Vivir con objetivos, sabemos la teoría, ¿cómo llevarlo a la práctica?

destino_afincoachSoy afortunada al trabajar con personas, porque comparto conversaciones llenas de aprendizaje, y últimamente me ocurre bastante.
Al conversar con Directivos sobre las gestión de sus equipos, se encuentran con una dificultad: entender por qué sus colaboradores se sienten insatisfechos teniendo un buen trabajo, formando parte de una buena empresa, con posibilidades de seguir creciendo…
Les comentan que quieren cambiar a otras empresas, o entrevistan candidatos que quieren trabajar en su empresa, sin una razón ni un objetivo concret@, solo esperando estar mejor, “cambiar de aires”…

Mejor, ¿En qué? ¿Qué aires buscan?

Esta dificultad, para mí la ocasiona la falta de objetivos. No voy a obviar que la empresa también tiene que ver, pero empezando primero por cada uno, la falta de “destino” hace que cojamos caminos o tomemos decisiones hacia ninguna parte.

Cada vez tenemos más clara la teoría de “lo positivo que es tener objetivos” y no tenemos claro cómo llevarlo a la práctica.

Imagina……

que la vida fuera ir caminando, caminar y caminar, coger un camino, coger otro…

Sin destino, irás caminado según vayan aparezcan los caminos.

Con destino, cuando aparezca un camino o varios, valorarás por cual seguir.

Si quieres ir al norte, cogerás caminos del norte, si quieres ir a la montaña, elegirás caminos que vayan hacia la montaña, si quieres caminar acompañado, buscarás caminos por los que camine gente…

Sigue imaginando que te gustaría ir a la montaña pero como no te has parado a pensarlo, coges caminos que te llevan a la playa. Sin valorar los caminos se llega a la queja de “no me siento motivado, no me gusta este camino, qué aburrido es recorrerlo, subir, bajar, volver a subir..…., me preparo para ir a la montaña y llego a la playa….”

La playa es buen destino, puede que allí te encuentres bien. La gente pensará incluso que eres afortunado por poder estar en la playa. No hay inconveniente…pero y si, si si?

camino_afincoachCuando tomas conciencia y decides que la montaña es donde te gustaría llegar, recorrer el camino hacia ella será emocionante, motivador, irás preparando las cosas  que vayas a necesitar una vez llegues allí, la toma de decisiones será fácil, meditada, pero fácil.

Tienes claro que un camino que te lleve a la playa, te aleja de tu destino y es menos doloroso dejar (soltar) las cosas que no te  vayan a servir en la montaña.

¿De quién dependen los caminos que estás recorriendo?

Dímelo tú.

Cuando no tenemos objetivos en la vida personal y profesional, los caminos van surgiendo, por ejemplo: estudiar, trabajar, tener un buen trabajo, un cambio de trabajo a mejor, un ascenso… y no hemos reflexionado sobre el trabajo que me motiva, el trabajo que quiero hacer día tras día, y, si este trabajo me gusta ¿qué me falta?…. El gato de Alicia en el País de las Maravillas decía algo así como, si no tienes destino llegarás a cualquier parte.

Volviendo a las conversaciones que os comentaba, sería interesante preguntar a esas personas insatisfechas con su trabajo que están en la queja crónica ¿qué vas a hacer diferente cuando cambies de trabajo? ¿Qué vas a hacer para que dentro de x años no estés en la misma situación que ahora en diferente entorno? … posiblemente los comportamientos que te han llevado a donde estás, los repitas en tu próximo destino profesional, no te engañes, tu forma de hacer y de pensar es la misma.

¡¡¡La buena noticia!!!

La buena noticia es que esto no es una condena, no estamos condenados a tropezar de nuevo con la misma piedra.

¿Qué puedes hacer?

obejtivo_afincoachPuedes empezar reflexionando, ya sea desde tu trabajo actual, o ante un nuevo proyecto profesional:

¿Cómo quieres que sea tu trabajo?, ¿En qué empresa o tipo de empresa quieres trabajar?, ¿En qué área?, ¿En qué ambiente? ¿Qué vas a hacer tú para conseguir ese ambiente?, ¿Qué vas a hacer tú cuando encuentres dificultades en la relación con tus compañeros, colaboradores, jefes etc….?

Los famosos objetivos MARTE

Seguro que has oído hablar muchas veces de los objetivos MARTE (medible, alcanzable, retador, temporalizado, específico). ¿Has definido tus objetivos con estos parámetros?

No basta decir, quiero cambiar de trabajo, mejor, di, quiero estar en un puesto con estas características, en una empresa de este tipo, lo voy a conseguir en tanto tiempo, con los siguientes hitos marcados en el tiempo, voy a hacer estas acciones para conseguirlo, fuera de mi zona de confort of course, voy a ponerle hasta un slogan. Hazlo MARTE.

La siguiente buena noticia

La siguiente buena noticia es que si no sabes cómo poner objetivos en tu vida, acompáñate de #afincoach,(info@afincoach.com)  porque nuestra misión es acompañar a las personas y las organizaciones a convertirse en mejores versiones de sí mismos. Sin quitar ni ser otras, si no sumando y desarrollando.

Otra buena noticia +:

Si eres un directivo y quieres contribuir al desarrollo de tus colaboradores, ayudándoles a trabajar y vivir por objetivos, dótales de un aprendizaje de Coaching que les acompañe. Repercutirá en los resultados positivos de tu empresa.

El Coaching te lleva a futuro, esto quiere decir que te ayuda a definir las acciones, lo que vas a empezar a hacer, enfocado hacia tu futuro MARTE. Simultaneamente te hace ser el protagonista de tu vida, aparcando el victimismo y las quejas.

Un último apunte, cerciórate que el Coach que elijas esté certificado como garantía de éxito. Yo te recomiendo #afincoach (afincoach.com)

Afincoach_logofinal_completo

Sara y su enfoque positivo a imitar.

ENFOQUE_POSITIVO_2 !Todo el mundo a sus puesto!

!Septiembre ya está a mitad de mes!

Septiembre es un mes AGRIDULCE:

AGRI para los que son normalmente negativos y cuando les preguntas, ¿qué tal el verano? contestan (el primer día) uffff ya ni me acuerdo, acorde a una cara de estrés.

DULCE para los que son normalmente positivos, que aunque lleguen y se encuentren imprevistos laborables «non gratos», se detienen 5 segundos y se recrean en sus maravillosas vacaciones, recargan aire,  siempre a juego con una sonrisa.

Ultimamente ando pensando mucho en el optimismo y el pesimismo, en la cantidad de estímulos negativos que recibimos: noticias, programas de televisión, conversaciones con compañeros, familiares, amigos etc. que nos llevan al lado malo de las cosas, a cerrar los ojos y mirar hacia otro lado, a la queja y a la vida desde el victimismo.

 

Hace unos días me encontré con Sara, ¿quién es Sara?

Una chica que ronda los 50, que ha pasado de tener un trabajo fijo en una peluquería a hacer la sustitución de agosto en la peluquería, cobrar prestación por desempleo y entrar en la bolsa de trabajo de su pueblo donde este año ha trabajado como jardinera.

Sara te regala siempre una sonrisa, tiene una conversación amable y alegre incluso cuando te cuenta que por hacer la sustitución de agosto en la peluqiería, ha tenido que dejar pasar un nuevo trabajo de 4 meses, en la bolsa de trabajo su pueblo. Ella lo tiene claro, ¿cómo no va a hacer la sustitución de la peluquería?¿ para que llamen a otra? Con lo que a ella le costó encontrar ese trabajo, y yo añadiría, y con lo que le gusta.

Sara es una mujer que cuando le surgen las dificultades o no le salen las cosas como le gustarían, tiene un plan B, y tiene un plan B porque en vez de quedarse en la preocupación, que mala suerte, fíjate, ¿qué voy a hacer? se pone en acción y ya sabes, si haces cosas diferentes, obtendrás como mínimo, resultados diferentes.

Por ejemplo, no sabe si la volverán a llamar de la bolsa de trabajo, así que está haciendo una pequeña obra en casa para poner una salamandra (un tipo de estufa con leña que le caliente la casa) ya que el gasóleo es mucho más caro, y no sabe de cuanto dinero dispondrá este invierno.

Otro ejemplo es que le hubiera gustado casarse en Los Jerónimos de blanco y como una princesa, cuando lo cuenta la veo bajando por las escalinata en todo su esplendor. Pero ahora cerca de los 50, si se tuviera que casar lo haría con una boda íntima y si, de  blanco, pero sencilla.

Sara siempre trabaja con una sonrisa, dando su máximo, te transmite energía. Esto le ha ocasionado la antipatía de ciertos compañeros de la bolsa de trabajo de su pueblo, pero como está tan convencida que lo correcto es darlo todo y hacerlo con ilusión, que no se siente mal por esa enemistad.

Sara vive en la aceptación de sus decisiones sobre lo que la vida le depara, poniendo foco en lo que quiere hacer laboral o personalmente (sus objetivos), vive en la «ocupación» (haciendo), en vez de en la preocupación (en el lamento).

Seguro que hay muchas personas como Sara, y qué bueno sería que se dejaran oir más.

El Coaching tiene un «aprendizaje secundario» (aprendizaje que adquirinos sin darnos cuenta en un proceso de Coaching),  y es esa mirada positiva.

 

¿Por qué la prensa o una canal de televisión desde un enfoque positivo no tiene tanta tirada o audiencia?

No me refiero a noticias positivas, me refiero a la realidad tal cual sea con un enfoque positivo, un enfoque tipo Sara. Un canal con una programación basada en las bondades de las personas, en sus puntos fuertes, su crecimiento, su consecución de objetivos, su generosidad, su amor por la vida, sus planes B…cuando planteo esto me dicen:  porque no venderían nada, porque no tendrían audiencia.

Y ahora con la gorra de Coach pregunto ¿Para que vemos solo noticias tristes, tragedias, debilidades etc? o mejor aún…..¿para qué veríamos un canal o compraríamos un periódico con noticias o programas de enfoque positivo? ¿Para motivarnos?.……Ahí os lo dejo.

Si os apetece seguir leyendo en positivo, os dejo este antiguo post que escribió mi compañero Emilio Lahuerta de “quiero ser feliz” por decreto ley. Me encanta.

 

Mis deseos para Sara:

Este post va por ti, gracias por provocar la sonrisa cuando hablo contigo o ahora cuando escribo sobre ti. Qué este año la vida te sorprenda con una buena oportunidad para poner en marcha  tus planes A, B o todos los que quieras. Nos vemos el verano que viene.

 

Afincoach_logofinal_completo