¿Por qué nos olvidamos de las vacaciones a las 2 horas de empezar a trabajar?

20150913_123546Como el verano pasado con Sara y su enfoque positivo, éste también me ha dejado buenos aprendizajes.

Ya sé que estamos en septiembre y que a todos nos encanta decir “Uff ya ni me acuerdo de las vacaciones y he empezado hoy a trabajar”.

Pues yo todavía quiero seguir hablando del verano, de las vacaciones, de lo nuevo que he conocido… dejadme que me recree otra vez! Cuesta mucho que lleguen las vacaciones, para olvidarlas en las 2 primeras horas de vuelta al trabajo.

Cambia el ” uffff ya no me acuerdo!” por algo sencillo: ¡ voy a hacer memoria!.

Si, es cierto que las pilas a veces duran poco, volvemos espléndidos de las vacaciones y a las 2 horas ya no recordamos lo bien que estábamos hace unos días. El caso es que depende de nosotros el recordarlo, el descargar las pilas o no… fíjate.

El verano, es una temporada más larga que las estrictas vacaciones, y da para mucho.

Estos meses he conocido nuevos sitios y personas interesantes. He vuelto a ver amigos que solo veo en verano, y algunos incluso que hacía años no veía. He degustado nuevos alimentos, he disfrutado de los aperitivos, de las cervezas bien fresquitas, de no muchas siestas y sobre todo, he disfrutado y pasado la mayor parte de mis vacaciones con mi familia. Ah y por fin, me he vuelto a leer un libro completo! Hacía unos cuantos años que no lo conseguía.

Y de todo esto que os cuento y que estoy visualizando cuando lo voy escribiendo, hay un hecho que casi todos los días recuerdo desde que ocurrió.

En agosto fui a un parque de diversión. Hay cosas que no haría por nadie, ni por mí misma, como es ir a un parque de diversión en pleno mes de agosto, pero por y con mis hijos sí. Así es la loca maternidad.  Es verdad que me gustan y me lo paso bien, pero seguro que ganaría la experiencia si fuera en otro mes del año.

Imaginaros el calorón, botella de agua en mano, afortunadamente no había excesivas colas, aunque en las más solicitadas si pasamos unos cuantos minutos. Lo peor era cuando la espera era al sol.

En estos parques tienes la opción de pagar más y no hacer colas. Como una puerta VIP, llegas y a la siguiente, tu turno.

El caso es que por esta puerta también tienen acceso las personas con alguna discapacidad. Y es aquí donde comienza lo bueno de este post.

En una de las atracciones más solicitadas que os cuento, hicimos varios minutos de cola, llevaderos si no fuera porque daba el sol y era como estar «a la parrilla».

Cuando estábamos esperando, subió un niño en el que no me había fijado. La chica que llevaba esa atracción se acercó a su padre para darle los zapato, por si se le caían al niño durante la atracción. Discretamente le informó, que su hijo podía acceder por esta puerta VIP que os comento. El padre también discretamente le contestó que gracias, qué lo sabía, pero quería que su hijo aprendiera a esperar como los demás. Yo miré al niño y me di cuenta que era especial.

Podría enumerar las razones por las que me pareció maravilloso.

 

afincoahc_coachingeducativoNos preocupa mucho que los niños puedan desarrollar sus habilidades, sus inteligencias múltiples, su autoestima, tan importante para que las decisiones que tomen en su vida, sean lo más acertadas posible, o como mínimo, para que tomen sus propias decisiones y sepan decir si o no.

Esta capacidad, para mí, depende en gran medida, de las responsabilidades que vayan asumiendo progresivamente. Esa responsabilidad, se la vamos dando los padres/adultos en relación a su edad, sus capacidades, y en base a nuestra confianza en ellos y también a nuestras capacidades.

En Coaching trabajamos la responsabilidad que tiene que tener el Coachee, para hacerse cargo de sus situaciones, de lo que le pasa en la vida.

En el caso del Coaching donde nuestro Coachee es un niño o un adolescente, se trabaja la aceptación de aquello que el Coachee no puede cambiar, e interviene allí donde el Coachee si puede hacerse cargo. Le acompañamos a que sea autónomo, responsable en su campo de acción.

A veces al Coachee le resulta muy complicado hacerse cargo de su situación, no está acostumbrado porque siempre se han hecho cargo por él. No sabe lo que es un reto, solo sabe de problemas. (El reto= problema + decisión de hacernos cargo de él).

Cuando nos hacemos cargo de lo que nos sucede, cuando decidimos que el problema tiene que ver con nosotros, lo hacemos nuestro y ponemos acción para solucionarlo.  Qué diferente es nuestra capacidad de reacción cuando a un mismo hecho, lo vemos como problema o como reto.

En este caso, ¿qué está haciendo el padre con su hijo? ¿Qué consigue evitándole pasar por la puerta rápida?…. no lo sé, porque eso solo lo sabe ese padre y ese hijo.

Desde mi punto de vista, le está enseñando a ser igual que el resto. Una espera al sol, será de las cosas más leves que este niño (y cualquier otro) tendrá que superar a lo largo de su vida.

Bien, enhorabuena por prepararle el terreno para los retos que le esperan. Parece un hecho insignificante, pero yo creo que está cargado de aprendizaje y de amor.

blog_reto4blog_reto3 20150913_123546

Cuando yo elijo mi actitud ante mi destino

Este verano, aprovechando las vacaciones en Alemania, decidimos visitar un campo de concentración cercano a Berlín: Sachsenhausen. No tenía claro que estuviésemos preparados ni individualmente, ni como familia, para entender lo que íbamos a ver y oír, pero también debía ser una visita que nos enseñaría mucho.

Según vas avanzando hacia la entrada, te topas con el primer contrasentido de toda aquella locura, escrito con letras de hierro en la puerta de acceso: «Arbeit macht frei», el trabajo hace libre. ¿Qué sentiría un hombre al atravesar esa verja?¿Qué entendería que podía esperarle?

Y poco a poco, te van explicando cómo hacían su trabajo los nazis para ir quitando la dignidad y el interés por la vida a los prisioneros. Las condiciones de vida eran ínfimas, no pudiendo tener ni condiciones mínimas de higiene, con estas «palanganas grandes» con aguas sucias por toda bañera, por ejemplo. Incluso el suicidio podía tornarse atractivo.

2016-08-16 13.32.36

Viendo y escuchando los horrores que ocurrieron en aquella época, y en la posterior a la Segunda Guerra Mundial cuando el campo quedó como «campo especial» del servicio secreto soviético, te viene a la mente la capacidad de superación que debieron tener aquellas personas para sobreponerse a todo el sufrimiento físico y mental que les proporcionaron.

Seguramente muchos conocéis el libro de Viktor Frankl, «El hombre en busca de sentido», en el que narra desde su experiencia las fases por las que un preso pasaba al estar en un campo de este tipo, o en campos de exterminio como donde él estuvo.

Frankl incluye el sufrimiento como algo intrínseco a nuestra naturaleza humana y como una oportunidad de desarrollo, aprendizaje y sentido. Se te hace difícil de concebir como concepto inicialmente, aunque se puede entender cuando expone que en las más aberrantes y extremas condiciones de sufrimiento y deshumanización, el hombre debe encontrar una razón para vivir, basada en su dimensión espiritual:

«…al hombre se le puede arrebatar todo excepto una cosa: la última de la libertades humanas –la elección de la actitud personal que debe adoptar frente al destino- para decidir su propio camino.»

Como dijo Nietzsche «el que tiene un porqué para vivir, puede soportar casi cualquier cómo«. Cualquier hombre puede ser feliz, sólo debe tener un rumbo marcado y una meta clara, en las que ponga todo su esfuerzo y voluntad, y siempre y cuando elija «querer vivir», podrá hacerlo felizmente; a pesar de que su entorno sea perjudicial y contrario a sus principios y valores morales. Estas bases pudieron ayudar a muchos de los que estuvieron allí dentro, gestionando una incertidumbre brutal, sobre cuándo, cómo, qué, cuál sería su destino….

Leyendo este libro, y viendo parte del horror que sintieron las personas que encerraron allí, nos da idea realmente de esa actitud que el ser humano puede elegir tener.

Si en condiciones límites puede encontrarse un porqué, muchos de nosotros estamos retados a encontrar nuestro porqué, cuando nuestras circunstancias y entorno no son tan extremas.

¿Qué nos hace felices? ¿Por qué luchamos día a día? ¿Cuál es el sentido que elegimos darle a nuestra vida?¿Qué actitud quiero tomar?

LA FÁBULA “LA RANA EN EL POZO”

Seguramente más de uno conocéis esta fábula. La leí hace poco, y aún conociéndola de antes, disfruté leyéndola de nuevo, ya que me resulta de los más aleccionadora, y también divertida, así que quería compartirla con vosotros:

«Un grupo de ranas viajaba por el bosque, cuando de repente dos de ellas cayeron a un pozo profundo. Las demás ranas se reunieron alrededor del pozo y, cuando vieron lo profundo que era, les dijeron a las ranas que cayeron, que era imposible salir, que debían abandonar y darse por muertas. Sin embargo, ellas seguían intentándolo con todas sus fuerzas. Las ranas de fuera insistían, les decían que esos esfuerzos serían inútiles, que nunca podrían salir. Una de las ranas atendió a lo que las demás decían, dejó de esforzarse, se dio por vencida y murió. La otra rana continuó saltando con tanto empeño como le era posible. La multitud le gritaba que era inútil pero la rana seguía saltando, cada vez con más fuerza….hasta que finalmente consiguió salir del pozo. Las otras le preguntaron: – ¿Acaso no escuchabas lo que te decíamos? La ranita les explico que era sorda y que creía que las demás la estaban animando desde el borde a esforzarse más y más para salir del hueco.»

La moraleja de esta fábula nos dice que una voz de aliento a alguien que se siente desanimado puede ayudarle, mientras que una palabra negativa puede acabar por destruirlo. Debemos tener cuidado con lo que decimos, pero sobre todo con lo que escuchamos.

Esta es una historia que puede tener su reflejo en muchas situaciones de nuestra vida, personal y profesional. Y en esta ocasión, cuando la leía, no pude evitar acordarme de los emprendedores, y de cómo puede llegar a aplicarse este cuento en su realidad: Aquellos de vosotros que estáis pensando en realizar vuestro sueño, o estáis ya en ello con el proyecto en marcha, ¿cuántas veces habéis oído frases de desaliento como?:

  • «Con la crisis que hay, este es el peor momento para que pienses en poner en marcha ésto»
  • «Deberías pensar en un negocio en un área en el que ya tengas experiencia, no en algo de lo que tienes que empezar por conocer su mercado»
  • «Piénsatelo bien, que necesitarás una gran inversión inicial y capacidad de aguante financiero al inicio, ¿tienes dinero suficiente?¿Que vas a pedir un préstamo?»
  • «estarías mejor trabajando por cuenta ajena»

¿Y cuántas veces las frases han sido de apoyo y confianza en lo que vas a realizar?

Así que mis preguntas para vosotros hoy son:

¿Cómo dejas que te influya lo que te dice tu entorno?

¿Cuál crees que es LA verdad a seguir? Es más; en realidad ¿qué verdad quieres seguir?

Es cierto que el emprendedor, más si proyecto se inicia como una iniciativa de autoempleo, puede sentirse solo en el camino de arranque. Y esta soledad puede ser la peor compañera a la hora de estar en disposición de escuchar una u otra conversación. Seguramente escuchará la que le lleve al análisis crítico de diferentes puntos de su proyecto (y  con ello a «auto argumentarse» en contra de seguir adelante)

Por eso, ¿QUÉ ES LO QUE ESTÁS DISPUESTO A ESCUCHAR? o quizá lo mejor en determinados momentos sea ser esa RANA SORDA, que interpreta lo que cree que está ocurriendo a su alrededor de la manera que necesita en ese preciso momento.

¿Qué te impide buscar las mejores palancas que impulsen aquello en lo que estás convencido de sacar adelante?¿Necesitas herramientas? Ponlas en tu camino.

 

Gente impresionante. Tú, ¿para cuándo?

 

Antes de comenzar a escribir más en este post, me gustaría que vieras este enlace para que estuviéramos en igualdad de condiciones.

People are Awesome 2015

gente impresionante awesome

Gente Impresionante

¿Los has visto? son personas que hacen cosas sorprendentes, gente impresionante. Después de disfrutar viéndolo estas Navidades me surgió una reflexión. Como Coach, en mi tarea de difundir el arte del Coaching, no es fácil que la persona decida mejorar o superarse de manera inmediata, que lo sienta como una prioridad. Hay razones varias. Y también hay excusas y justificaciones variadas, algunas realmente ingeniosas.

Las personas del vídeo hacen cosas realmente extraordinarias, espectaculares, que conllevan una superación diaria, una altísima resiliencia y una buena dosis de esfuerzo. ¿Qué cara pongo ahora cuando ante plantear una mejora en la vida personal o profesional me digan: no tengo tiempo, no puedo ponerme ahora con esto, uffff, imposible en este momento de mi vida, que otra cosa puedo hacer yo, que otra cosa voy a encontrar, virgencita que me quede como estoy…? no estoy ofreciendo que te conviertas en uno de tantos que salen en el vídeo, si no que te comprometas contigo y en vez de poner excusas o justificarte en tu lenguaje de víctima, perfeccionado cada año, decidas vivir este año algo diferente y bien enfocado.

 

Tú ¿para cuándo?

afincoach_para_cuando_1“El compromiso es la respuesta valiente de quienes no quieren malgastar su vida, si no que desean ser protagonistas de la historia personal y social” Juan Pablo II

Y así es, es normal que te ocurran cosas cuando el barco de tu vida va sin timón, porque no va por donde quieres, si no por donde te lleva el viento, el mar, y cualquier cosa que ocurra en tu entorno. Y  lo que te queda es quejarte, lamentarte, resignarte…. Es la pregunta de ¿Qué puedo hacer yo con todo esto que me pasa? Tomar las riendas y si lo que te está ocurriendo, no son las cosas que quieres, prueba a hacer algo diferente a ver qué ocurre. Como se dice, el No ya lo tienes.

gente_impresionante_afincoachYa se que estos días hay muchas propuestas para plantearnos que hacer este año, pero es que es un buen momento para ello. Puede ser que si no te interesan este tipo de  post, sea por miedo a la tentación de hacer algo diferente. Y si has llegado hasta aquí leyendo… sigue adelante y busca la manera para que este año no sea otro año de la marmota. Pon timón en tu barco y dirige tu vida.

El Equipo de Coaches certificados Afincoach te deseamos un buen 2016 y Coaching para conseguir lo que te propongas, con un timón de características acorde al destino al que quieras llegar y por el rumbo que tengas que navegar.

Y …..¡Disfruta del viaje!

compentencias_afincoach_2016

 

Mi incertidumbre y yo. Cómo manejarla en la era del cambio

«CUANDO NADA ES SEGURO, TODO ES POSIBLE»

Definen la incertidumbre como la falta de certeza; falta de seguridad o confianza en lo que va a pasar en el futuro. En muchos casos se relaciona esta incertidumbre con el miedo y la inquietud.

Cuando tengo establecido un orden y una serie de acciones sucesivas, cuando considero que TODO será estático y permanente hasta el fin de los tiempos, cualquier cambio en ésto me va a provocar incertidumbre, ya que las cosas no ocurrirán según tenía pensado, y controlado. Y esto me provocará miedo: «¿Qué va a pasar? ¿qué tengo que hacer ahora? ¿Cómo se hacen las cosas a partir de hoy?…». Esta actitud me sitúa en una posición de exposición, de debilidad ante lo que haya de ocurrir, ya que las emociones que sentiré en esos momentos serán negativas (miedo, presión, duda, desconocimiento, desconfianza de quien me rodea o de lo que haya de ocurrir), nada de lo que esté ocurriendo estará bajo mi control, ni podré hacer nada por evitarlo o cambiarlo.

 

Pero se da la circunstancia de que hoy en día más que nunca, nos movemos en un entorno cambiante constantemente, en el que nada es seguro y mucho menos fijo en base a lo calculado años antes.

Ante ésto, ¿cómo voy a posicionarme?¿Cómo decido enfrentarme a estas situaciones?

Seguro que quien lee ésto, se puede identificar si concretamos con algún pequeño ejemplo:

acaban de comprar mi empresa;

recientemente han reeestructurado la compañía;

el sector X, tan estable hasta la fecha, empieza a tener decrecimientos anuales a pesar de que hemos estado trabajando en aquello que antes siempre funcionó;

quiero dar un cambio en mi trayectoria profesional y emprender un proyecto de forma independiente, en una área nueva en la que no tengo tanto expertise, ¿estaré acertando con esta decisión?;

me enfrento a un cambio personal (de forma voluntaria o no) que supone un giro considerable en lo que era mi vida hasta hoy

 

Y con todo lo anterior me pregunto ¿qué va a pasar a partir de ahora?

 

Pues bien, es aquí donde mi incertidumbre puede apoderarse de mí, llevándome a la parálisis, o al agobio por esa espera «eterna» en la que no consigo encontrar las respuestas que esperaba, y el medio para volver cuando antes a lo que yo tenía, a lo que controlaba y conocía, y que me llevaba al objetivo que yo tenía por el camino recto más cómodo.

Pero como decía, hoy en día hemos de aprender a convivir con la incertidumbre, y porqué no, a sacar provecho de ella. Si acepto lo que está ocurriendo, y desde ahí aprendo a gestionar MI incertidumbre, quizá pueda entender, y ver el lado beneficioso de ello; es posible que llegue a ampliar las herramientas de las que dispongo, con el fin de avanzar hacia mi meta por caminos inesperados y que incluso me aporten algo aunque me pueda parecer inverosimil en un inicio.

Si las preguntas que me hago, en lugar de las anteriores, son ¿Qué voy a hacer yo en esta situación?¿Cómo quiero que vayan sucediendo los acontecimientos?¿Qué puedo aprender de esta situación que estoy viviendo?, con toda seguridad mi posición cambia: empiezo a liderar mi propia vida y el momento en el que estoy, y mi actitud será otra mucho más retadora. Por tanto, lo mejor para nosotros será sacar ventaja y aprender a gestionar estos momentos de incertidumbre. ¿Cómo crees que puedes hacerlo tú?

 

«No tengo estilo, por eso sigo explorando y trato de renovarme cada día. No tengo certezas y mi alimento es la incertidumbre (Antonio Ibáñez)»

¿Quieres ser el novi@ resentido en un despido?

¡Lo nuestro se ha acabado!

Igual que se acaban las relaciones personales, se acaban las relaciones profesionales. Puedes elegir ser el novio despechado o asumir la pérdida para mirar más allá.

Tu ventana con vistas con Afincoach

Cuando se cierra una puerta, se abre una ventana, y si no se abre, busca la manera de hacerlo. Sé el protagonista de ese momento inesperado de tu vida, sé el novio que ve nuevas oportunidades en vez de dejarte llevar por los acontecimientos.

Los tiempos cambian y los trabajos de por vida no parecen ser la norma sino la excepción. La oportunidad que ésto nos ofrece es un nuevo reto  y, si hablamos de reto, hablamos de Coaching.

Los Coachees (clientes que realizan un Proceso de Coaching) que se han encontrado con una situación desconocida y no prevista como un despido y en consecuencia el desempleo, logran darle la vuelta a la situación con un reto tan simple y tan complejo como “qué hago ahora”.

En estas situaciones se desencadenan ciertas variables entre las que nombraría 3:

1- El miedo ¿Qué hago ahora?

Posiblemente el miedo se apodere de ti ante esta nueva situación y el miedo en altas dosis o te hace huir o te bloquea. El miedo es una emoción, y las emociones no son malas o buenas, las emociones están ahí, lo bueno o lo malo es lo que tú hagas con ellas. Qué posibilidades te abre y cuáles te cierra.

Un poquito de miedo no está mal para que te pongas las pilas y salgas de tu zona de confort.

Los Coachees en ese momento vienen bloqueados, noqueados, no pueden entender, están en la fase de la negación, de la angustia o de la ira: «no puede ser».

El primer objetivo en un Proceso de Coaching, suele ser salir del desbloqueo, de la angustia, de la rueda de pensamientos negativos en la que están inmersos.

El Coachee encuentra oportunidades que no se había planteado nunca porque el Coaching amplia miradas.

2- La autoconfianza ¿No Valgo?

Claro que sí! Tú eres muy válido. Para alguien en un momento concreto lo que estabas haciendo no le resultaba valido por una razón X, para otro sí valdrá.

Sin embargo esta pregunta ronda en la mente del Coachee y si no se da respuesta, debilita su autoconfianza.

En Coaching decimos que la confianza en Coaching tiene 3 patas: el histórico, la competencia y la sinceridad. Posiblemente las 3 se ven debilitadas con un despido.

El histórico porque no se han visto antes en esta situación, no encuentran en qué apoyarse para decir, yo puedo con esto. El Proceso les ayuda a encontrar ese histórico que no ven porque solo miran en una dirección.

La competencia se puede debilitar, si entienden el despido como una falta de competencia profesional por su parte. En el Proceso se dan cuenta que esa percepción de falta de competencia está basada en la opinión de otros.

La tercera pata es la de la sinceridad, ¿he actuado como pensaba? ¿He sido sincero conmigo mismo? Y ahora, ¿actúo según pienso?

En el proceso acompañamos al Coachee a revisar estas 3 patas y si están dañadas, a que encuentre cómo repararlas, a tomar conciencia de sus logros, por pequeños que sean,  afianzando así su confianza. Ésta es su base para plantearse retos, destinos y recorrer el camino.

3- El resentimiento ¿Por qué? ¿Por qué a mí?

Aparece el resentimiento (sentimiento de enfado hacia alguien o algunos por la ofensa o daños sufridos) contra esos que han sido parte de sus vidas, de su rutina, de su día a día, se produce la ruptura.

A través del proceso de Coaching se llega a la aceptación de lo ocurrido. Se liberan y perdonan a la empresa para pasar página, aunque ésta no lo merezca. Curiosamente no están resentidos por el despido, tras el shock aceptan que la empresa quiera prescindir de ellos .

Son las formas las que causan el resentimiento: la falta de razones coherentes, y escatimar o rascar euros al despido. No quiero desviarme del tema. Quizá pueda ser este efecto desmotivador asunto de otro post.

Tanto el miedo, la falta de autoconfianza y el resentimiento, pueden ser objetivos a trabajar en los Procesos de Coaching en un despido. El Coaching acompaña al Coachee en ese momento de cambio: en la búsqueda del nuevo destino, en recorrer el camino, apoyarse en sus fortalezas, mirar de frente sus limitaciones y por qué no, aprovechar sus aparentes debilidades.

Un profesional que ha pasado por un despido tiene en su haber un aprendizaje personal y profesional extra, un punto de inflexión que bien enfocado se convierte en un oportunidad de mejora.

Mejorar la versión de ti mism@

Maty-Tchey
Foto tomada de asnie.org

 

@asnie_org @MatyTchey @xavierguix #CoachingEjecutivo #CoachingPersonal #mejorar

Hace unos años estuve, como acostumbro, en una de las maravillosas conferencias gratuitas de ASNIE (Asociación Nacional de Inteligencia Emocional) con los que colaboro hace tiempo.

En aquella ocasión fue @MatyTchey quién nos dio el subidón mensual con el que solemos salir de estas conferencias, quedándonos cada uno con nuestra reflexión particular.

Había oído hablar de ella en varias ocasiones, muy positivamente por cierto, lo cual animó más mi curiosidad si cabe. Fue una conferencia muy chula con principio y final como solo ella sabe hacer, o como solo ella se atreve a hacer.

El contenido y formato de la conferencia fue muy interesante.

Sigo recordando 2 momentos que me han acompañado a lo largo de este tiempo.

1- La versión de ti

Yo lo entendí como tu estado actual. Es muy clarificador, ¿qué «tú» eres ahora? Ser una versión mejorada de ti implica mejorar cada día, una tarea arriesgada con lo bien que se está donde ya te conoces bien, donde te levantas, haces lo que está escrito,sigues tu rutina, estás en la queja de “necesitaría días de más de 24 horas” (algo que como Coach me suena a excusa baratilla y comúnmente utilizada), y caes redondo en la cama sin poder mirar más allá de tu rueda diaria (como los felices hamsters).

El caso es que pensé, ¡claro! ¡puedo seguir siendo yo misma!, ¡no necesito cambiarme por otra!, sino ¡solo mejorar la que ya soy! La experiencia y los años valen algo más que para comprar cremas faciales con componentes difíciles de pronunciar. ¡Qué alivio! Como eso que está de moda: todo suma. Solo tengo que ser consciente de lo que no me está llevando a lo que quiero ser, hacer las cosas de manera diferente, pero ¡seguir siendo yo! ¡Maravilloso! Y con esa tranquilidad voy limando esas cosas que muy bien explicaba en su artículo de este fin de semana en @el_pais @xavierguix,  y que recomiendo “La tiranía del «me sabe mal”: “somos seres en proceso, que aprenden de si mismos” . Pues claro! Si no de quién vamos a aprender! A mi me ha costado asumirlo, pero es cierto que hay que equivocarse para aprender. Y añadiría que hay que mirar atrás, con esa mirada, para tomar conciencia del aprendizaje, si no, nos volverá a pasar, porque no habremos aprendido de ello, solo sentimos que nos nos ha salido bien y que hemos fracasado. Me he desviado un poco. Vuelvo.

Resumiendo: hoy se que soy una mejor versión de mi misma.

Me sorprendió la respuesta de Maty cuando le preguntaron si ya estaba en su mejor versión, y ella contestó algo así como, todavía estoy lejos, y yo pensé, cómo puede decir eso, ¡si es estupenda!No era falta de autoestima, es retarse cada día a mejorar. Pues si, siempre estaremos lejos de nuestra mejor versión aunque hoy seamos una excelente y mejorada versión de nosotros mismos.

2-«Lo he hecho lo mejor que he sabido»

Para dominar la exigencia que a tantos nos tiene colgado de los más profundo, Maty me dio otra fórmula mágica “ lo he hecho lo mejor que he sabido”. Eso también es liberador, me llena de tranquilidad, de relax, de complicidad conmigo misma, de mi palabra preferida como Coach: ¡LIVIANDAD! Maravillosa palabra poco utilizada. Se define como poco peso, ligereza… y en el diccionario del coach es cuando miramos los acontecimientos de la vida restándole, rebajándole peso, importancia, transcendencia. ¡Qué mágica es la vida desde esa mirada!.

Estas son las 2 reflexiones que quería compartir con vosotros, contigo.Si te sirve te las quedas y si no las olvidas, (como el Feedback)

Y ahora te pregunto,

¿estás dispuesto a mejorar tu versión?

A través de los procesos de Coaching de Afincoach te haremos vivir y sentir esa experiencia, te acompañaremos a encontrar esa mirada liviana, y desde allí llegar a la versión que te propongas. Todo un reto para quién se atreva a salir de la rueda del hamster, comunmente conocida como «mi zona de confort»!

Espero vuestros comentarios que tanto me enriquecen. Gracias.

cropped-Afincoach_logofinal_completo3-e1419203298498.jpg