Mis aprendizajes. Capitulo II: Aceptación.

Como continuación a mi anterior blog y como os prometí, hoy os voy a hablar de otro concepto que me ha ayudado muchísimo con mi salud emocional y en consecuencia a estar más feliz.

Este concepto es «LA ACEPTACIÓN.

Según la RAE, aceptar es: “Recibir voluntariamente o sin oposición lo que se da, ofrece o encarga. Aprobar, dar por bueno, acceder a algo. Asumir resignadamente un sacrificio, molestia o privación.”

En mi opinión, la aceptación afecta en dos direcciones, cuando acepto que algo no puedo cambiar y cuando acepto algo que puedo cambiar.

Cuando algo ocurrió en el pasado y no se puede cambiar, entonces, solo nos queda aceptarlo tal y como ocurrió. No darle vueltas y más vueltas quedándonos en la queja y en el lamento, porque ello además nos puede llevar al sufrimiento. Sin embargo, cuando hablamos de algo que SÍ está dentro de nuestra área de acción y reconocemos que SÍ se puede cambiar, entonces es cuando podemos poner acción y trabajar en ello. Aquí estaríamos aceptando que algo puede cambiar y depende de nosotros que cambie.

En ambos casos, es fundamental tomar consciencia de si NO puedo o de si SÍ puedo. Y también en ambos casos, si depende o no de mí. Solo cuando nos reconocemos en un área de mejora es cuando podemos mejorar. Solo y exclusivamente cuando quieres, entonces puedes.

En la vida personal, por ejemplo, sólo cuando alguien reconoce que tiene mal genio, o tiene envidia, o tiene una adicción, es cuando acepta su vulnerabilidad y asume la responsabilidad de cambiar. Sin echar balones fuera. Y desde el querer, se pone manos a la obra para mejorar.

En la vida profesional, ocurre lo mismo. A veces las encuestas de empresa, como el 360º, nos muestra cómo nos ven los demás. Por ejemplo, como que no escuchamos, no trabajamos en equipo, creemos siempre tener razón, etc etc. Sin embargo, solo si aceptamos el feedback y lo reconocemos, podremos ponernos en acción para mejorar.

Personalmente, he aprendido a aceptarme como soy, con mis virtudes y áreas de mejora. He escuchado a mis personas de confianza que desde el cariño me lo han mostrado y con humildad y desde el agradecimiento, he podido tomar consciencia y he podido trabajar para reforzar y mejorar.

Nos ha enseñado Howard Gardner que hay una inteligencia en particular como es la intrapersonal que nos ayuda enormemente en la vida profesional y esta muy relacionada con el autoliderazgo y el liderazgo. Y es ahí donde me quiero centrar, en el autoconocimiento. Cuanto más nos conocemos, mejores personas podemos llegar a ser, y es entonces cuando desde esa aceptación, podemos disfrutar de una gran felicidad.

GRACIAS!!.