Encajar las piezas: Mujer, Madre y Trabajadora mediante la Aceptación.

20150910_190224_resized

Hace unos días me propusieron una de las entrevistas de radio que me ha hecho más ilusión por tratar de #Mujeres y #Coaching.

ICF en sus objetivos básicos de promover el arte, la ciencia y la práctica del Coaching, colabora semanalmente con Onda Mujer, que es la primera radio digital hecha por y para mujeres.

El tema a tratar: como encajar las piezas de Mujer- Madre- Trabajadora. La respuesta: la Aceptación.

Este espacio radiofónico llamado “Coaching” está conducido por Laia El Qadi Cueto y cuenta con la colaboración de María López Herranz, Past Presidente de ICF, y Cris Moltó, Vocal de Marketing y Comunicación de la Junta Directiva de ICF.

Os dejo el enlace: http://prnoticias.com/podcast/ondamujer/coaching/20146141-aceptamos-madre-mujer-trabajadora

Aceptación Vs Tolerancia.

En Coaching decimos que la Aceptación legitima la diferencia con el otro. Acepto que soy diferente al otro.

En este caso, me refiero a la Aceptación que legitima la diferencia con mi yo anterior. Cuando el “otro” somos nosotras mismas, porque ahora además de mujer trabajadora, somos madres.

En nuestra sociedad la tolerancia tiene un significado diferente a la tolerancia como distinción de coaching. Tolerancia es una conflicto en diferido: convivo con lo que no me gusta. Voy llenando «mi mochila» de cosas que estoy haciendo que no me gustan o que no me gusta como las estoy haciendo. (no llego a todo, me he olvidado de esto, estoy muy cansada y no me aguanto ni yo, soporto que me juzguen como menos profesional que antes de ser madre, no veo más allá de la próxima hora, no tengo capacidad de planificación e incluso de decisión, no tengo objetivos).

En resumen, no acepto que ahora soy diferente. Vivo en la Tolerancia.

Utilizo el vocabulario del “deber”..Tengo que ser una excelente profesional, tengo que pasar tiempo con mis hijos, tengo que ser una gran madre…tengo que, tengo que, tengo que…. todo con el lenguaje de la obligación. Agotador.

Vivo en la exigencia de hacerlo todo “perfecto” y tenerlo todo bajo control. Veo lo que me dejo por hacer, lo que me falta para …., arrastrada por el día a día, diciendo a todo que si, y si digo que no, sintiéndome fatal, alabando y reconociendo lo que hacen otr@s, comparándome sin darme cuenta en lo que destacan o en lo que les va bien, culpabilizándome por las expectativas no cumplidas…..

Todo esto mal enfocado nos hace llevar una pesada losa día a día.

Así es como llega una mujer a un Proceso de Coaching, con un lenguaje negativo sobre su vida y sobre ella, y con un lenguaje de víctima: “qué puedo hacer yo, el día a día puede conmigo”.

¿Qué se trabaja en el Proceso de Coaching?

La Aceptación de ella en este momento en el que está. El coaching no es café para todos, por lo que para cada mujer, esta Aceptación tiene sus componentes particulares, que los agrupo en:

Vivir esta nueva etapa como una oportunidad de aprendizaje. Desde la mirada de novata, porque somos novatas realmente, no nos hemos encontrado antes en esta situación. Los errores son errores de los que aprendo, y no fracasos como madre y como profesional, con alto contenido de culpabilidad.

Reforzar la autoestima, en cuanto al reconocimiento de todo lo bueno que hacemos, de cómo nos esforzamos y que lo hacemos de la mejor manera que sabemos.

Cambiar el Deber por el Querer: estar donde quiero, y no hacer lo que quiero, si no querer lo que hago.

Desde ese querer, establecer los objetivos de nuestra vida, del largo plazo, y del día a día es fácil. Esto nos permite priorizar, organizarnos, mejorar la gestión de nuestro tiempo, porque lo que hacemos, lo hacemos bajo el foco de nuestros objetivos.

Incorporar 2 distinciones que marcan el antes y el después de un Proceso de Coaching:

La excelencia frente a la exigencia, y la Liviandad.

Vivir en la Excelencia es vivir hoy de la mejor manera que sé, a través de la confianza en mí misma y en los demás, sabiendo que soy muy válida y que si algo no ha salido como esperaba, puede hacerlo de otra manera y obtendré resultados diferentes. Celebrando los éxitos por muy pequeños que sean.

Liviandad es la emoción que permite disfrutar del día a día, estar presente y atenta en lo que estoy haciendo en este momento, poniendo humor incluso cuando me equivoco, pensando que en cada error hay una oportunidad de aprendizaje. Restando transcendencia a lo que ocurre.

Ser la protagonista de su vida, que implica responsabilizarse con lo que hago y con lo que no hago.

Este post y la entrevista de Onda Mujer, habla de las mujeres con las que como Coach he trabajado en Procesos de Coaching ya sea a nivel Ejecutivo o a nivel Personal. Y también habla de mí, porque yo antes de ser Coach, fui Coachee (persona que realiza un proceso de Coaching).

Hacer el Proceso de Coaching me permitió desenroscar los nudos que se habían hecho en mí en esa vorágine en la que me tiré de cabeza cuando comencé el mejor camino de mi vida que es ser madre. (Y a desenroscar algunos anteriores también).

Me ha dado las herramientas para decidir cómo quiero vivir: disfrutando de lo que hago desde la Excelencia y la Liviandad.

Ser Coach Ejecutiva por ICF, me da la oportunidad de aprender todos los días de las personas con las que trabajo, y el gratificante regalo de ver como las mujeres, tienen un alto compromiso con lo que se proponen y cuando encuentran el acompañamiento necesario que ofrece el Coaching, llegan más allá de lo que se habían propuesta al iniciar el Proceso. Y como efecto secundario: se sienten bien.

Os dejo la entrevista que ha sido la causa de este Post.

Gracias a ICF por contar conmigo.

http://prnoticias.com/podcast/ondamujer/coaching/20146141-aceptamos-madre-mujer-trabajadora

Puedes solicitar una sesión de Coaching gratuita a través de nuestra web www.afincoach.com para saber qué puede hacer el Coaching por ti en concreto.

Hablemos de Innovación y Creatividad en el Aula. Hablemos de #CoachingEducativo

nuevas posibilidades en entornos educativos
nuevas posibilidades en entornos educativos

En mayo se celebró en Valencia el primer Congreso Braining: I Congreso Internacional de Innovación y Creatividad Educativa. Me gustó mucho el enfoque ya que se habló de diferentes temas de actualidad en Educación, desde un marco de mejora, y desde la experiencia de los ponentes.

Allí se habló de mirar a Finlandia, de cambiar antes de innovar tecnológicamente, del aprendizaje cooperativo, del aula sensible, de aulas felices, de la empleabilidad del alumno desde esa Formación Profesional tan mal “publicitada” en nuestro país, de Inteligencia Emocional que brilla por su ausencia en cuanto a formación del docente, de nuestro #coachingEducativo, de migración a tablets vs libros…. Interesante, ¿no?

Por problemas de agenda no puede asistir a la totalidad de las ponencias, cosa que me fastidió bastante dada la calidad, y por eso habrá temas que allí se expusieron que no puedo mostrar en este post.

Alguno de los tema que allí se trataron fue la necesidad de cambio, de mejora, de actualización….llámese como quiera: hacer cosas diferentes en Educación. Primero porque hay que innovar por propósito y 2º porque hay que actualizarse por obligación. Los tiempos y las tecnologías han cambiado, eso es un hecho.

¿Y cómo podemos hacer cosas diferentes?

Finlandia

Por ejemplo, sobre mirar o no a Finlandia hubo discrepancias, uno a favor de mirar y coger lo que nos vale a nosotros, y otro ¿para qué mirar hacia un país tan diferente? Bueno yo pienso que para coger ideas ¿Qué tiene de malo mirar a quien parece que lo está haciendo bien? Otra cosas es querer copiar un modelo tal cual con unas variables tan diferentes a las nuestras. Hablaron de detectar la necesidad para darle la solución. Si detectas la necesidad del alumno, o del docente, podrás proporcionarle lo que cubra esa necesidad, su solución. Hablamos de Educación Personalizada, lo contrario del café para todos.

El aprendizaje cooperativo e interactuar

como nuevas formas de aprendizaje para interiorizar y no para memorizar. El Programa Aulas felices, la Psicología Positiva en las Aulas,si te interesa, puedes descargarte el Programa SATI de manera gratuita, es maravilloso. El aula sensible,

La tecnología como herramienta

Como herramienta de cambio y no como fin. ¡Qué cierto! ¿De qué me vale cambiar libros por tablets si la metodología es la misma?¿Si mi objetivo o mi perspectiva es la misma? Si el fin es que lean o que escriban en la tablet en vez de en papel, ¿cuál es el cambio? Nos dicen que en tal colegio ya trabajan con tablets y nos parece que ya están innovando. Ese es el exterior, lo que vemos, hay que hacer una innovación más profunda antes de esta migración. ¿Se ha hecho? Allí definieron los colegios innovadores como aquellos que saben dónde están y a donde quieren ir, definir el proyecto y comunicar el objetivo…. parece fácil, pero ¿cuántas veces se hace?. Los colegios tienen que trabajar orientados a objetivos, objetivos educativos pero objetivos al fin y al cabo como los que tiene el director financiero, el de compras, el Gerente de una empresa etc.

Para muestra un botón

Tuvimos en vivo y en directo la experiencia de aprender 1500 phrasal verbs en 20 minutos, alucinante ¿no?, pues real. Aprender la lengua inglesa no como lengua extranjera si no como una lengua materna más. ¿Qué diferencia hay? Pues además de la forma de llamarlo, como sabéis el lenguaje no es inocente y nos predispone de una forma diferente según lo nombremos, a no traducir lo que queremos decir,  si no a construirilo con mente inglesa, si, si se puede…. . Si ves en acción a Simon Robert Ferdinand te convencerás. Yo creo que esa forma de interiorizar el aprendizaje es la misma que se puede aplicar en otras materias, cuando lo hago mío.

La ausencia de Formación en Inteligencia Emocional para docentes

Y para ir terminando , un asunto que me llamó mucho la atención fue que los docentes que estaban en este Congreso (no olvidemos que el congreso es de Innovación y Creatividad) no habían recibido formación en Inteligencia Emocional. Esto es una muestra y un resumen de lo que pasa actualmente.

Queremos que los alumnos desarrollen las inteligencias múltiples, competencias, habilidades…. Pero ¿quién es el primero que ha tenido que desarrollarlas? ¿Quién es el primero que tiene que trabajar cooperativamente (en Equipo) para poder guiar al alumno? Y ¿cómo se les puede pedir que muestren Inteligencia Emocional, que sean ejemplo para sus alumnos y mucho más complicado, que las desarrollen en ellos?

 

¿Por dónde empezamos la reforma de la casa? ¿Cómo puedo pedir a la casa que soporte más pisos si sus cimientos necesitan refuerzo, nuevos materiales, alianzas….? ….no basta con imponer metodologías y tecnologías…. Estamos hablando de personas que necesitan herramientas, y saber cómo utilizarlas, cada una podrá hacerlo de manera diferente. No solo el colegio debe saber dónde está y a dónde quiere ir, también lo necesita el docente.

 

Dicho todo esto, para mí el reto mayor en los colegios es la gestión de personas y de los cambios que necesitan para llegar a donde se propongan, a donde quieran ir o a donde les pidan que vayan. La imposición se queda en la superficie.

Haciendo lo mismo obtendremos lo mismo, haciendo cosas diferentes obtendré resultados diferentes. ¿Dónde quiero ir? ¿A dónde quiero que llegue mi equipo? ¿Cómo puedo dejar que mis alumnos aprendan y crearles el contexto?

Nuevas metodologías y tecnologías te dan el qué, el Director o equipo directivo te da el cuándo, y el cómo te lo damos nosotros a través del Coaching Educativo. ¿Qué te falta para llegar a lo que quieres conseguir o a lo que quieren que consigas? Tranquilo, déjanos mostrártelo.

No puedo acabar sin mencionar la ponencia sobre #CoachingEducativo que hizo maravillosamente Juan Fernando Bou, mostrando lo que el Coaching puede hacer en los coles, desde la aceptación Vs tolerancia y desde la desaparición del resentimiento. Eliminarlo es un punto de partida para cualquier proyecto de cambio. Hay que partir de un nuevo cero, y si hay resentimiento partimos de menos algo.

Recuerda que en Afincoach te ofrecemos un taller gratuito de sensibilización para que sepas que es Coaching, como trabajamos desde Afincoach  y qué aportaría en tu colegio, en tu Equipo Directivo, en tu Equipo Docente, en tus alumnos y familias, en particular. Aquí tampoco vale el café para todos. Permítenos conocer tus necesidades y tus objetivos para proponerte soluciones que sumen a vuestra experiencia y llegar más allá de lo que os habías propuesto.