No solo el colegio debe saber dónde está y a dónde quiere ir, también lo necesita el docente.

 

Dicho todo esto, para mí el reto mayor en los colegios es la gestión de personas y de los cambios que necesitan para llegar a donde se propongan, a donde quieran ir o a donde les pidan que vayan. La imposición se queda en la superficie.

Haciendo lo mismo obtendremos lo mismo, haciendo cosas diferentes obtendré resultados diferentes. ¿Dónde quiero ir? ¿A dónde quiero que llegue mi equipo? ¿Cómo puedo dejar que mis alumnos aprendan y crearles el contexto?

Nuevas metodologías y tecnologías te dan el qué, el Director o equipo directivo te da el cuándo, y el cómo te lo damos nosotros a través del Coaching Educativo. ¿Qué te falta para llegar a lo que quieres conseguir o a lo que quieren que consigas? Tranquilo, déjanos mostrártelo.

No puedo acabar sin mencionar la ponencia sobre #CoachingEducativo que hizo maravillosamente Juan Fernando Bou, mostrando lo que el Coaching puede hacer en los coles, desde la aceptación Vs tolerancia y desde la desaparición del resentimiento. Eliminarlo es un punto de partida para cualquier proyecto de cambio. Hay que partir de un nuevo cero, y si hay resentimiento partimos de menos algo.

Recuerda que en Afincoach te ofrecemos un taller gratuito de sensibilización para que sepas que es Coaching, como trabajamos desde Afincoach  y qué aportaría en tu colegio, en tu Equipo Directivo, en tu Equipo Docente, en tus alumnos y familias, en particular. Aquí tampoco vale el café para todos. Permítenos conocer tus necesidades y tus objetivos para proponerte soluciones que sumen a vuestra experiencia y llegar más allá de lo que os habías propuesto.

¿ Sentirte bien es importante para ti?

foto_propiedad_afincoach
Sentirte_bien_afincoach
Cuesta medir que nos ocurre cuando nos sentimos bien. Para cada persona hay una definición diferente sobre que es para ella Sentirse bien. ¿Qué es para ti? Y no queda todo ahí, ¿cómo mides lo bien que te sientes día a día?
Hoy quiero compartir con vosotros la importancia de Sentirse bien día a día y la dificultad o no para medirlo. Porque Sentirse bien no tiene que ser esporádico, a mí me gusta que sea diario.

Cuando Sentirse Bien no es beneficio suficiente.

Es cierto, no es fácil transmitir como medir económicamente un Proceso de Coaching, porque no estamos acostumbrados a ello. Si cuando ofrecemos Coaching decimos, te vas a encontrar mejor (con lo que para ti signifique estar mejor), al cliente no le parece suficiente beneficio. No estamos acostumbrados a medirnos en satisfacción. Si todos los días nos midiéramos nuestro nivel de satisfacción personal, nuestro bienestar, sería más fácil saber qué hemos ganado con nuestro Proceso de Coaching.

Cuando traducimos  «Sentirte bien» en la empresa

Si por el contrario decimos que además de encontrarte mejor tu equipo va a tener una productividad superior porque van a estar más motivados, van a saber relacionarse mejor, pedirse ayuda y ofrecerla, van a comunicarse mejor decreciendo el tiempo que van a gastar en conflictos entre ellos y esperando a “ya lo hará, yo ya se lo he dicho” o peor “yo ya le he mandado un correo”, van a animar al resto, van a ser ejemplo para el resto, van a buscar siempre la opción óptima porque están comprometidos a ser “su mejor versión” o dar lo mejor de ellos….en resumen: van a ganar en productividad.

Una persona que mejore cualquiera de las áreas mencionadas, va a mejorar su rendimiento, y si está enfocado correctamente a lo que quiere conseguir la empresa o él mismo, va a mejorar su productividad.

Cuando traducimos «Sentirte bien» en las aulas

Un docente que tiene que cambiar su metodología de trabajo, porque actualmente se pide (o exige) un cambio en las aulas tanto en contenidos y forma de enseñar como en recursos utilizados (medios tecnológicos), conseguirá hacer ese cambio a mejor ritmo y con mejor disposición, porque a través del Coaching encontrará el compromiso que necesita para realizarlo. El colegio quiere que el docente en un plazo determinado aplique nuevas tecnologías, y que ya no enseñe, que cree el contexto necesario en el aula para que sus alumnos aprendan desarrollando e interrelacionando sus Inteligencias Múltiples.

Los alumnos cada vez tienen más oportunidades para aprender por sí mismos, la información está a su alcance, ¿qué pasa con el docente? ¿Tendrá que adquirir nuevas tareas en su día a día? ¿Nuevas competencias? Y si hacerlo a mejor ritmo y con mejor disposición, no es importante, ¿qué es lo importante?, ¿que lo consiga si o si?

Por mi experiencia empresarial puedo afirmar que eso no funciona y no consigue el resultado esperado, solo lo disimula. Se actualizará sí, pero ¿en el fondo o en la superficie? ¿Se sentirá identificado con esa actualización? ¿Qué podrá aportar a sus alumnos? ¿Lo qué se esperaba cuando se propuso el cambio? o ¿ni chicha ni limonada? ¿Qué necesita realmente el docente además de conocer la nueva metodología de aprendizaje en las aulas?

Queremos que nuestros hijos/alumnos aprendan diferente y ¿cómo puede aprender el docente? o ¿cómo puede darse cuenta el docente que tiene que desaprender para aprender?

Dime, ¿para qué te sirve a Ti estar bien?

Volviendo al comienzo, quizá no es tan complicado medir qué resultados produce el Coaching aunque si laborioso. Mide los segundos, minutos y horas que has ganado en tu puesto de trabajo porque te sientes bien, porque has encontrado tu camino en la misma dirección que tu empresa o tu colegio, súmalos. Dime al mes ¿cuánto tiempo has ahorrado?, ¿en qué lo has invertido? ¿En tiempo para ti, para tu familia, para tus amigos?, ¿para abordar asuntos latentes en tu bandeja de salida personal o profesional que tenías hace días, semanas, meses o incluso años?….

Dime ¿para qué te sirve estar bien? ¿Para qué te ha servido este proceso de Coaching? ¿Cómo va tu productividad? Son preguntas enlazadas a un Aprendizaje de Coaching.

Solo medimos los resultados que son fácilmente medibles. No buscamos el  tiempo necesario para medir de otra manera.¿Para qué sentirse bien no es suficiente?, es decir, qué conseguimos cuando no valoramos el sentirnos bien como un resultado suficiente. 

Y dime, si te sintieras bien o mejor, ¿qué serías capaz de hacer, que ahora no estás haciendo?

logo