Mis aprendizajes. Capitulo I: Los pensamientos.

Quiero compartir con todos vosotros, qué es lo que más me ha ayudado, en los últimos 5 años a crecer como persona y como profesional. Si, cinco años en los que he aprendido mucho más, que en los 15 años anteriores. No hay nada como el desarrollo personal para crecer. En todos los sectores, se inventa, se innova y todo para mejorar los servicios y los productos que se ofrecen, como móviles más ligeros y con mayores prestaciones, coches menos contaminantes, mejor y mayor experiencia clientes etc etc, ¿y las personas? ¿cómo evolucionamos? ¿cómo podemos llegar a ser la mejor versión de nosotros mismos?

Pues con el desarrollo personal.

Por ello quiero compartir, por capítulos, estas pequeñas reflexiones. Con el fin de aportar luz a las infinitas posibilidades de mejorar personal y profesionalmente. Todos podemos mejorar y con ello, os aseguro, ser más felices.

En este primer capítulo os hablaré de los pensamientos. Son todo lo que nosotros mismos generamos, es decir, lo que nos decimos sobre lo que acontece. Además, los pensamientos, a su vez, generan sentimientos. Y los sentimientos, hacen que sigamos adelante o bien que nos paralicemos. Son los que nos hacen tomar una u otra decisión en la vida. En definitiva, lo son TODO en nosotros. Nos impulsan a hacer cosas, nos frenan, nos dicen si podemos o no, nos generan conflictos con los demás, porque nos hacen interpretar ciertas cosas de una manera y no de otra, actuamos según ellos.

Sacado del segundo libro de Francisco Alcaide “Aprendiendo de los mejores” y mencionando él a Eckhart Tolle, os comparto: “El pasado no tiene poder sobre el momento presente. Creemos que el dolor y el sufrimiento son el resultado de acontecimientos pasados, pero no es así. Lo único que tenemos es este instante. Por tanto, toda mi vida transcurre ahora. Si empiezo a darme cuenta de que aquello no ocurrió en el pasado sino ahora porque lo esto recordando ahora, puedo transformarlo desde una perspectiva positiva. Cuando conecto mis recuerdos con el momento presente dejan de tener poder porque dejan de tener el estatus de hechos, son un recuerdo. Y si es un recuerdo, es un pensamiento, y si es un pensamiento soy YO el que lo piensa, y puedo transformarlo. Como me siento ahora es producto de mis pensamientos, y mis pensamientos siempre me pertenecen, yo puedo elegir conscientemente qué pensar.”

Son infinidad de asuntos los que, cada día, nos ocurren. Y lo que nosotros nos contamos sobre lo que nos ocurre, son los pensamientos que generamos. Entre 50.000 y 60.000 pensamientos diarios. Como dice Eckhart Tolle. Si de ellos depende mi presente y por tanto mi futuro, ¿por qué no los domino yo? ¿por qué no los pongo a mi servicio? ¿Qué me digo sobre lo que ocurre?

Somos por tanto dueños y responsables de lo que pensamos y sentimos. Por tanto, el sufrimiento o la felicidad son una elección.

Os dejo aquí también un video en el que se explica cómo el lenguaje es determinante de cómo pensamos y esto genera unos u otros sentimientos.

https://youtu.be/7IDiTMzR100

¡¡¡Os animo a pensar siempre en positivo!!! y como dice Francisco Alcaide. » Mi pasado no es  mi futuro, mi presente SI es mi futuro». ¿Y tú, cómo eliges hoy que sea tu futuro?

Mi nuevo RoadMap (introducción)

Hace unos meses estuvimos en el Colegio de Economistas de Valencia realizando el Taller «Mi nuevo Rad Map». Dirigido a colegiados en un momento de transición, donde se hace evidente la importancia de gestionar el cambio: desempleados, emprendedores….. en búsqueda de…..Cerraba las jornadas 2016 de Gestión del Cambio.

Podría parecer que la jornada tenía como objetivo ser el fin de algo, de un ciclo de Conferencias/Talleres en este caso. Nada más lejos de la realidad. Nació con el espíritu de ser el primer paso hacia una nueva meta y de ahí viene el título escogido, Mi nuevo Roadmap.

Tener un nuevo Roadmap puede traducirse de dos modos diferentes:

  • Una nueva ruta para el mismo destino
  • Un nuevo destino para el que trazo mi nueva ruta.

Nos encontramos continuamente con personas y organizaciones que se empeñan en ejecutar una y otra vez las mismas acciones buscando mejorar sus resultados. Aquí nos viene a la memoria una célebre frase de Albert Einstein; “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”.

Para quienes están encerrados en el discurso negativo de las dificultades para encontrar un nuevo trabajo a partir de una determinada edad o para aquellos que no están seguros de cómo empezar la nueva ruta, es importante señalar algunos datos obtenidos en un estudio llevado a cabo por la Asociación de Directores de Recursos Humanos, el Human Age Institute, CEOE y EAE Business School, relativo a los puestos profesionales más solicitados en el año 2015 y las competencias más demandadas entre los profesionales.

Las Empresas han centrado sus búsquedas en:

  • Marketing
  • Ingeniería tecnológica
  • Comercial

Por lo que vemos, la función comercial, de Marketing y tecnología siguen siendo muy importantes, y es crucial conocerlo para centrar esfuerzos. Si nos fijamos en las competencias que abren puertas, son:

  • Compromiso
  • Resiliencia
  • Visión y orientación estratégica
  • Liderazgo

Con estos datos en la mano, ¿para qué no trabajar mi compromiso? ¿Entrenarme en la resiliencia? ¿Trabajar mi estilo de liderazgo?……. Todas estas acciones enriquecen tu perfil profesional y te convierten en un profesional valioso en cualquier organización. En cada conversación con Directores Generales y Directores de RRHH siempre aparece el “engagement” o compromiso como una de sus mayores preocupaciones, tanto a la hora de fidelizar clientes como para retener a sus mejores colaboradores. ¿Cómo puedes utilizarlo en un encuentro con un Director de RRHH a tu favor? No es lo mismo explicar que has estudiado Economía y has trabajado en un departamento financiero durante tres años que transmitir cómo conseguiste elevar el compromiso y fidelización en tu área más de 10 puntos, o que has sido elegido por tus compañeros en una encuesta interna entre los 3 mejores líderes.

El liderazgo parece algo más complicado de desarrollar y no faltan quienes aseguran que “se nace líder”, no se puede aprender liderazgo. Es cierto que hay muchos factores que determinan el grado de liderazgo de una persona. Nosotros creemos que cada persona tiene un líder dentro, sólo necesita un empujón para que aflore.

El prestigioso psicólogo estadounidense de la Universidad de Harvard, Howard Gardner, ha elaborado una teoría que tiene mucho que ver con este último aspecto.

Howard Gardner y sus colaboradores advirtieron que la inteligencia académica (la obtención de titulaciones y méritos educativos; el expediente académico) no es un factor decisivo para conocer la inteligencia de una persona.

Un buen ejemplo de esta idea se observa en personas que, a pesar de obtener excelentes calificaciones académicas, presentan problemas importantes para relacionarse con otras personas o para manejar otras facetas de su vida. Gardner y sus colaboradores podrían afirmar que Stephen Hawking no posee una mayor inteligencia que Leo Messi, sino que cada uno de ellos ha desarrollado un tipo de inteligencia diferente.

La investigación de Howard Gardner ha logrado identificar y definir hasta diez tipos de inteligencia distintas.

Gardner

  • Lingüística
  • Lógico-matemática
  • Espacial
  • Musical
  • Corporal y cinestésica
  • Intrapersonal
  • Interpersonal
  • Naturalista
  • Existencial
  • Espiritual

Pues bien, tres de ellas están íntimamente ligadas a lo que entendemos como Liderazgo, y son la Inteligencia Lingüística, la Inteligencia Intrapersonal y la Inteligencia Interpersonal. Obviamente se puede aprender y desarrollar una mejor comunicación, mejor capacidad de relacionarse, etc.

Tras entrenar nuestro compromiso, la resiliencia y el liderazgo, entra en juego un nuevo aspecto; se trata de la forma en la que gestionamos el tiempo. ¿Cuántas veces hemos oído las siguientes frases? Quiero ir al gimnasio pero es que no tengo tiempo, quiero aprender idiomas pero es que no tengo tiempo, tenía pensado llamarte pero es que no tuve tiempo…… Son lo que llamamos esquezofrénicos, siempre tienen la excusa del tiempo ante una evidente falta de compromiso con lo que pretenden conseguir.

¿Qué diferencia a los que utilizan el tiempo como excusa frente a los que no lo hacen? Ya los filósofos metafísicos, Platón, Aristóteles y Sócrates entre otros, en el siglo V a.c elaboraron teorías para vencer el uso del tiempo como excusa.

asistentes_postitBajo nuestro punto de vista, es el único recurso que compartimos todas las personas de una forma finita y en la misma cantidad. Son 24 horas diarias, 168 horas semanales, 720 horas mensuales…… ¡720 horas! Dan para mucho. La diferencia entre el éxito y el fracaso comienza en el uso que hagamos del tiempo. Para ello, una buena organización, planificación de acciones, medición de resultados y seguimiento nos ayudan en la consecución de objetivos planteados.

Podríamos traer múltiples teorías respecto al aprovechamiento del tiempo, sin embargo, vamos a fijarnos en una muy sencilla y altamente conocida, como es la Teoría de Pareto, elaborada por Joseph M Juran y nombrada así en reconocimiento al economista italiano Vilfredo Pareto. Si el 80% de los resultados provienen del 20% de las causas, podemos hacer un paralelismo y decir que centrándote en lo que da mayor rendimiento, incrementa tu efectividad y productividad.

Te has parado a realizar ese ejercicio? ¿Qué tareas de las que realizas que representan el 20% de tu tiempo generan el 80% de tus resultados? Eficiencia.

 

Aprovechamos para desearte un verano vivido según lo hayas deseado.

20150913_123834

La emoción de una Sesión de Coaching

CORAZON2

Desde que trabajo en el apasionante y sorprendente mundo del Desarrollo de las personas, incluso a los que ya conocía,los he vuelto a conocer, me ha sorprendido lo que valen y tienen dentro. Es muy gratificante ayudar a que salga esa mariposa que todos llevamos dentro y salir por fin de esa cápsula (o capullo) que debimos haber roto hace mucho tiempo. La capsula de nuestras limitaciones.

La mariposa VS Coachee

A través de un proceso de Coaching vemos un redondelito minúsculo que nos deja ver una parte del mundo que no habíamos visto hasta ahora y que ahí estaba. No lo habíamos podido ver porque estábamos metidos dentro de la capsula, con nuestro temor, nuestra exigencia y nuestras inseguridades. Poco a poco la mariposa empieza a asomarse y a darse cuenta que quiere salir al mundo demostrándole su enorme belleza, porque todos somos realmente bellos, doy fe, lo descubro en cada proceso de Coaching. Somos bastante más bellos de lo que nos vemos, por eso a veces no nos mostramos en todo nuestro esplendor, porque nosotros mismos no lo hemos descubierto todavía. Nuestra exigencia nos dice que no somos lo suficientemente perfectos para mostrarnos. Mostrarnos en todo nuestro esplendor no es solo con nuestras fortalezas de mariposa, si no también con nuestras limitaciones.

Es maravilloso como una mariposa que decide asomarse y mostrarse al mundo, lo embellece con su sola presencia.

Así los Coachees (clientes del proceso de Coaching) empiezan a brillar en sus entornos, disfrutando de lo que tienen, alcanzando sus objetivos, sabiendo de las limitaciones y amenazas que deben guardarse o como las afrontarán si aparecen. Sabiendo qué tienen que soltar, y en que se tienen que apoyar.

Soy una vividora = «disfrutadora» de la vida

Cuando un Coachee (cliente) llega a una sesión con sus ojos llenos de chispitas y empieza diciendo: estoy fenomenal, me declaro vividora= «disfrutadora” de la vida, y escuchas como la mariposa está revoloteando, dejándose calentar por los rayos del sol, iluminarse por la luz de la luna, acariciarse por la brisa del viento, mojarse por las gotas de lluvia consciente de lo feliz que eso le hace, de la calidad de vida que eso le proporciona, entonces como Coach me quedo sin palabras, mis ojos y mi corazón también se llenan de chispitas. Hay un frase con la que estoy muy de acuerdo:cuanto menos habla el Coach más poderosa es la conversación. En ese momento de las chispitas que os cuento, la conversación si que es poderosa, me encanta sostener el momento, escuchar, y disfrutarlo. Esos ojos son los que están hablando realmente, y yo con los míos los escucho. Los míos también son unos ojos emocionados.

Un momento chispita

Ayer tuve uno de esos momentos, en los que vi a esa mariposa en todo su esplendor. Eso ya estaba el primer día que nos vimos, en la primera sesión, pero dentro de la cápsula, con las alas encogidas y arrugadas. Yo se lo podía haber dicho el primer día, pero no me hubiera creído,ha sido mucho mejor para ella, descubrirlo y recorrer el camino. Solo le hacía falta desplegar sus alas y volar fuera de ahí, cambiar, ampliar la mirada. Yo le acompañé para que tuviera la curiosidad de hacer el primer agujerito, y luego ella ya se dió cuenta como romper la cápsula sesión tras sesión. No es fácil, hay que ser valiente para romper la cápsula e ir más allá de ella.

El Coaching es un aprendizaje vivencial, y de ahí su fuerza, su potencia. No solo es vivencial para el Coachee si no también para el Coach, cada sesión es un aprendizaje, me lo dice la teoría y lo afirmo en la práctica.

¿Quien dijo que no se puede cambiar? Claramente, alguien que no tuvo al lado un Afincoach.

Nadie ha dicho que sea fácil, solo hay que querer.

Gracias por esos momentos de chispitas.

cropped-Afincoach_logofinal_completo3-e1419203298498.jpg