CoachArte: cuando se une el Arte y el Coaching para ponerte las pilas!

Punto Partida CoachArte un lienzo por trabajar

Sabía que el plan del sábado resultaría interesante, pero superó mis expectativas y las de las asistentes.


El sábado pasado vivimos una jornada de Arte y Coaching. No solo desconectamos del tiempo, y conectamos con nosotras y «nuestro ahora», sino que además, por boca de nuestras asistentes, disfrutaron compartiendo opiniones y su ahora. (Hablo en femenino porque todas las asistentes éramos mujeres ,maravillosas mujeres, todo sea dicho. Qué interesante sería trabajar también con hombres… ahí  lo dejo).

Trabajamos a través del arte nuestro ahora, haciendo y componiendo nuestro ninot. Hacer una creación artística para tomar conciencia de quién estamos siendo, ayuda enormemente a plasmar, más allá de lo que podríamos decir con las palabras.

Admirar por fuera, para ver desde dentro.

Es la segunda vez que realizamos este taller. El ambiente que se genera con mujeres de diferentes edades, “ahoras” y opiniones, nos acerca, nos atrevemos a ofrecer ideas a las demás y nos vamos satisfechas y con ganas de compartir una cerveza. Lo que se dice, una buena tarde. 

Paloma Rueda de ArtRoom, la parte creativa y artística de este taller,  a partir de la composición que creamos, nos dio información sobre nosotras. Para que os hagáis una idea, su enfoque sobre mi ninot, ha provocado una reflexión en mí, de lo más interesante: vivo un momento con fuertes contrastes y anhelo un mañana más “slow”. Y utilizo esta palabra porque en mi perfil de whatsup, curiosamente, pongo “slow living” y parece que mi realidad no está siendo tan “slow” como quisiera… y no me estaba dando cuenta. Así no podía poner acción para conseguirlo, ahora será más fácil.

Trabajando este taller desde el Coaching, y siguiendo en primera persona, hago ahora el ejercicio de comprometerme con acciones que me lleven a mi “slow living” y dejar de hacer, pensar y decir, lo que me aleja. He tomado conciencia, primer paso para generar un cambio. Ahora pasaré a la acción.

Éste fué el productivo crecimiento personal que me proporcionó CoachArte, cuando hicimos la prueba del primer taller.Yo digo: “I have walked my talk” y como veis así es.

Nuestros «ahoras» en CoachArte

Cómo co-conductora del taller, hay muchos aprendizajes, y me quedo con la reafirmación de lo necesario que es, parar de vez en cuando, y pensar en nosotr@s, escuchar a otr@s, aceptar ideas y opiniones, y desde ahí, con esa introspección, ¡ponernos las pilas!.

No me olvido del buen rato que pasamos y lo bueno que es eso para la salud y el alma. Esta es nuestra contribución a la salud y el alma de quien asiste a nuestras propuestas. ¡Gracias por hacerlo!

Nuestra contribución a la salud y el alma.

Vamos a seguir contribuyendo a la salud y el alma de quien asista a nuestros talleres, así que pídenos información. Objetivo: desconectar de rutinas , conectar contigo y ponerte las pilas!

UN PEREGRINO EN EL CAMINO DE SANTIAGO

Si al comenzar a leer este artículo vienen a tu mente recuerdos imborrables, posiblemente hayas pasado un tiempo caminando por senderos y cunetas en dirección a Santiago de Compostela.

Hace pocos días tuve la suerte de cumplir con el rito de asistir a la Misa del Peregrino y obtener la Compostela, tras haber caminado unos cientos de kilómetros, mantener interesantes conversaciones con desconocidos (hasta ese momento) y degustar la especialidad de cada zona (no todo va a ser andar).

Los orígenes del Camino se remontan al año 812 con el descubrimiento del sepulcro de Santiago el Mayor, pero fue en 1993 cuando recibió un impulso definitivo al ser declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Ahora son innumerables los caminantes que acuden cada año, desde diferentes partes del mundo. En 2015, más de 260.000 personas fueron registradas, de los cuales un 54% provenía de otros países, siendo los más representados, por este orden; Italia, Alemania, USA, Portugal y Francia.
Hay diferentes motivaciones cuando te lanzas a la aventura de recorrer el Camino y, cada uno llevamos las nuestras. En ocasiones las hacemos públicas pero me atrevo a decir que siempre guardas un motivo privado que cargas, al igual que la mochila, durante las duras jornadas. En base a las charlas que he mantenido con compañeros de fatigas, los motivos más habituales son:

– Religiosos
– Culturales
– Contacto con la naturaleza
– Deportivos
– Autoconocimiento
– Búsqueda de respuestas
– Retos
– Etc

Como veis, una gran variedad de motivaciones que hacen que todo tipo de personas tengan cabida, desde el grupo de adolescentes que quieren divertirse a los solitarios que cumplen parte del antiguo rito, realizando en silencio largas jornadas.

Conocí a un mexicano, un gran tipo, al que una enfermedad grave le cambió la forma de ver la vida. Tras su curación, gracias al trasplante de médula de un hermano, rompió con una vida muy parecida a la que tenemos muchos de nosotros. Cuando me crucé con él, no pude evitar decirle algo porque detecté que transmitía buenas sensaciones. Resultó ser una persona muy interesante, viajando por todo el mundo y que vuelve continuamente a Santiago buscando diversión, paz y reflexión.

En una de las jornadas estuve pensando un buen rato cuál sería el motivo de las personas con las que me cruzaba, su “para qué” y llegué a la conclusión de que el Camino es un enorme campo de entrenamiento donde adquirir nuevas habilidades y desarrollar competencias. Igual que algunos dedican sus vacaciones a tratamientos de choque para adelgazar, otros lo hacen con tratamientos menos agresivos en el Camino.

¿Cuáles serían algunas de las modalidades que se pueden entrenar?
Idiomas. Es una actividad ideal para quien quiera practicar inglés o alemán (también coreano, pero te cuesta un poco más encontrarles). Todos los días tendrás la oportunidad de hablar con peregrinos venidos de fuera y compartir unos kilómetros, o jornadas enteras. Podrás tener más horas de conversación que en un intensivo en tu academia.
– Escucha. Vivimos rodeados de ruido y estamos más dispuestos a dar nuestra opinión que a escuchar la de los demás. Debemos entrenar la escucha. ¿Te imaginas pasar unas horas al día sólo escuchando los pájaros, el rumor del agua en el río, el viento moviendo las hojas, los pasos sobre la arena y la piedra? Inténtalo; vas a descubrir sonidos olvidados y una sensación de paz muy gratificante.
Atención plena. Es un ejercicio sumamente interesante, especialmente indicado para quienes atienden constantemente diferentes acciones a la vez y no consiguen concentrarse en un solo tema. Consiste en centrar la atención en el canto de los pájaros, por ejemplo, y mantener la concentración en el mismo durante un buen periodo de tiempo. A continuación, se puede probar con el sonido del río, y así sucesivamente.
Timidez. Si eres de los que le cuesta hablar con personas que no conoces pero lo necesitas en tu actividad profesional, aquí tienes la oportunidad de entrenarlo, y sin riesgo alguno. Todas esas creencias que te limitan a hacerlo en tu entorno no tienen valor en este momento. Ponte el objetivo de entablar conversaciones con desconocidos cada día, dos, tres, cuatro personas. Si lo haces cada día, cuando vuelvas a tu actividad habitual, te será mucho más fácil.
Podría seguir hablando de forma interminable de los beneficios que vas a obtener, en base a los objetivos que te marques, hacer deporte, adelgazar, botánica, ornitología, etc, pero creo que es mejor que lo compruebes tú mismo. Sé tu propio “personal trainer”.

¡Buen Camino!

De la reflexión a la acción

Recientemente hemos desarrollado una jornada de trabajo con un Equipo de Ejecutivos del sector Retail enfocado en la identificación de palancas que impulsen habilidades de liderazgo. Al hablar de liderazgo, no es sencillo consensuar los puntos clave sobre los que actuar y tenemos cientos de versiones sobre lo que supone actuar como un LIDER.

Bajo mi punto de vista, las dos cualidades más importantes de un LIDER son:

– Marcar el Norte
– Desarrollar a las personas de tu Equipo

Con este pensamiento en mente, decidimos trabajar las habilidades que impulsan la consecución de objetivos y el desarrollo de personas.

Previamente hemos desarrollado un ejercicio de autoconocimiento e introspección por parte de cada Ejecutivo. Habitualmente este análisis de las propias competencias es muy revelador para cada persona, al ver su imagen reflejada en un espejo y tomar consciencia de sus fortalezas y áreas de oportunidad. Podría parecer que somos capaces de identificar tanto unas como otras; nada más lejos de la realidad. Si tomamos el análisis de conocimiento de «La ventana de Johari» nos muestra áreas de de la persona como son el área libre y el área oculta, pero también aparecen dos áreas de desconocimiento como son el área ciega y el área desconocida. Como Coach, cuanto más pequeñas sean estas dos últimas áreas tras el paso de algunas sesiones, más crecerá la autenticidad y transparencia del Coachee.

Me llama la atención que las Compañías no ofrezcan más ayuda para profundizar en estos aspectos, que considero son muy relevantes y pueden impulsar la consecución de resultados al siguiente nivel. Incluso sesiones de feedback entre colaboradores pueden aportar mucha claridad a esta parte del proceso.

Una vez realizado este trabajo previo, requiere menor esfuerzo centrarse en fortalezas para conseguir los objetivos propuestos. En este punto, no puedo dejar de mencionar la importancia de establecer un plan de acción detallado, donde el «cómo» es una parte fundamental. ¿A quién no le ha ocurrido plantearse un objetivo y olvidarlo pasados unos días o unas horas? Tener claro a quién voy a involucrar, cuándo empezar a poner en práctica las acciones y, sobre, todo cómo hacerlo, suponen un ticket para el éxito.

En resumen, analizarse y conocerse suponen unos cimientos muy sólidos para el crecimiento futuro. Identificar dónde queremos llegar y ponerle acción es acercarnos a ese futuro que hemos visualizado.

LA FÁBULA “LA RANA EN EL POZO”

Seguramente más de uno conocéis esta fábula. La leí hace poco, y aún conociéndola de antes, disfruté leyéndola de nuevo, ya que me resulta de los más aleccionadora, y también divertida, así que quería compartirla con vosotros:

«Un grupo de ranas viajaba por el bosque, cuando de repente dos de ellas cayeron a un pozo profundo. Las demás ranas se reunieron alrededor del pozo y, cuando vieron lo profundo que era, les dijeron a las ranas que cayeron, que era imposible salir, que debían abandonar y darse por muertas. Sin embargo, ellas seguían intentándolo con todas sus fuerzas. Las ranas de fuera insistían, les decían que esos esfuerzos serían inútiles, que nunca podrían salir. Una de las ranas atendió a lo que las demás decían, dejó de esforzarse, se dio por vencida y murió. La otra rana continuó saltando con tanto empeño como le era posible. La multitud le gritaba que era inútil pero la rana seguía saltando, cada vez con más fuerza….hasta que finalmente consiguió salir del pozo. Las otras le preguntaron: – ¿Acaso no escuchabas lo que te decíamos? La ranita les explico que era sorda y que creía que las demás la estaban animando desde el borde a esforzarse más y más para salir del hueco.»

La moraleja de esta fábula nos dice que una voz de aliento a alguien que se siente desanimado puede ayudarle, mientras que una palabra negativa puede acabar por destruirlo. Debemos tener cuidado con lo que decimos, pero sobre todo con lo que escuchamos.

Esta es una historia que puede tener su reflejo en muchas situaciones de nuestra vida, personal y profesional. Y en esta ocasión, cuando la leía, no pude evitar acordarme de los emprendedores, y de cómo puede llegar a aplicarse este cuento en su realidad: Aquellos de vosotros que estáis pensando en realizar vuestro sueño, o estáis ya en ello con el proyecto en marcha, ¿cuántas veces habéis oído frases de desaliento como?:

  • «Con la crisis que hay, este es el peor momento para que pienses en poner en marcha ésto»
  • «Deberías pensar en un negocio en un área en el que ya tengas experiencia, no en algo de lo que tienes que empezar por conocer su mercado»
  • «Piénsatelo bien, que necesitarás una gran inversión inicial y capacidad de aguante financiero al inicio, ¿tienes dinero suficiente?¿Que vas a pedir un préstamo?»
  • «estarías mejor trabajando por cuenta ajena»

¿Y cuántas veces las frases han sido de apoyo y confianza en lo que vas a realizar?

Así que mis preguntas para vosotros hoy son:

¿Cómo dejas que te influya lo que te dice tu entorno?

¿Cuál crees que es LA verdad a seguir? Es más; en realidad ¿qué verdad quieres seguir?

Es cierto que el emprendedor, más si proyecto se inicia como una iniciativa de autoempleo, puede sentirse solo en el camino de arranque. Y esta soledad puede ser la peor compañera a la hora de estar en disposición de escuchar una u otra conversación. Seguramente escuchará la que le lleve al análisis crítico de diferentes puntos de su proyecto (y  con ello a «auto argumentarse» en contra de seguir adelante)

Por eso, ¿QUÉ ES LO QUE ESTÁS DISPUESTO A ESCUCHAR? o quizá lo mejor en determinados momentos sea ser esa RANA SORDA, que interpreta lo que cree que está ocurriendo a su alrededor de la manera que necesita en ese preciso momento.

¿Qué te impide buscar las mejores palancas que impulsen aquello en lo que estás convencido de sacar adelante?¿Necesitas herramientas? Ponlas en tu camino.

 

REINVENTARNOS PROFESIONALMENTE

Me gustaría hablar esta semana sobre la reinvención de uno mismo. Creo que es un gran tema, ya que además a la vuelta de la esquina nos preparamos para comenzar un nuevo año.

En esta época del año, todos nos hemos planteado en más de una ocasión el hacer una lista (más o menos extensa) de temas pendientes que sí o sí queremos mejorar o cambiar. Y ocurre que muchas veces estos cambios que buscamos, se centran en el terreno laboral.

Mientras pensaba en el tema, me acordé de un buen artículo de Harvard Business Review de hace unos años, escrito por Dorie Clark llamado «Reinventar su marca personal». Fue tal vez uno de los primeros esfuerzos para aplicar técnicas de marketing para la marca personal, como se puede deducir de los cinco puntos clave:

(1) Definir tu destino
Hacer un balance de lo que hay que hacer para llegar allí, y adquirir las habilidades necesarias.

(2) Aclarar nuestra propuesta de valor
Distingámonos al aprovechar nuestros puntos de diferencia.

(3) Preparar un breve relato
Describamos nuestra evolución en términos del valor que podemos ofrecer a los demás, centrándonos en esta parte.

(4) Ser activos digitalmente hablando
Podemos reintroducirnos utilizando los medios digitales y aprovechando las oportunidades de mostrar todas nuestras capacidades.

(5) Documentar y compartir nuestros éxitos
Demostrar nuestra valía mediante el establecimiento y la promoción de nuestro recorrido

El libro Reinventing you, de Dorie Clark, trata este tema de reinventarse. Os aconsejo su lectura en caso de que estéis dándole una vuelta a vuestra marca personal.
Lo interesante de la reinvención personal puede ser el hecho de convertir esto en un hábito. Es decir, el dedicarse el tiempo necesario para revisar de forma periódica si estamos donde y como queremos estar. Si uno se toma este tiempo de reflexión logrará dar sentido a lo que realiza, y encontrar el lado de su trabajo que le aporta energía.

Os deseo un feliz año nuevo, y espero que encontreis el tiempo no sólo para pensar en lo que queréis lograr profesionalmente en 2016, sino también para volcaros en realizar los esfuerzos que os llevarán hasta allí.

El Día de la Marmota

Quedan apenas tres semanas para Navidad y pronto empezaremos a leer los consabidos artículos donde nos instan a plantearnos nuevos retos para 2016. Lo de adelgazar y hacer deporte está muy bien pero… ¿no fueron estos mismos los propósitos hace apenas un año? ¿Qué ha ocurrido desde entonces?

Ya sé que os han dicho en innumerables ocasiones que no hay que mirar al pasado sino enfocarse al futuro. El pasado no puede volver a vivirse. Yo mismo se lo digo a mis clientes. No puede volver a vivirse pero… puede repetirse. ¿Y si me planteo los mismos objetivos y, en un año, estoy otra vez aquí, en la casilla de salida? El día de la marmota.

Vamos a ser originales. No te plantees retos nuevos. Revisa lo que ha ocurrido con los del año pasado. Si has logrado todo lo que te propusiste, hora de descorchar una botella de champán.
En caso contrario, pregúntate:

1.- ¿Cómo de relevantes eran estos retos para mí?
2.- De 0 a 100. ¿Cuánto has conseguido?
3.- ¿Qué podría haber hecho diferente para llegar a 100?

Con estas tres sencillas cuestiones, ya tienes un buen punto de partida para comenzar el año avanzando en tus retos.

No son pocas las ocasiones en las que la respuesta a la tercera cuestión es: -«haber buscado un apoyo».
Si es así, en Afincoach te lo facilitamos. Contacta con nosotros, prueba una sesión gratuita y empieza 2016 más cerca de tus sueños.

PLANTA LA SEMILLA DE TU “SER”

la semilla de tu SER

Acabo de leer un artículo publicado por la Fundación Adecco donde desgranan 10 consejos útiles para poner en práctica en Agosto, enfocados a las personas que se encuentran en situación de búsqueda de empleo.

El artículo me ha parecido sumamente interesante, especialmente porque trata de modificar la visión del Verano y pasar de que suponga un “vacío” a que se convierta en un “puente”. Mientras lo leía, he podido reflexionar sobre lo que suponen las vacaciones para la mayoría. Si realizamos una rápida encuesta con una sola pregunta: -”¿Qué vas a hacer este verano?”, la respuesta más habitual será: -”descansar”. Encontraremos esta contestación incluso en aquellos que no parecen estar cansados en absoluto. Mi interpretación es ligeramente diferente; buscamos descansar de la rutina, de hacer lo mismo.

Desde este punto de vista, las vacaciones no tienen que ser un periodo de inactividad (¡qué aburrimiento!) sino la semilla de algo nuevo. Son el primer peldaño que nos convierte en lo que queremos SER. Llevamos todo el año dedicados a HACER y no tenemos tiempo para pensar lo que nos gustaría SER.

Os invito a un sencillo ejercicio para trabajar vuestro SER. Se trata de plantear 3 objetivos en un plazo que tú mismo elijas; ¿tres meses?, ¿un año?, y a continuación adquiere el compromiso de una acción para llevar a cabo durante el mes de Agosto, que suponga una ruptura con tu dinámica cotidiana, y……que te haga feliz.

Por ejemplo:

¿Cómo quieres ser en “X” meses?

1.- Quiero encontrarme bien físicamente. Comienza a practicar deporte todos los días, y además la inversión es mínima. Si no estás en forma, empieza a caminar los primeros días.

2.- Quiero entender a mis hijos adolescentes. Dedica todos los días un rato a charlar con ellos, comparte una actividad. Mejor aún; escúchalos cuando te hablan.

3.- Quiero ser un líder inspirador. Lee cómo lo hacen quienes ya lo son. Empieza leyendo un libro de Inteligencia Emocional.

Seguro que encuentras mil cosas como estos tres ejemplos y estarás dando un paso de gigante hacia tu Visión

¡Qué buena pinta tienen estas vacaciones!

A continuación, tenéis el vínculo del artículo completo.

http://www.equiposytalento.com/noticias/2015/07/28/recomendaciones-para-desempleados-durante-el-verano

Divergente_Afincoach
Divergente_Afincoach

La Reunión Eficiente en la Gestión Sanitaria

De la necesidad a la realidad

@19CNH. #hospitales2015 @GestionSvmfic  @CGestionClinica @Dirigentes  @GCEnfermeria  @nugesan @SEDISA_NET @ANDEorg

La semana pasada tuvo lugar el 19 Congreso Nacional de Hospitales y Gestión Sanitaria1 (organizado por SEDISA y ANDE), donde además de temas de interés a nivel hospitalario, y de gran valor técnico, se trataron temas de motivación, gracias a la presencia de Luis Galindo, y de revisión de la actual gestión sanitaria y su posible futuro. Me gustaría detenerme en este último punto, para hacer alguna pequeña reflexión.

 

El programa del congreso anunciaba ya, que “junto con los pacientes, los profesionales sanitarios son elemento nuclear del Sistema y, al igual que aquellos, están llamados a jugar un papel diferente en el futuro. Deberán asumir mayores responsabilidades en la gestión de los recursos y, con ello, tener mayor protagonismo en las decisiones que afectan a la organización de los centros en su conjunto. Se debe intensificar el debate sobre el modelo retributivo actual en la Sanidad Pública, así como determinar soluciones a la marcha de valiosos profesionales. Y, asimismo, establecer de manera más decidida el papel que ha de jugar cada nivel asistencial y cada estamento ante retos como la Cronicidad o la dificultad para contener el incremento del gasto sanitario. Se precisan, más que nunca, directores de equipo con preparación y capacidad suficientes para liderar los cambios que la sociedad demanda de nuestro SNS.”

¿Qué puede indicarnos este extracto que introducía una de las temáticas que se debatiría?: La conciencia caba vez mayor que va tomando el gestor sanitario sobre este gran Proceso de Gestión del Cambio que se está generando, y en el que se está viendo involucrado de forma tan directa, con un rol tan activo y de primera línea como es el que ha de adoptar.

En una de las mesas de debate organizadas, se realizó una charla interesante, en la que Sanchís2 recordaba que “los directivos no pueden “excusarse” en que “alguien vendrá” a introducir los cambios que comúnmente están aceptados que hay que introducir. Tiene que ejercer su responsabilidad”. A lo que añadió que son necesarias actitudes y aptitudes, talento, habilidades para gestionar relaciones humanas. Es decir, pasar a gestionar de verdad en lugar de administrar.

 

No hemos de olvidar que los sanitarios en general, y los clínicos en particular, se forman a lo largo de su carrera profesional (en la parte teórica, así como en la práctica) para desarrollar tareas de alto nivel técnico, con profundos conocimientos en variadas materias en las que han de saber manejarse con rapidez, soltura y gran capacidad de decisión para poder realizar un diagnóstico certero. Pero, ¿cuándo se forman a lo largo de esos estudios universitarios en conocimientos sobre gestión y dirección de equipos por ejemplo? De ahí que cada vez de forma más creciente, estos profesionales sanitarios centren su atención en disponer de las herramientas suficientes para desarrollar su trabajo como Gestores Sanitarios.

Aquí Ignacio Iribarren justificaba esta necesidad al decir que “Cuanto mejor clínico eres, más cosas tienes que desaprender para convertirte en un gran gestor”2.

Recientemente me reuní con una persona del entorno sanitario que trabaja con gestores sanitarios, y comentaba efectivamente esta necesidad con la que se encuentra el clínico y que se convierte en su realidad en el momento de pasar a gestionar diferentes equipos clínicos. ¿Y quién está facilitando este aprendizaje?

Existen diferentes herramientas de gran utilidad, que ayudarán a estos gestores a ser eficientes en sus funciones y a poner foco en las tareas menos clínicas que todo servicio ha de realizar. Una de ellas puede ser la mejora de la eficiencia de las reuniones de sus equipos, ya que cómo se desarrolla esta tarea nuclear, repercute en relaciones del equipo, dinámica de trabajo, etc.

Los equipos de un centro sanitario comparten información y debaten sobre pacientes, casos clínicos, formación, investigación, etc. Estas reuniones suelen ocuparles al menos una de sus mañanas de trabajo, en el caso de la perspectiva clínica, y quizá más de una cuando hablamos de actividades de gestión. La reunión es un tiempo de «parón» para tomar decisiones, generar propuestas, compartir experiencias y proyectos, y también para renovar energías. Para que ello sea posible, las reuniones deben tener una finalidad y un estilo.

Hay 3 bloques fundamentales que se han de cumplir para que una reunión sea eficiente:

  1. Previa a la reunión
    1. Diseño de agenda: esto permitirá que todo el mundo sepa objetivo y contenido de la reunión
    2. Envío con antelación: permite que puedan prepararla para participar
  2. Durante la reunión
    1. Reparto de roles: entre ellos, quien tome acta con tareas a realizar y responsable
    2. Espacio para la participación
    3. Cierre: tan importante o más que el resto de la reunión. Servirá para realizar conclusiones, y establecer los compromisos adquiridos
  3. Post reunión
    1. Envío de acta
    2. Seguimiento de puntos establecidos

Puesto que éste es un tema extenso y muy interesante para trabajar, en el blog de hoy unicamente os dejaré unas preguntas para la reflexión:

Como gestor sanitario,

  1. ¿cuándo tiempo te ocupan las reuniones a lo largo de la semana?
  2. ¿cuánto tiempo dedicas a prepararlas?
  3. Al final de las mismas, ¿consideras que se llega a los resultados que buscabas cuando iniciaste la reunión?
  4. ¿Qué tipo de reunión sueles mantener: informativa; de toma de decisiones; de análisis; organizativa?
  5. ¿Cómo y cuándo realizas la convocatoria, y a quién sueles convocar? ¿Con qué agenda?
  6. ¿Te preocupas por incentivar la participación, y por utilizar diferentes técnicas de participación de tu equipo?
  7. ¿Realizas seguimiento de los compromisos establecidos?
  8. ¿Para qué te están sirviendo las reuniones en la actualidad?

 

Si para más de 2 de estas cuestiones no tienes respuesta clara, quizá sea el momento de buscar quién y qué os ayuden a estructurar esta parte de tus tareas, para llevar a la unidad a ser un Equipo de Alto Rendimiento.

1:http://www.sedisa.net/archivosweb/files/Programa%20Final%20WEB.pdf

2: http://www.redaccionmedica.com/noticia/el-directivo-de-2030-mas-leal-con-su-organizacion-79481

 

LA ESCUCHA EN LAS AULAS

Es una actividad recurrente debatir sobre la penuria y excelencia de nuestro sistema educativo, especialmente cuando se publican los Informes PISA. Recordemos que el informe de 2014 refleja que tan sólo el 1% de los estudiantes españoles se encuentran en el nivel de máximo rendimiento.

¿Por qué no somos capaces de ofrecer mayor calidad en la Educación a nuestros hijos? ¿Dónde está la solución; nuevas asignaturas, Carreras de 3 años, de 5…..? Si analizamos el proceso educativo como una cadena de valor, rápidamente identificamos que hay un elemento clave: LOS DOCENTES. Me atrevo a decir que el docente tiene en su mano colocar el listón de la excelencia en un nivel o en otro. De hecho, algunos lo hacen y consiguen resultados extraordinarios.

Recientemente he tenido la oportunidad de leer dos artículos de docentes que aplican una metodología diferente en sus enseñanzas. Como no podría ser de otra manera, los resultados que consiguen también se alejan de la media, para bien en este caso. Son la madre Montserrat del Pozo conocida como Sor Innovación, del Colegio Montserrat de Vallvidrera y César Bona, joven profesor del Colegio Puerta Sancho y candidato al Nobel de los profesores, el Global Teacher Prize,

¿Qué hacen en sus alas tan complicado y que les lleva al objetivo buscado? Entre muchos puntos, destacaría tres:

  • empoderan a los alumnos, trasladándoles la autoridad para organizarse, preguntar, opinar…
  • instalan el feedback como herramienta común de mejora mutua.
  • escucha empática.

El último punto me parece el más relevante. Ya no es sólo el alumno quien escucha, como ocurre en el modelo tradicional, sino que el profesor también lo hace, de una forma activa y haciendo ver a los alumnos lo importante que es su opinión. Fomentar la escucha en el aula no depende de los alumnos sino del profesorado y ellos lo harían de forma más intensa y frecuente….si se les entrena para ello.

No les carguemos de culpabilidad; la realidad es que tienen que vivir dentro de un sandwich de múltiples capas donde aguantan la presión de los propios alumnos, de los padres, de las autoridades, de la Dirección del Colegio……. Si no se sienten escuchados, cómo vamos a pedirles que fomenten esa misma escucha.

¿Cuál es la solución? Complicada y llevará tiempo, pero podemos empezar por ofrecerles un Coach que les escuche y apoye en la transformación necesaria, mientras les entrena para escuchar activamente y recibir feedback.

A continuación tenéis dos artículos que hablan de César Bona y la Madre Montserrat.

http://ow.ly/IozDw

http://ow.ly/IozIb