Coaching en procesos de fertilidad

Hace no mucho, tuve la oportunidad de asistir a un congreso que reunía sanitarios especialistas en fertilidad humana. Se trataban todos los temas relativos a ello, desde la fertilidad natural facilitada por la edad, salud y condiciones adecuadas de ambos padres, hasta otras situaciones que se viven actualmente en muchas clínicas de fertilidad, que son variadas:

  • parejas que descubren el deseo de ser padres cuando su edad supera los 40 años
  • familias monoparentales
  • parejas que eligen la vitrificación de óvulos porque quieren retrasar el momento de ser padres por razones económicas, laborales, etc.

De entre ellos, y por el contenido que tuvo, y que tiene en común con este blog, quería destacar uno en el que se abordaba el coaching como herramienta de acompañamiento para parejas en procesos de fecundación in vitro y  similares.

Cada vez son más las clínicas, muchas de ellas privadas, que son conscientes de la situación emocional por la que pasan muchas parejas cuando se someten a procesos de fertilidad, y que están empezando a ofrecer procesos de coaching para ellos. Es un periodo en el que surge la incertidumbre, las expectativas, donde pueden aflorar sentimientos de culpa y duda, unido a todos los cambios a los que la mujer se somete fisiológicamente, y en los que la pareja va a acompañarle en todo lo que puede. Los servicios de un psicólogo son necesarios en caso de pérdida del feto esperado, para gestionar por ejemplo ese periodo de duelo que ha de pasarse. Y también la actividad de un coach, que podrá acompañar a la pareja (o a la mujer que decide ser madre soltera), de modo que todas las emociones que vayan surgiendo puedan ser gestionadas adecuadamente por los potenciales padres.

Por eso tiene mucho sentido ver en este tipo de congresos a un coach que pueda aportar su experiencia y conocimiento a los sanitarios (muchos de ellos enfermeros) para que sepan cómo manejarse en estas situaciones, aportando sus mejores herramientas al servicio de estas parejas.

Poco a poco se irá convirtiendo en una figura habitual y necesaria en estos entornos, y pasaremos a verlo como lo que es en ese ayudarme a gestionar las emociones que me surjan en estos momentos tan especiales.