Transformación

 

sollogo

Son muchas las frases impactantes que navegan por las redes (Facebook, linkedin, twitter, …) y que te hacen pensar al menos durante unos segundos, tal vez un par de minutos, como por ejemplo:

“Una mente negativa nunca da una vida positiva. Cambiando la actitud, cambiamos nuestra suerte”.

“La vida nos presta momentos. Tú decides, conservar las grandes y bellas experiencias o quedarte anclado a la tragedia y al dolor” (Talge).

“Los limites más grandes son los que tú mismo te pones”

“Nunca dejes de sonreír, nunca sabes quién se puede enamorar de tu sonrisa”

¡There´s no magic formula for great Company culture. The key is just to trear your staff how you would like to be treated” (R. Brandson)

…. Y así un largo etc.

Sin embargo tras ese pequeñísimo momento, te olvidas y vuelves a la rutina. ¿De qué sirve entonces? .

Hasta que no experimentas el coaching, hasta que no dejas que te atraviese y te transforme, esas frases no significan nada en tu día a día. Sin embargo, cuando decides cambiar tu lenguaje, tu actitud ante la vida, tus relaciones, aceptando a los demás como son, sin juzgar, sin creerte mejor ni peor, entonces Sí, esas frases las haces tuyas, las vives cada momento del día, son tu misión y visión conectando con tus valores y lo mejor de todo, lo irradias y compartes con todos los que te rodean y entonces te sientes “pleno”.

Es increíble cuando nos juntamos el grupo Afincoach y entablamos una conversación, muchas palabras nos resuenan nuestras, cómplices, con significado especial que solo nosotros entendemos y llenas de contenido y fuerza. Una mirada, un silencio, un entorno… y los cuatro lo entendemos de la misma manera.

Nuestra misión en la vida, después de haber desarrollado puestos directivos en empresas privadas de muy diferentes sectores y detectar la mala comunicación desde los líderes hasta en los pares, es compartir este aprendizaje no solo en las empresas, también en  los colegios y la vida privada.

La mayoría de los directores de recursos humanos de las empresas del Ibex 35 ya son coach y están formando a sus equipos en estas habilidades y entonces reflexionamos y nos preguntamos:

¿A qué esperan todos los demás?

 

Deja un comentario